El PP destina 1,6 millones a familias de asesinados por el franquismo que Vox llama “buscadores de huesos”

La Consejería de Cultura empleará 363.000 euros para actuaciones de identificación genética de represaliados. La ultraderecha insiste en tumbar estas partidas porque el pacto de investidura recoge acuerdos "irrenunciables"

El diputado de Vox Benito Morillo Alejo llamó “buscadores de huesos” y “estrategas del revanchismo” a los defensores de la memoria histórica en un encendido debate, en marzo pasado, en el Parlamento andaluz. La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha desgranado los detalles del Presupuesto para 2019, que depende del apoyo de los ultras de Vox, en su departamento y ha asegurado que éste, en contra de la tesis de Morillo, priorizará la exhumación de fosas y las identificaciones genéticas. Cultura, en manos del PP, contará para Memoria Democrática, 1,6 millones de euros, lo que supone “ayudar a las familias a buscar e identificar a sus familiares” asesinados por el franquismo. Ante esta premisa, obviamente,

Vox ha dicho que no observa cambios respecto a las políticas socialistas y ha recordado el pacto de investidura con su formación, asegurando que recoge acuerdos “irrenunciables”. Durante su intervención en comisión parlamentaria, a fin de informar sobre el Presupuesto de su departamento para 2019, Del Pozo ha respondido a Vox que los acuerdos tienen que ser “compatibles” con la “legalidad vigente” y ha explicado que el presupuesto destinado a esta materia es “un poco menor” al de 2018, pero que dado que en el ejercicio anterior sólo ejecutó 1,1 millones, la inversión para 2019 es superior.

En concreto, las cuentas tienen una línea específica de 363.000 euros para actuaciones de identificación genética y otras de ayudas a entidades sin ánimo de lucro, ayuntamientos y universidades para actividades de Memoria Democrática; además de continuar trabajando con el Consejo de la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, y con actuaciones previas de indagación, estudios documentales y localización de las fosas, la actualización del Mapa de Fosas de Andalucía y en la divulgación de los trabajos.

En relación al global de sus Presupuestos, ha destacado que aumenta la inversión en un 3,8% hasta llegar casi a los 210 millones, en concreto 209.791.612 euros, de los que 171 corresponden a la Consejería, 33 se destinan al Patronato de la Alhambra y 6 al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC). Del Pozo ha desgranadao las cuentas de su Consejería, resaltando que un 35% (74 millones) se destina a gastos de personal, el 11,7% (24,5 millones) a gastos corrientes; el 28% (58,76 millones) a transferencias corrientes, el 4% (8,4 millones) a transferencias de capital y el 21% (44 millones) a inversiones reales, 6 millones más que el Presupuesto de 2018.

Inversiones reales

Según ha afirmado, la novedad del Presupuesto radica en una apuesta por las inversiones reales, como en sistemas de información y desarrollo tecnológico (4,4 millones); Archivos, Bibliotecas y Centros de Documentación (6 millones, 2,8 de ellos al Archivo General); Patrimonio Histórico (9 millones), Museos (4,4 millones), Infraestructuras culturales (10 millones) o para las diferentes actividades y programaciones culturales, con una dotación de 28 millones.

Respecto a la partida destinada a ayudas, ha indicado que el Presupuesto recoge líneas destinadas, entre otras, para la mejora de las infraestructuras y dotaciones de archivos y bibliotecas; para la conservación de patrimonio histórico: para la recuperación de bienes muebles de arte sacro; para proyectos de investigación sobre el patrimonio histórico; para ayudas a artistas, comisarios, asistencia y participación a ferias de arte contemporáneo y para la celebración de festivales en Andalucía.

Pero, sobre todo, Del Pozo ha destacado la línea de ayudas para el fomento y promoción cultural y pymes culturales, con una partida de casi 5 millones y que supone una de las “mayores apuestas” de la Consejería, y los más de 8,4 millones destinados a darle viabilidad y sostenibilidad a las orquestas de Andalucía, “algo que no fueron capaces los anteriores gobiernos”.

Así, recapitulando entre los diferentes apartados de ayudas y subvenciones, el Presupuesto recoge un total de 13 millones (incluyendo las de la Agencia de Instituciones Culturales, que mantiene las mismas para Artes Escénicas, Flamenco y Cine), para inyectar de forma directa en el sector cultural este mismo ejercicio, de los que 9 millones son nuevos respecto a 2018.

Precisamente en este apartado, Del Pozo destacó que se destinan 2,8 millones para el traslado del Archivo General de Andalucía, 2,6 millones para arte contemporáneo y distintos conceptos como compra de arte y ayudas a artistas y galerías; y 2,47 para ayudas a archivos, bibliotecas, arte sacro, investigación y difusión Patrimonio, “líneas éstas que son nuevas, así como otras que no se activaban desde hace diez años”.

Patricia del Pozo, en sede parlamentaria.

Respecto a los consorcios y fundaciones, el presupuesto recoge unas ayudas por más de 6,4 millones, entre las que se encuentran la Fundación Museo Picasso (4,3), la Baremboim-Said (1), el consorcio Teatro de la Maestranza (1,7), el Centro Federico García Lorca (340.000), Legado Andalusí (1,4), Rodríguez Acosta (474.000) y otras colaboraciones como las fundaciones María Zambrano o la Juan Ramón Jiménez.

Por último, las cuentas de Cultura recogen un presupuesto del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico de 7,6 millones, inversiones por un total de 8,2 millones para el Patronato de la Alhambra (con presupuesto de casi 33 millones) y otra partida de 1,6 para inversiones en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (que cuenta con 6 millones de presupuesto).

El PSOE ve “un guiño” a Vox, que no ve “tanto cambio” con PP y Cs

En el turno de intervención de los grupos, el diputado del PSOE-A Francisco Javier Fernández ha criticado que la consejera haya dedicado un minuto de su intervención inicial a la Memoria Histórica “en un claro guiño” a Vox, a quien “no le ha valido porque quiere la eliminación total de estas políticas”. En su opinión, el nuevo Gobierno da menos relevancia a esta política con un disminución presupuestaria.

Asimismo, Fernández ha dicho que la subida presupuestaria que “vende” Del Pozo en su Consejería, de un 3,8 por ciento respecto a 2018 “no es real”. Y es que, según ha explicado, el Presupuesto de Cultura “sin Memoria Histórica” era de un 0,479 del total del Presupuesto de la Junta en 2018 y este año es de un 0,468.

En nombre de Adelante Andalucía, su diputada Ana María Naranjo ha lamentado que Cultura vuelva a ser “la oveja negra” a la hora de repartir la financiación entre las consejerías y ha indicado que este departamento necesitaría unos presupuestos “bastante más amplios” para garantizar el mantenimiento de la gestión patrimonial. En su opinión, estamos ante unos presupuestos “del recambio más que del cambio”.

En referencia a las partidas para Memoria, ha criticado la disminución “de un diez por ciento” del ya “raquítico” presupuesto con el que contaba este área. Naranjo ha felicitado a la consejera por priorizar las labores de exhumación e identificación, si bien ha echado en falta una mayor apuesta para la investigación y difusión “de nuestro pasado más reciente”.

Por parte de Vox, su diputado Benito Morillo ha dicho que la consejera ha hablado de “presupuestos del cambio” pero que él no ve “tanto cambio”, sino que lamentablemente “no encuentra diferencia alguna con las políticas de los gobiernos anteriores”. Así, le ha leído los artículos 9 y 33 del acuerdo de investidura firmado entre su formación y Vox, relativos a “eliminar toda convocatoria de subvenciones a personas físicas o jurídicas que no cumpla evidentes fines de utilidad pública y social” y a “promover una Ley de Concordia que sustituya a la Ley de Memoria Histórica”, respectivamente.

En representación del PP-A, su diputada María Pilar Pintor ha felicitado a la consejera por el incremento de 8 millones en el presupuesto, que pone “toda su atención en la protección, fomento y difusión de la cultura”. Ha destacado el aumento en un 130 por ciento del “programa estrella” de la Consejería, el relativo a planificación y tutela del patrimonio cultural.

Por Ciudadanos, su diputado Javier Pareja ha defendido que estamos ante un presupuesto que apuesta “por la cultura, su protección y su difusión”. Se trata, según ha destacado, de unas cuentas “muy estudiadas y trabajadas”, con ajustes en beneficio de una buena gestión y con la “seriedad constante del gobierno del cambio”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *