Política

“En Navantia deberían estar construyéndose cientos de miles de aerogeneradores, no barcos de guerra”

Mateo Quirós, 'número 1' en la candidatura gaditana de la coalición EQUO-Iniciativa el próximo 2D, defiende la fuerza alternativa que representa, "decimos a la ciudadanía lo que no les dice nadie", y destaca el buen momento que vive la ideología 'verde', "también en España llegaremos al 20% de los votos"

Mateo Quirós, madrileño nacido hace 52 años, maestro de Primaria y ex entrenador profesional de baloncesto (ha entrenado al Estudiantes o al Atlético de Madrid cuando tenía sección de baloncesto), es el cabeza de lista de la candidatura gaditana de la coalición EQUO-Iniciativa en las autonómicas del próximo 2 de diciembre. A caballo entre Puerto Real y Rota, lidera el proyecto de cambio ecoandalucista desde Cádiz, junto a otras compañeras como Sara Algaba, Juan Carlos Romero e Isabel Galavís.

Entró en EQUO un 4 de junio de 2011, justo cuando alumbró el proyecto de reunificación de casi todos los proyectos de ideología verde de España. Lo hizo, cuenta, “porque encontré en EQUO el partido que representaba todas mis ideas, no políticas, porque no me considero un político como tal, pero sí mis ideas vitales, de qué es lo que hay que hacer para poder resolver los problemas que tenemos”. Y lo que hay que hacer, profundiza, parece hasta más sencillo de lo que muchos querrían vendernos. 

En esta entrevista habla de las alternativas sociales y económicas para combatir las tres crisis reales que padecemos, la climática, la ecológica y la ambiental, y recuerda que su organización trabajó hasta el final en el proyecto de bloque común de Adelante Andalucía. Luego, los puestos de la confluencia plural se los repartieron entre dos.

¿Qué pueden esperar los andaluces, y especialmente los gaditanos, de vuestro proyecto?

Pues pueden esperar que les hablemos de las crisis reales que hay y de las soluciones que se deben proponer. Son crisis de las cuales no va a hablarles nadie: la climática, la ecológica y la ambiental. Todo el mundo va a centrar sus discursos en debates estériles de crisis económica que, en realidad, está basada en estas tres grandes crisis, y desde Equo vamos a ofrecer alternativas y propuestas para solucionarlas, dando solución, a su vez, a la crisis de empleo, económica, de desigualdad y de desilusión que tiene la gente ahora mismo.

¿Cuál serían algunas de esas propuestas?

Pues muy sencillas: la crisis climática en la que estamos envueltos, que es la mayor de nuestras amenazas, es para Equo-Iniciativa una oportunidad porque pasa por poner en marcha simplemente los acuerdos de París en la COP23, que pasan por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, aumentar la producción con energías renovables, de las cuales somos ricos para exportar en Andalucía y en Cádiz, y mejorar la eficiencia energética a través del I+D+i en las universidades y a través de generar empleo en el sector de la construcción para la rehabilitación energética de edificios.

En cuanto a la crisis ecológica, hay que decir claramente a todo el mundo que estamos sobreexplotando nuestros recursos naturales, generando deudas a las siguientes generaciones, y tenemos que tender a decrecer en este consumo energético, de productos, de bienes de servicio, y crecer en el mundo de los cuidados, de la comarcalización de toda esta distribución de materias primas, para consumir menos combustible y generar empleo local digno, sostenible y de calidad.

En cuanto a la crisis ambiental, hay que resolver el grave problema de contaminación de nuestros recursos, de nuestra tierra, de nuestra agua, contaminada por tóxicos que se utilizan en la agroindustria, o por venenos que se usan en las ciudad, o por los solos usos del plástico, generando también empleo mediante sistemas de depósito y retorno de envases o evitando empleos mecánicos.

“Esta es una crisis ecológica basada en el crecimiento infinito, que es imposible”

La política ecológica tiene un punto utópico si se padece cómo funciona el sistema y cómo diseñan las políticas los partidos tradicionales que se alternan en el poder, ¿no cree?

Lo utópico es pensar que seguiremos creciendo infinitamente en un mundo que tiene límites y que los hemos sobrepasado ya, como con la contaminación y la producción de bienes de consumo elaborados. La tarta que se quieren repartir ya ha llegado a los límites del horno. Esta es una crisis ecológica basada en el crecimiento infinito, que es imposible. En ese choque llevamos once años, en la mal llamada crisis económica, quitando derechos en el empleo o en la libertad de expresión, o con impuestos injustos que van a la banca, sin reparto equitativo, quitándonos tartas para ellos seguir teniendo otro trocito.

¿Qué futuro queremos? ¿Un futuro verde con empleos dignos y con igualdad, u otro donde el 99% luchemos por el último mendrugo de pan y por el último vaso de agua? Desde Equo creemos en el primero de esos mundos, donde haya cooperación, colaboración, se tienda a la igualdad, y seamos conscientes de que los recursos son finitos y hay que usarlos en la menor manera posible. Esto cada vez más gente lo tiene claro. De hecho, la ideología verde en los últimos tiempos ha sido la gran triunfadora en todos los procesos electorales en Europa: Austria, Alemania, Bélgica, Holanda, Suecia…¿Por qué? Porque se contrapone un mundo gris con otro verde, y la gente, con el sentido común, dice: el mundo gris no lo quiero, no tiene futuro.

Cuando habla de que nadie hablará de eso en campaña o en sus programas electorales, imagino que se refiere también a los poderes fácticos que presionan para silenciar todo esto…

Claro, por eso te he dicho que EQUO va a decirle a la ciudadanía lo que no le va a decir ninguno de los otros proyectos políticos. Ellos van a decir lo mismo para solucionar lo que nos ha traído hasta aquí: paro que ha traído miseria, miseria que trae violencia con el tiempo, y emigración de nuestro futuro personalizado en los jóvenes que tienen que irse de Andalucía a buscar trabajo.

Eso hay que revertirlo, hay que aprovechar nuestros recursos, hay que ser soberanos energéticamente, alimentariamente, y hay que mejorar la movilidad sostenible en el transporte público, los circuitos cortos de distribución, la rehabilitación energética de edificios, el aumento del I+D+i, y tener una soberanía económica con una renta mínima básica y universal, y una renta máxima, de la cual no va a hablar nadie, con un techo máximo de sueldo a partir del cual el IRPF sea un 100%, para igualar a la sociedad que ahora mismo es muy desigual, y más en Cádiz, con un desempleo estructural cercano al 30% y del 60% en la tasa de paro juvenil, lo cual es insostenible.

“Cualquiera que salga a la calle ve que el cambio climático ya está aquí”

Por último, también proponemos la soberanía política en base a un cambio de la ley electoral con el que las minorías y las no minorías, todos los máximos partidos, estén representados en la mayor cantidad posible para que haya un debate real de diferentes puntos de vista que den foco a la solución de los problemas que hay. Ha habido durante 40 años en esta tierra un foco único alimentado por el PSOE y nosotros queremos cambiar eso y además introducir el escaño 110 en el Parlamento, que sea un escaño para la ciudadanía que vaya al Parlamento y exponga sus propuestas y opiniones ante los debates que haya en el plenario de la Junta de Andalucía. De todo eso no va a oír hablar la ciudadanía por parte de otras iniciativas políticas, pero Equo-Iniciativa sí lo pone sobre la mesa.

Ha hablado del auge de la política verde en cuanto a porcentaje de voto en parte de Europa. ¿Por qué cuesta tanto que la política ecológica llegue a las instituciones españolas, a diferencia por ejemplo de esos países del centro y del norte de Europa a los que aludía?

La ecología política lleva en esos países 30 o 40 años desarrollándose. En España, Equo nació en 2011 como la unión de casi todos los partidos verdes que había en España, y desde ese año pertenecemos al partido europeo. Siete años en política y en la sociedad es poco recorrido. Empezamos sin nada y ahora tenemos voz en las instituciones: un eurodiputado en Bruselas, en el Congreso tres diputados, en el Parlamento Andaluz teníamos a Carmen Molina hasta que se ha disuelto el Parlamento, tenemos más de cien concejales por toda España, estamos en el gobierno del Ayuntamiento de Madrid, gobernamos en la comunidad autónoma de Valencia y Baleareas, gobernamos en Puerto Real…

“En España también llegaremos al 20% del voto verde porque si no llega, no habrá voto, la sociedad tal y como la conocemos colapsará, es cuestión de décadas”

No es mucho, efectivamente, pero para siete años creo que es un buen recorrido. Y un buen recorrido en el que hemos hecho mochila de trabajo, esfuerzos y conocimiento, y toca ya cambiar el sentido del voto. No sé si será en 2018 o en 2020 pero no dudes nunca que en España acabaremos haciendo, a la zaga si quieres, lo mismo que en Europa. Llegaremos al 20% del voto verde porque si no llega, no habrá voto, la sociedad tal y como la conocemos colapsará, es cuestión de décadas.

Quirós, en una visita al Parlamento Europeo.

El proyecto industrial de Las Aletas, en la Bahía de Cádiz, quedó enterrado por imperativo del Supremo, tras una denuncia de los ecologistas, y se recupera uno nuevo, al parecer, aún más insostenible. ¿Qué alternativa planteáis?

Me agrada esta pregunta porque precisamente nosotros tenemos un proyecto alternativo que se denomina Las Aletas Real y Sostenible, que presentamos justo hace ahora un año y que se basa en los principios que te acabo de decir. Se basa en no hacer otra vez más de lo mismo, que es lo que pretenden PSOE y PP con un macropolígono industrial, cuando no nos hace falta en Cádiz más construcciones de este tipo. Tenemos suelo industrial vacío disperso por toda la Bahía de Cádiz y lo que hay es que aprovecharlo con un proyecto alternativo en clave de Bahía, basado en los principios de la ecología política como pilares fundamentales para su desarrollo y, a partir de ahí, utilización de energías renovables, aprovechamiento de los esteros para acuicultura, poner en valor la cultura tradicional de los marisqueadores, utilizar los fangos como lodos saludables… todo eso unido al turismo sostenible, con visitas a unos molinos de mareas que se rehabiliten.

El proyecto está desarrollado en más de 300 páginas y lo presentaremos en el Congreso como proposición no de ley mediante Unidos Podemos. A final de noviembre presentaremos este proyecto también en el Congreso Nacional de Medio Ambiente, que lo ha elegido entre los seis más importantes y con mayor valor ambiental y de promoción del cambio de gobernanza de España. Son muchos colectivos ciudadanos los que han ayudado a crear este documento base del proyecto y seguro que va a tener éxito porque no se puede hacer más de lo mismo que nos ha traído hasta aquí.

Alternativa para Las Aletas: “Son muchos colectivos ciudadanos los que han ayudado a crear este documento base del proyecto y seguro que va a tener éxito porque no se puede hacer más de lo mismo que nos ha traído hasta aquí”

¿Algún día empezaremos a creernos de verdad lo del cambio climático? Documentales como La gran ola han puesto el foco en la amenaza que representa, por ejemplo, para zonas de costa como las de Cádiz y Huelva.

La crisis climática ya es presente. Cualquiera que salga a la calle ve que el cambio climático ya está aquí, no hay que poner datos científicos ni ver tres documentales. Ahora cuando llueve la pluviometría es muy acusada en muy poco tiempo, luego hay épocas de sequía muy prolongadas, los acuíferos cada vez disminuyen más a pesar de esos aportes de agua brutales, el primer huracán con categoría uno que toca España fue Leslie hace unas semanas, aunque se desvió en el último momento… No hace falta más discurso, la gente ve, nota y siente que el cambio climático está aquí y eso significa los desastres económicos que se están reproduciendo, la desaparición de playas, acantilados, las reparaciones que salen de nuestros recursos públicos, los aportes de arena en toda la zona litoral de Andalucía… Hablamos de millones y millones de euros que pagamos todos y cada uno de nosotros. ¿Por qué? Porque no hay ninguna inversión multimillonaria para adaptarnos a esta situación. Cuando más tiempo tardemos en darnos cuenta de que hay que invertir para defendernos de este enemigo común, más caro nos va a salir.

Hasta hace poco, responsables políticos seguían negando esta realidad.

Creo que ya no lo niega nadie porque es negar la evidencia. La crisis climática es presente. Habla con cualquier campero, el nivel de plagas cada vez es mayor con la mayor subida de temperaturas. Las chumberas están desapareciendo, el picudo rojo no deja de cortar palmeras… todo es debido al cambio climático. Y el ser humano es un ser ecodependiente, somos parte de la naturaleza, y si ésta cambia, nosotros también. Desde Equo creemos que estas amenazas son oportunidades, de generación de empleo, de cooperación y de quitar la cara gris que tiene la gente, reilusionándola. La gente no cree y no se ilusiona porque todos los proyectos políticos les han fallado; nosotros le decimos lo que no les ha dicho nadie.

El debate, al final, es: mejor tener trabajo, aunque sea fabricando barcos de guerra.

¿Por qué sale la gente a la calle pidiendo construir barcos de guerra, porque quiere matar a la gente en Yemen? No, porque quiere comer. El debate es: o hay un plato de comida en la mesa, o no construyo un barco de guerra. No, ese no es el debate. Puede haber empleo digno y sostenible porque una persona que sabe construir barcos, también sabe deconstruirlos; si los armadores en vez de tirar los barcos a las playas de Mauritania, cuya contaminación nos llega, se lleva a Navantia para sacarle las materias primas y se venden también se genera carga de trabajo. Como soldador también sabes soldar planchas de una aerogenerador eólico, no solo construir buques para Arabia Saudí. ¿Sabes cuántos deberían estar construyéndose en Navantia? Cientos de miles, para España y para toda Europa. Habría que exportarlos a todo el mundo y eso es lo que tenía la gente que salir a la calle a reclamar, no barcos de guerra, pero como nadie le ha dicho que ese proyecto es realizable, pues la gente pide barcos de guerra porque algo tendrá que comer. El debate es, ¿quiero empleo digno o empleo de guerra?

“Si cualquier persona mira las listas verá que esa alternativa plural es una alternativa bipartidista, todas las posiciones de salida de las ocho provincias andaluzas están copadas por IU y Podemos, es una alternativa creada por y para dos partidos”

¿Cómo se ha vivido el fallido proceso de confluencia con Adelante Andalucía? ¿Era imposible reverdecer el espacio político del cambio?

EQUO es un partido que apostó desde el primer momento por la cooperación política, pero también por la ciudadana y la sindical. Las tres grandes crisis que tenemos encima no pueden solucionarlas un solo partido político, por mucha mayoría que tenga. Se apostó desde el primer momento por la cooperación política, pero también por la ciudadana y la sindical. Las tres grandes crisis que tenemos encima no pueden solucionarlas un solo partido político, por mucha mayoría que tenga. Por tanto, siempre hemos sido personas y colectivos que generamos confluencia porque está en nuestra naturaleza, y con ese ánimo fuimos a las autonómicas de 2015, incluso sin nuestras siglas. Votamos y decidimos que EQUO se integrara en la candidatura de Podemos. Eso deja muy claro que EQUO no es un partido que anteponga sus siglas a los intereses de la ciudadanía y de los colectivos.

Durante cuatro años hemos trabajado, con Carmen Molina en el grupo parlamentario de Podemos, en unión, con un trabajo cooperativo y generoso, y creíamos que una alternativa plural, como la han denominado Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo a Adelante Andalucía, iba a contar con nosotros al menos para que la ecología política estuviera representada al mismo nivel que en esta pasada legislatura. Pero si cualquier persona mira las listas verá que esa alternativa plural es una alternativa bipartidista, todas las posiciones de salida de las ocho provincias andaluzas están copadas por IU y Podemos, por tanto no es una alternativa popular, incluyente, sino que es una alternativa creada por y para dos partidos. Pues dígase claramente. 

Para nosotros una confluencia no es estar en una lista de suplente, es que las ideas de todas las fuerzas políticas que confluyen estén representadas con oportunidad de presentar su proyecto propio en el Parlamento andaluz. Esa alternativa de Adelante Andalucía nace coja, aunque hemos trabajado todo el verano pasado en el programa, que lleva una parte de EQUO; hasta el último minuto hemos trabajado en el programa. Antes de hablar del listas estuvimos hablando de programa, soluciones a los problemas de la gente, e ideología. Y no nos importa hacer ese trabajo colectivo. Hemos sido honestos.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.