Jerez

El tapir nacido en julio en el Zoo de Jerez vuelve con su familia tras dejar el aislamiento

El animal, en peligro de extinción, ha superado el período de adaptación

El tapir macho, nacido en el Zoobotánico el pasado 2 de julio, se adapta de manera progresiva a la vida en familia y ya puede ser contemplado por los visitantes en compañía de su madre Chata, su padre Peper y su hermana Akira, tras pasar las primeras semanas aislado con su madre. Una vez superado el período de adaptación ha sido trasladado a la instalación familiar.

Desde el Ayuntamiento de Jerez han asegurado que es interesante contemplar a este ejemplar de tapir macho (Tapirus terrestris)en peligro de extinción, persiguiendo a los miembros de su familia, así como las capibara y los chajá con las que comparte instalación.

Al estar en peligro de extinción, supone una gran noticia cada vez que se produce un nacimiento de esta especie, más importante aún al tratarse de una animal que está dentro de un proyecto de reproducción de especie en peligro. Años anteriores se han enviado un total de cuatro ejemplares al zoo de Madrid, Palisence (Francia) o Burger (Holanda).

El papel de las instituciones que mantienen tapires en sus colecciones es relevante para la conservación de esta especie en cuanto a la educación ambiental y la investigación sobre enriquecimiento de hábitat, dieta y requerimientos nutricionales, estudios reproductivos, entre otros. Asimismo, la presencia de Tapirus terrestris en cautividad ha facilitado el estudio de la especie, que tiene como principal enemigo la pérdida de hábitat y la caza.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *