Sociedad

El Parlamento pide a la Junta que adelante a julio la prueba de selectividad de septiembre

El pleno ha aprobado una proposición no de ley para anticipar la convocatoria extraordinaria para permitir a todos los estudiantes matricularse antes del comienzo del curso académico

El Pleno del Parlamento ha aprobado este jueves una proposición no de ley conjunta de los grupos de PP-A y Ciudadanos (Cs), que ha sido apoyada por Vox y Adelante Andalucía y que ha contado con la abstención del PSOE-A, en la que se insta al Gobierno autonómico a que, de acuerdo con la comunidad educativa y universitaria, adelante de septiembre a julio la convocatoria extraordinaria de la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad, para permitir a todos los estudiantes matricularse antes del comienzo del curso académico.

La superación de la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad es el requisito necesario para el alumnado que quiera acceder a las enseñanzas universitarias oficiales de grado. Dicha prueba define la nota final de cada alumno, que será la que valga como nota de acceso en cualquier campus público español.

En defensa de la iniciativa, los diputados de Ciudadanos Fran Carrillo y del PP-A Ramón Herrera han recordado que el Real Decreto en el que se establecen los requisitos de acceso y la normativa básica relativa a los procedimientos de admisión a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado, de acuerdo con los criterios establecidos en la Ley Orgánica de Educación, atribuye a las comunidades autónomas las competencias para determinar la realización de las pruebas, incluyendo parte de los contenidos, así como las fechas en las que ésta ha de celebrarse.

Han añadido que en Andalucía existen anualmente dos convocatorias para celebrar la prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad, en junio y en septiembre. Concretamente, en este año 2019 la convocatoria extraordinaria se realizará en septiembre.

Para ambos partidos, ello genera ciertos inconvenientes a los estudiantes que superan esta prueba, puesto que se encuentran con que la oferta de títulos con plaza es mínima y, desde el punto de vista administrativo, los sucesivos procedimientos alargan los trámites para formalizar el ingreso hasta el final del mes de octubre, mientras que el curso académico comienza a mediados de septiembre. PP-A y Cs recuerdan que la comunidad universitaria, encabezada por sus rectores, ha reclamado en distintas ocasiones el adelanto de la convocatoria extraordinaria de septiembre a julio para permitir a todos los estudiantes matricularse antes del comienzo del curso académico.

Adelantar a julio la convocatoria extraordinaria, según ambos grupos, persigue beneficiar a los estudiantes andaluces facilitando la gestión de los procesos de matrícula y permitir que comiencen el curso académico universitario con los estudiantes que aprobaron la prueba de evaluación en la convocatoria ordinaria del mes de junio.

Por su parte, el diputado del PSOE-A Javier Carnero, que ha manifestado que son mayoría las comunidades que han cambiado a julio esa convocatoria extraordinaria de Selectividad, ha indicado que hay que procurar, ante todo, que la Selectividad siga siendo una prueba seria controlada por las universidades públicas, que nadie pueda “comprar privilegios” y que se impida la discriminación del alumnado en función del centro de que proceda. Ha indicado que no duda de que la iniciativa tenga “buena intención”, pero parece más bien una “cortina de humo” para seguir gestionando al margen de la comunidad educativa y para ocultar la “nefasta gestión educativa” de la Junta. Ha indicado que una iniciativa de este tipo debe estar basada en el consenso con la comunidad educativa y universitaria y no basta con informar.

En nombre de Adelante Andalucía, el diputado Guzmán Ahumada, tras criticar que el sistema de becas es “insuficiente” para sufragar los gastos de aquellos que estudian fuera de su hogar y “la precariedad” de los profesores universitarios teniendo en cuenta que “casi la mitad son asociados y cobran menos de 700 euros al mes”, ha criticado “la falta de rigor y profundidad” de esta PNL y que hayan “vetado” cinco enmiendas que analizaban la situación de la Universidad que “ni es gratuita ni universal”.

Por último, la diputada de Vox Ana Gil se ha mostrado a favor de esta PNL para “no esperar dos meses” para presentarse a Selectividad una vez que se adelante a junio la recuperación de los exámenes de final de bachillerato y ha reclamado un calendario único para estas pruebas a nivel nacional.
Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *