Carlos Pérez, contestado dentro de su partido, ve en el mismo pleno cómo Saldaña le deja solo votando en contra del Presupuesto y cómo Díaz le recuerda su falta de conocimiento de la ciudad, al perderse en una visita a Cañada del Carrillo y tener que ser rescatado por los vecinos. 

Una cosa es la ola que impulsa a Ciudadanos en las encuestas a nivel nacional y otra lo que pueda ocurrir con el partido de Albert Rivera e Inés Arrimadas en Jerez, donde su líder, Carlos Pérez, ha vivido una semana complicada de digerir. El peor momento lo sufrió en este pasado pleno de marzo, cuando por un lado vio cómo el PP le dejaba "tirado" en la negativa al Presupuesto municipal para 2018 —Saldaña finalmente optó por la abstención en esta aprobación inicial— y, por otro, el teniente de alcaldesa de Sostenibilidad, José Antonio Díaz, le ridiculizaba al revelar que, en días pasados, coincidiendo con una visita a la zona anegada por el temporal, Pérez había tenido que ser rescatado por los vecinos al perderse en la llamada Cañada del Carrillo, al Sur del núcleo urbano. "Lo que me resulta triste es que fuera a visitar la zona y se perdiera por el camino, y tuvieran que rescatarlo los propios vecinos. La próxima vez le animo a que ponga el GPS", le espetó Díaz, entre sonrisas de muchos de los presentes en la sesión y el rostro cariacontecido del portavoz de la formación naranja. 

La respuesta de Pérez sobre su negativa a apoyar las cuentas se ha servido este viernes vía nota de prensa del partido: "Si hemos sido el único partido que ha votado en contra ha sido porque tenemos unos valores muy firmes de compromiso y de responsabilidad con la ciudad de Jerez. Nosotros a diferencia de otras formaciones somos firmes, rigurosos y serios; y cuando hay algo que no funciona bien no nos ponemos de perfil, nos mojamos". Respecto al PP, ha querido pronunciarse "mostrando su sorpresa por la abstención", ya que "desde nuestro punto de vista supone estar de perfil, estamos convencidos de que prácticamente ninguno de los votantes del PP en Jerez se habrían abstenido ante la gestión de Mamen Sánchez". En el caso del asunto de la Cañada del Carrillo y la problemática de sus vecinos, que se han visto incomunicados por las últimas inundaciones e incluso tienen que quemar sus basuras porque carecen de servicio de recogida (pese a pagar IBI urbano), la respuesta que dio Pérez en el mismo pleno, ante la insistencia de Díaz, es que "fuimos con los propios vecinos; infórmese bien, eso es una anécdota errónea", replicaba entre risas nerviosas. A lo que el concejal socialista insistía: "No, no, usted sabe que es verdad, se perdió en la Cañada del Carrillo".
El hecho de que Pérez pudiera considerarse uno de esos llamados candidatos cuneros —nació en Sevilla y, aunque hace diez años que vive en Jerez, ha pasado muchos de ellos trabajando en otras localidades— lleva levantando en lo que va de mandato numerosas críticas y reproches por su supuesto desconocimiento de la realidad de la ciudad y del propio territorio. No es la primera vez que sus adversarios políticos se lo recuerdan. Incluso antes de las pasadas elecciones, llegó a asegurar públicamente que había leído en los medios que la ciudad estaba sucia, lo que denotaba su profundo desapego con las cuestiones que más preocupan a los jerezanos en el día a día. 

Sin embargo, más allá de ese handicap, el rostro más visible de Cs en la ciudad sufre en paralelo una fuerte contestación incluso dentro de su propia organización política, donde es verdad que llegó sin estructura e in extremis, pero donde, con el paso de los años y el crecimiento de esta formación, las expectativas han cambiado. De hecho, a raíz de la entrevista que mantuvo hace escasas fechas con lavozdelsur.es, donde aseguró que se veía de alcalde, las tensiones internas que se viven en Cs Jerez por la pugna por el liderazgo del partido aún se han agravado más, según han confirmado fuentes de la organización.

Donde Pérez da por hecho que repetirá como alcaldable en las municipales de 2019, voces internas aseguran que no será hasta otoño cuando eso pueda ser realidad, o no, y acusan al actual máximo dirigente de la formación en Jerez de ir "por libre y con sus propios tiempos y estrategia". La dirección regional del partido, como igualmente ha podido saber este medio, reconoce en privado que no le entusiasma este candidato, pero también admite que "no hay otro mejor a un año vista de las municipales". Como sucediera en 2015, cuando de la nada la formación obtuvo dos representantes municipales gracias al empuje nacional, en la contienda electoral del año próximo se confía en que esta nueva ola y, en el caso de Jerez, el llamado 'efecto Arrimadas' contribuyan a mejorar aún más esos resultados, para incluso tocar poder municipal. La líder catalana, como es sabido, es jerezana de nacimiento y ya hay quien vaticina que, gracias a su gran cartel, bastará con pasearla por la ciudad en precampaña y campaña para captar una importante bolsa de votantes, fundamentalmente, del PP. "No está eso tan claro", aseguran desde las filas populares, quienes dudan de que "primero, tenga tiempo para venir; y segundo, que su mera presencia sirva para facilitar el crecimiento de ese partido en la ciudad". 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído