Bancos de niebla

Ellas contra el mundo

Uno, que ha pasado varios años entre archivos, hemerotecas digitales y filmotecas rastreando cualquier mínima huella de la actriz Porfiria Sanchiz para su libro, no puede menos que manifestar su empatía con el investigador Narciso de Gabriel, que acaba de publicar Elisa y Marcela. Amigas y amantes (Morata, 2019), puesta al día de su anterior trabajo Elisa y Marcela: más allá de los hombres (Libros del Silencio, 2010). Al margen de actualizar el texto con nuevos datos y testimonios orales pendientes de una verificación exhaustiva, el volumen ahora publicado incluye un prólogo de la directora Isabel Coixet, cuya película sobre los personajes de Elisa y Marcela tiene previsto su estreno este año.

Aunque el autor cita algún que otro precedente con matices algo diferentes, el matrimonio de Elisa (Mario) y Marcela, acaecido el 8 de junio de 1901 en la iglesia de San Jorge de A Coruña, se puede considerar el primer enlace conyugal sin hombre de la historia de nuestro país. Toda una revolución en su época, y más teniendo en cuenta el entorno en el que se produjo, una Galicia pueblerina y una España mojigata y extremadamente conservadora, cuyas salidas de tono se ponían en primera línea de prensa agotando una edición tras otra.

Antes mencionaba mi empatía con Narciso de Gabriel, que toma forma concreta en esa faceta humana de los personajes, de la que el autor -como uno mismo- lamenta no haber encontrado más testimonios. Si bien es cierto que Elisa y Marcela concedieron entrevistas en su día, muchas de sus decisiones vitales y buena parte de los pormenores de su relación están sujetos a las elucubraciones del investigador, esas licencias plausibles sobre lo que pudo suceder pero nunca sabremos a ciencia cierta.

El autor estructura la obra en tres partes, una primera en la que desarrolla la historia de las dos amigas y amantes a través de todos los datos hallados en prensa y archivos, una segunda en la que detalla el proceso abierto contra ellos en sus diferentes vertientes -disciplinario, judicial, eclesiástico, y su posterior extradición-, y una tercera que se centra en la repercusión pública desglosada en la prensa gallega, la madrileña, la portuguesa —Elisa y Marcela se refugiaron en Oporto para evitar el acoso judicial— y la bonaerense, ya que ambas se afincaron en Buenos Aires para empezar una nueva vida sobre cuyo devenir existen más dudas razonables.

El volumen se completa con un capítulo centrado en la relación entre ambas mujeres y las razones que les llevaron a casarse y ponerse en el punto de mira de la sociedad, y unos valiosos anexos disponibles en internet que incluyen los autos de procesamiento y extradición, así como diferentes artículos y piezas literarias escritas sobre las protagonistas, entre ellas una de Emilia Pardo Bazán. Sin duda, estamos ante un libro sumamente interesante del que se volverá a hablar con total seguridad cuando la realizadora de La librería estrene su particular versión de la historia.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *