PolíticaProvincia

El PSOE veta un debate sobre las corbetas en el pleno de Diputación

La presidenta de la Diputación, Irene García, impide que el resto de grupos políticos se posicionen y debatan sobre una propuesta en apoyo al sector naval. Ganemos Jerez cree que la intención del PSOE es acallar la voz de personas y colectivos que están en contra de la venta de las corbetas a Arabia Saudí.

Con los votos a favor de PSOE, PP, Por Cádiz Sí se Puede y PA ha salido aprobada este miércoles en el Pleno de la Diputación de Cádiz una proposición en apoyo al sector naval. Izquierda Unida, que se ha abstenido al no poder expresar su opinión, según indica el propio diputado provincial de esta formación, Antonio Alba, y Ganemos Jerez, que votó en contra, han mostrado su rechazo a la forma en la que esta proposición se ha presentado. La presidenta de la Diputación, Irene García, ha impedido que ambos grupos políticos se expresen públicamente con respecto de la proposición política.

“Al ser una proposición de la presidenta como tal vamos a pasar a leerla y a la votación. ¿La señora González quiere decir algo?”, comenta la presidenta de la Diputación al comenzar el punto número siete del pleno ordinario de octubre. “Ganemos Jerez no está de acuerdo con que esto sea una declaración institucional, el concepto que pone en el reglamento de declaración institucional no es ese, señora presidenta, es una propuesta de todos los grupos políticos”, le replica Kika González. La presidenta de la Diputación le reprende: “Es que no es una declaración institucional, es una proposición de la Presidenta; es la presidenta la que propone la declaración institucional, si después es aprobada por unanimidad será declaración institucional pero como no es aceptada de partida aunque lo hayamos intentado por todos los grupos es una proposición de la presidenta”. La portavoz de Ganemos Jerez en Diputación le advierte de que se ha inventado el concepto. Irene García concluye “no habrá debate porque no es una moción política, no me he inventado el concepto, está usted dando a entender que estamos intentando camuflar una declaración institucional pero esto no es una declaración institucional”. “La presidenta trae al pleno una propuesta para una declaración institucional, si no tiene el apoyo de todos los grupos, será una propuesta que trae la presidenta apoyada por los grupos que deseen, si no sería una declaración pura y dura, no sé qué es lo que no se entiende de la nomenclatura”, concluye.

Un momento de la polémica entre Irene García y Kika González

El portavoz y diputado provincial de Izquierda Unida pide la palabra. “Yo solo decirle que si hubiera debate y yo pudiera explicar mi voto yo votaría que sí, pero ante la negativa a que yo pueda decir lo que pienso al respecto, me voy a abstener”. “Yo no quiero un debate de despacho, yo quiero un debate público donde los ciudadanos sepan lo que yo pienso al respecto, y si no puedo ejercer libremente lo que considero mi derecho de decir lo que pienso me voy a abstener porque no quiero entrar en esta pantomima”, le advierte visiblemente molesto. La presidenta de la Diputación se molesta. “Pero vamos yo no entiendo qué considera usted una pantomima, ¿que los grupos políticos se pongan de acuerdo?”. “Se coarta el debate”, le responde Alba. “No se coarta en ningún sentido, si usted no estaba de acuerdo con la propuesta inicial, usted tiene un cupo de mociones que podría haber presentado”. “Permítame, señora Presidenta, se llevó a la junta de portavoces como una declaración institucional y yo hice una aportación que si se me tenía en cuenta votaría que sí; hasta el último momento estuve porque saliera por consenso, pero visto que no se pudo entiendo que se debería debatir aquí y que el ciudadano sepa al respecto”, vuelve a insistirle el diputado provincial de IU. “El consenso lo hemos intentado todas las partes, hasta el punto que viene consensuada por los propios trabajadores”, le replica Irene García. “Hablará usted con unos trabajadores y yo hablaré con otros”, le advierte Alba.

Kika González, de Ganemos Jerez, en el pleno de Diputación de este mes de octubre

Kika González, diputada provincial de Ganemos Jerez explica a este medio que el voto de Ganemos Jerez es en contra de la declaración institucional porque no entiende que sea una declaración institucional. “Dice que ha hablado con los trabajadores pero no es así, la intención del PSOE es acallar las voces de gente que están en contra de la venta de las corbetas; está silenciando un debate en el que se posicionan en contra asociaciones y ONG’S como Greenpeace, Amnistía Internacional, Intermón OXFAM, UNICEF, la ONU y también sindicatos de trabajadores como CGT, SAT o el sindicato de trabajadores del metal”, comenta la diputada. “Hay un dilema entre trabajo y dignidad, hay un debate trabajo y derechos humanos y es muy mezquino que políticos como los del PP o los del PSOE lo quieran trasladar al colectivo de trabajadores y trabajadoras, ya que no es una cuestión del movimiento obrero, es una cuestión política”.  Para la portavoz de Ganemos Jerez, “los políticos no están haciendo una buena labor en cuanto a conseguir carga de trabajo para la Bahía, están utilizando esto con fines electoralistas y no tienen un plan industrial en condiciones”.

El contenido de la proposición, que advierte en la exposición de motivos la alarmante situación de desempleo en la provincia de Cádiz, con más de un 25% de paro, insiste en que es “obligado reforzar aquellos sectores que tradicionalmente han liderado la provincia, como el turismo, abrir vías de desarrollo para otros sectores pujantes y la puesta en marcha de planes específicos” haciendo especial hincapié en el trabajo que hace la Diputación y “el papel destacado de los astilleros de Cádiz como generación de empleo de primer nivel”. “Hace algunos días que el gobierno de España ha vuelto a garantizar el contrato con Arabia Saudí para la construcción de las cinco corbetas, poniendo de manifiesto la importancia del mismo para nuestra provincia; este contrato va a suponer de más de 1.800 millones de euros de inversión y generará 7 millones de horas de trabajo, vinculará de forma directa o indirecta a unos 6.000 trabajadores hasta el año 2022 además de abrir vías para la realización de nuevos encargos”, suscribe la proposición, que concluye con que “Navantia, perteneciente a la SEPI, apueste también por la construcción naval civil para garantizar la carga de trabajo y la viabilidad de los astilleros en el futuro”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *