VidaGastrovozComprasI+N (Ideas y Negocios)

El supermercado de la gente sana

La Panacea, que abrió sus puertas en 1987 en la céntrica calle Levante, ofrece desde hace un año en su amplio establecimiento de la calle Veracruz más de 8.000 productos.

La Panacea, que abrió sus puertas en 1987 en la céntrica calle Levante, ofrece desde hace un año en su amplio local de la calle Veracruz más de 8.000 productos.

La cultura vegana y ecológica está adquiriendo un gran protagonismo en la sociedad. Son muchas las personas que han decidido cambiar sus hábitos alimentarios para tener una dieta basada en productos esencialmente vegetales y/o ecológicos supliendo así el consumo de materias primas de animal o alimentos repletos de química, conservantes y, en suma, componentes nocivos para la salud. Para poder adquirir estos productos no es necesario salir de Jerez. La Panacea cuenta desde hace un año con un macroestablecimiento que satisface las necesidades más naturales de los consumidores. En 1987 abrió sus puertas en la calle Levante, lugar en el que se dieron a conocer y donde la clientela comenzó a descubrir todos sus productos. Aquel local se quedaba pequeño y en septiembre de 2014 remodelaron un espacio situado en la calle Veracruz, a la espalda del edificio de Correos, para levantar un súper que está en boca de todos.

Frutas, verduras, productos de fitoterapia, chocolate o incluso comida para animales, no hay alimento que se le resista a este local que da trabajo a ocho personas en la ciudad. Cientos de consumidores entran a diario para comprar unos productos que son más saludables o que directamente dejan un mejor sabor en la boca, como la huerta ecológica. Juan Luis Rodríguez, propietario del local comenta que “cuando abrimos la tienda en 1987 queríamos dar una respuesta a aquellas personas que buscaban productos naturales. Es un súper mercado ecológico en el que ofrecemos otro tipo de alimentación más acorde con el Medio Ambiente. Nuestros productos no tienen contaminantes, están cultivados con criterio. Aquí hay desde verduras ecológicas hasta artículos de fitoterapia. Todo lo que se vende aquí tiene su certificación”.

No hay que confundir La Panacea con la mítica botica de la abuela. Este establecimiento es otra historia muy diferente fomentada principalmente por la cultura vegana, entre otros factores. “La cultura vegana hoy en día está en alza. Se trata de una alimentación más sana donde las personas compran estos productos para mantenerse mejor físicamente y por su salud personal. Los hábitos de la sociedad han cambiado mucho y ahora la gente se quiere cuidar un poco más”.En Alemania el consumo de productos veganos en la cesta de la compra llega al 40% actualmente. El público demanda cada vez productos más sanos y ecológicos sin necesidad de que lleven conservantes o aditivos. “Aquí en España estamos aún en unos porcentajes muy pequeños con respecto al de otros lugares pero la aceptación de nuestra tienda ha sido muy buena. Nosotros teníamos un público amplio en la calle Levante pero se dio la circunstancia de que ya no cabía tanta gente. Hace un año dimos el paso y este sitio ahora mismo es increíble. Afortunadamente la crisis no la hemos notado, somos ocho personas las que aquí trabajamos y todo lo que ganamos lo reinvertimos. El bolsillo del consumidor es evidente que ha notado un cambio a la hora de comprar pero eso se suple con la llegada de nuevos consumidores”.

Son más de 8.000 productos los que se pueden encontrar en toda la tienda. Desde jalea real hasta vino ecológico. Las mascotas de la casa incluso pueden degustar un alimento más sano. “Se están dando muchos casos de alergias en animales y tenemos varios productos basados en el veganismo, donde no existe ningún producto animal. El seitán, la proteína del trigo, tiene un valor mucho más amplio que el de la carne por ejemplo”.

Desde croquetas hasta carrillada, son numerosos los productos que se pueden elaborar con el amplio género que se puede encontrar en La Panacea. “Aquí afortunadamente hay de todo. Todo el que viene ya conoce el producto o a lo mejor se lleva algo nuevo. Hay mucha mitificación con los artículos, que si es caro o que a lo mejor te puede pasar algo. Por ejemplo lo que se venía diciendo sobre los embutidos se han dado cuenta con el informe de la OMS que pueden ser perjudiciales para la salud”, señala José Luís Núñez gerente.

Uno de los rincones de la tienda más interesantes es la zona habilitada para conferencias o talleres. Cada mes se suelen organizar charlas o incluso catas de vino. “Nuestro reto es que esta cultura se pueda seguir extendiendo. Estos productos tienen el sabor tradicional de la mismísima huerta y sin estar verdes. Próximamente queremos extendernos por toda la provincia aunque actualmente hacemos repartos a domicilio por algunos lugares”.

La Panacea es el lugar ideal donde se enmarca el estilo de vida más saludable además de que todos sus productos están basados en el respeto animal. Una alternativa ética y sana al consumo masivo y ultradependiente de la carne o el pescado.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *