Estudiante con una tableta.
Estudiante con una tableta.

Una tablet puede ser un gran instrumento para el ocio, pero también para los estudios. Su movilidad permite llevarlas de una forma mucho más cómoda para que puedas analizar la información allá donde necesitas. Además cuenta con multitud de apps para poder hacer trabajos ofimáticos, trabajo colaborativo, comunicación a distancia en estos tiempos de pandemia, y multitud de apps educativas. 

Pero existen muchas marcas y modelos de tablets, por lo que no es tan sencillo elegir una. Especialmente cuando se buscan tablets para estudiar, un producto muy concreto destinado a la educación. En estos casos se necesitan serie de requisitos que tal vez no tienen que tener otras tabletas para el ocio...

Cómo elegir una tablet para estudiar

Todos los usuarios suelen buscar las tablets baratas y buenas, pero para lograr una “buena, bonita y barata”, hay que atender a una serie de características técnicas:

  • Tamaño de pantalla: no debería ser ni demasiado grande ni demasiado pequeña. Quizás 8” o 10” estaría bien. Ten en cuenta que una pantalla de gran tamaño restará movilidad y autonomía a la tablet. Pero una pantalla demasiado pequeña hará que se fuerce demasiado la vista para leer y realizar las tareas, además de perder más tiempo haciendo scroll para ver el contenido completo en pantalla.
  • Almacenamiento: deberías ser amplio, para poder almacenar todos los documentos PDF, eBooks, documentos, multimedia, y demás que se use en el ámbito lectivo, así como instalar todas las apps necesarias sin problema. Por lo general, si cuenta solo con memoria interna, no debería ser inferior a los 64GB. Mientras que si cuenta con ranura para tarjeta SD, entonces no será un problema demasiado grande, ya que se puede ampliar la memoria en cualquier momento que se necesite. No obstante, para trabajos que no quieras perder tienes también la opción de la nube. Eso hará que dispongas de ellos allá donde lo necesites incluso si pierdes o se te estropea la tablet. 
  • Conectividad: si dispone de WiFi, jack 3.5mm para audio, y USB, debería ser más que suficiente para la mayoría de los casos. Con eso podrás conectarla a la red para trabajar online, escuchar contenido de audio sin molestar al resto con unos auriculares, y pasar información al PC si fuese necesario. 
  • Autonomía: la batería es importante, más aún si adquieres una tablet con un hardware potente y una pantalla más grande. Todo eso hará que se consuma la batería más rápidamente. Por ello, busca tablets para estudio con baterías que duren unas 10 horas.
  • Periféricos: para estudio es importante también contar con un lápiz digital si fuese necesario. Eso permitirá al estudiante escribir o interactuar con la pantalla de una forma mucho más precisa. Por otro lado, si se usa una tablet como sustituto de un PC, entonces mejor si adquieres también un teclado externo. De lo contrario, escribir con el dedo en la panatalla tácil puede resultar un incordio cuando se necesitan redactar textos largos. 
  • Sistema operativo: la duda es Android o iOS. Aunque la mayoría de dispositivos de estudiantes son Android, puesto que también son más económicos, puede que haya ocasiones donde algún centro educativo use ciertas apps no compatibles u obligue a sus alumnos a usar la plataforma de Apple (que los hay). Por tanto, deberías informarte de las preferencias del centro para tomar una decisión. 

 

Por supuesto, el resto de hardware también será importante para conseguir una tablet que mueva el software de forma ágil, como el procesador, la cantidad de RAM, etc. Pero por lo general, la mayoría de modelos del mercado suelen servir para el uso que se les va a dar. 

 

Uso adecuado para los menores

 

En la tienda de apps Google Play de Android, o en la App Store de iOS, encontrarás multitud de apps educativas o para realizar todo tipo de trabajos. Por ejemplo, en toda tablet para estudiantes no deberían faltar apps como:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Google Docs o Microsoft Office: una suite ofimática es imprescindible para realizar cálculos, escribir documentos de texto, crear presentaciones, etc. 
  • Study Plan o Pomodoro (Focus To-Do): interesantes apps para gestionar las tareas pendientes por hacer y ayudarte a trabajar o estudiar de forma más eficiente. 
  • Evernote o Google Calendar: también te ayuda a mantener tus deberes organizados, fechas de exámenes, etc., para que no se te olvide nada. 
  • StudyBlue o SimpleMind: la primera es una app para contenido de estudio y crear flashcards para ayudarte a memorizar mejor las lecciones. La segunda también te ayudará a estudiar, pero generando un mapa para organizar tus ideas. 
  • ABA English, Duolingo: dos de las mejores apps para aprender idiomas. La primera de ellas de pago y la segunda totalmente gratuita. 
  • Gdrive: te ayudará a que todo lo que hagas permanezca a salvo y no se te pierda, incluso si le ocurre algo a la tablet. 
  • Virtual Classroom, Zoom,…: apps que te ayudarán a estar en contacto con otros alumnos, profesores, o recibir clases a distancia. 
  • G Suite for Education: con una cuenta de Gmail podrás tener acceso a una completa suite de herramientas gratuitas ideales para la educación. 
  • Otras: existen cientos de apps educativas especializadas para ciertas asignaturas, como la física, química, matemáticas, lengua, etc. Solo tienes que buscar para tu caso concreto y localizarás muchas de ellas que te pueden ayudar con tus tareas y aprendizaje. Algunas usan la gamificación para ayudar a aprender jugando, otras emplean técnicas más revolucionarias como la realidad aumentada para ofrecer contenidos de una forma más intuitiva… 

 

Y por supuesto, si son menores de edad, estaría bien una app para control parental. De esa forma, cuando el pequeño no está usando el dispositivo en presencia de los adultos, estarás tranquilo de que accede a contenido adecuado para su edad. Puedes usar tanto las propias configuraciones built-in del sistema Android e iOS, como apps de terceros como:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Bark
  • Qustodio
  • Net Nanny
  • Kaspersky Safe Kids

 

Incluso podrás controlar la cantidad de tiempo de uso con este tipo de apps, para evitar que se transforme en una herramienta para abandonar los estudios más que un complemento para el aprendizaje.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído