Sociedad

El servicio privatizado de ambulancias “deja tirados” a pacientes en los hospitales de Jerez y Algeciras

Sindicatos y celadores expresan sus quejas a la gerencia y al SAS por no velar por el cumplimiento del contrato, de 79,3 millones, con la UTE que gestiona el transporte. "Empleas más de dos horas de jornada en trabajar para una empresa privada que cobra dinero público y hace dejación de funciones", denuncian

Un paciente de edad avanzada, “con dificultades para expresarse”, ha permanecido esta semana unas tres horas y media “tirado” en Urgencias del Hospital de Jerez tras ser evacuado al centro hospitalario en el servicio de transporte sanitario. Estaba citado para un ecocardiograma, según aseguran fuentes del centro hospitalario público a lavozdelsur.es. “Lo dejaron desde la ambulancia a las ocho y media de la mañana para una prueba que tenía a las nueve, pero como nadie comunicó nada, ni la adjudicataria del servicio cumple los pliegos de condiciones del contrato, no nos dimos cuenta de que estaba allí tirado hasta al menos las doce y media del mediodía”.

Lo más sangrante es que esto es tónica habitual, denuncia el personal del complejo hospitalario: “Esto pasa diariamente, dejan a los usuarios tirados y al final lo pagamos en todos los sentidos nosotros, pese a que la empresa está cobrando”. La UTE TSI Cádiz (SSG, SL, SSGA,SL, Digamar S. SL, y Ambulancias Barbate SCA) se han hecho este año con un contrato licitado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) de 79,3 millones de euros por 48 meses para la prestación del “servicio de transporte sanitario terrestre de los centros vinculados al área geográfica de cobertura sanitaria de la provincia de Cádiz, de pacientes atendidos por el SAS, así como el traslado del personal de urgencias y programado”.

En una de las cláusulas del pliego de prescripciones técnicas de dicho contrato, el punto 4.1.2.3 del ordenamiento funcional y operativo (traslados, recogidas y movilidad de paciente), queda claro que “la recogida de los pacientes se efectuará directamente por el personal propio de la empresa adjudicataria en el lugar donde estén aquéllos, ya sea en la unidad de hospitalización, consultas, servicio de rehabilitación, servicio de pruebas diagnósticas, domicilio…. Se procederá a la movilización del paciente de forma integral, desde el lugar donde esté el paciente hasta su traslado al lugar que determine el hospital (si es el domicilio se entiende dentro de su hogar)”.

Asimismo, expone el pliego al que ha accedido este medio, “la empresa adjudicataria deberá aportar los recursos humanos necesarios para la movilización del paciente de camilla a cama, silla u otro dispositivo, y se hará responsable e indemnizará los daños que se causen a terceros como consecuencia de esta movilización en el desarrollo del servicio. Todo paciente que sea trasladado desde cualquier centro sanitario, independientemente de su lugar de origen o destino, deberá ser comunicado al personal de enfermería responsable, que debe autorizar y supervisar la movilización”. La realidad, denuncian sindicatos como SIC-USO, es que esto nunca se cumple.

En un escrito remitido a la gerencia del Hospital de Jerez la pasada semana, se expresa “el malestar y la indignación por parte del colectivo de celadores a consecuencia del incumplimiento de contrato por parte del servicio de transporte sanitario, ya que desde el pasado 4 de enero estamos realizando unas funciones que vienen recogidas en el contrato con esa empresa”. “Desde esta sección sindical no se entiende cómo con la falta de personal que está sufriendo este colectivo en el centro, estemos realizando unas funciones las cuales vienen perfectamente recogidas en el pliego de condiciones del contrato y que se les está pagando con dinero público, que no es poco, y en este caso, 79,3 millones de euros”.

“Se marchan alegando que no pueden espera”

En el mismo escrito, se pone en conocimiento de la dirección, igualmente, “los términos en los que se dirigen los conductores a las ambulancias a los celadores cuando vienen a recoger un paciente. Llaman por teléfono al control de enfermería y, en ocasiones, al celador o celadora les dicen que como tarden mucho se van, sin tener en cuenta si están realizando alguna de sus funciones o está en algún tipo de prueba como puede ser en RX, TAC , ECO… hecho que ocurre diariamente. “En numerosas ocasiones —agrega la denuncia—, se marchan alegando que no pueden esperar, y si traen a algún paciente desde otro centro o desde su hogar para realizarse algún tipo de prueba, los dejan en la portería o en urgencias”.

La gerencia, hasta la fecha, no ha comunicado nada. Este medio se ha puesto en contacto con la Delegación Territorial de la Consejería de Salud y Familias de la Junta, que afirma que “desde la administración sanitaria se han creado por primera vez una comisión asistencia y subcomisiones por áreas (una para cada área/distrito de la provincia) que han celebrado varias reuniones ya desde la entrada en vigor del pliego”. “Esto es algo a destacar porque permite abordar todo lo que afecta al transporte de pacientes de forma directa. Por ejemplo, los vehículos fueron sometidos a los controles pertinentes y se subsanaron deficiencias. Ahora mismo solo quedan por subsanar dos aspectos pero se está trabajando en ellos y podrían quedar resueltos en breve“, aseguran sobre unas quejas e incumplimientos que se suceden en otros hospitales de la provincia como el de Algeciras.

“Allí —por el Punta Europa— es peor”, advierten fuentes sindicales del hospital en declaraciones a este medio, pues “los celadores suben y bajan las camillas a las ambulancias. Cómo se caiga un paciente, ¿de quién es la culpa?”. Otro de los puntos que recoge el pliego es que las adjudicatarias no solo deben poner los medios humanos para los traslados, sino que también han de correr con los recursos materiales. Tampoco se cumple. “Cogen hasta los guantes, vendajes y alcohol del Hospital”, denuncian. Y añaden: “¿Cómo se come que estas empresas vayan a ingresar más de 79 millones de euros de dinero público y no se les haga cumplir con lo estipulado en los contratos? Las privatizaciones no vienen de ahora, pero la desidia y la mala gestión va a peor y el déficit de personal ahora es brutal”.

Uno de los celadores del centro asegura a este medio que hay días que puede bajar a siete pacientes a las ambulancias. “Puedo tardar una media de 20 minutos por cada paciente, porque es llegar, prepararlo, bajarlo, montarlo en la camilla… Si multiplicas, empleas más de dos horas de tu jornada en trabajar para una empresa privada que está cobrando dinero público y hace dejación de funciones. Así también monto yo una empresa y me llevo contratos públicos”. ¿Qué sucede a menudo? Que los tiempos se eternizan y la atención va a peor. “El paciente lo paga contigo, porque a veces le han dado el alta a las diez de la mañana y son las nueve de la noche y no ha venido la ambulancia”, comenta este trabajador de la sanidad pública andaluza. Y zanja: “Lo peor es la permisividad y la desidia, en este caso de la gerencia del Hospital de Jerez y del SAS”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Comentarios

  1. En las última elecciones en esas dos ciudades PPCsVOX han sacado más del 50% de los votos, de todos es sabido que por acción/omisión esos partidos quieren privatizar la sanidad pública como vienen demostrando de hace años, principalmente el PP que es el que tiene más poder de los 3, así que si es lo que quiere la mayoría de los que votan no hay nada más que decir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *