Política

El intento de asesinato a Pedro Sánchez no se considera terrorismo

Un juzgado de Terrassa investiga el intento de asesinato del Presidente del Gobierno por parte del hijo del último alcalde franquista de Rubí. El caso no fue trasladado a la Audiencia Nacional donde sí se han juzgado a Cassandra o a Valtonyc por sus tweets y por sus letras, respectivamente

El diario Público ha avanzado en exclusiva la detención por parte de los Mossos d’Esquadra de un vigilante de seguridad, experto tirador y con licencia de armas, que presuntamente planeaba matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que tenía en su casa un arsenal de armas.

El detenido, de 63 años y vecino de Terrassa (Barcelona), fue arrestado hace tres semanas y tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción 3 de Terrassa ingresó en prisión preventiva, según publica ‘Publico.es‘. Este hombre está actualmente en prisión incondicional en la cárcel de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), donde confesó nada más ingresar sus intenciones de atentar contra Pedro Sánchez, según el citado medio.

Manuel M.S. planeaba atentar contra el presidente como venganza por la orden de exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, y en su domicilio tenía un arsenal de 16 armas cortas y seis largas, con rifles de precisión y un subfusil de asalto. En el registro de su domicilio, el 19 de septiembre, se localizó un fusil de asalto militar Cetme, un subfusil ametrallador Skorpion vz. 61, y cuatro rifles de precisión, además de que en el coche guardaba dos pistolas, una modificada e ilegal.

El detenido, que no tenía antecedentes policiales, era el mejor tirador de un club de tiro olímpico, y supuestamente tenía conocimientos para modificar e incluso construir armamento. Fue denunciado por una usuaria de un chat privado de Whatsapp en el que participaba Manuel M.S. al ver que solicitaba apoyo logístico para cometer el atentado, para obtener la agenda de actos del presidente y su localización concreta.

El francotirador era hijo del último alcalde franquista de Rubí

Manuel Murillo Sánchez, el francotirador detenido por intentar atentar contra el presidente del Gobierno, según publica diario Público, nació en la localidad de Rubí en agosto de 1956. Es hijo del que fuera el último alcalde franquista de esta población catalana, Manuel Murillo Iglesias, alcalde entre 1962 y 1977.

“Este vigilante de seguridad privada tiene esa licencia de armas por su profesión y su afición deportiva. No tenía antecedentes policiales ni había participado en actos violentos, pero frecuentaba ambientes ultraderechistas. Con este perfil era muy difícil que las fuerzas de seguridad se fijaran en él como posible terrorista”, sostiene Público.es

¿Es terrorismo el intento de asesinato a Pedro Sánchez?

Pablo Iglesias, líder de Podemos, ha criticado en redes sociales que el caso del francotirador se haya juzgado en Terrassa y no en la Audiencia Nacional como sí ha sucedido con la twittera Cassandra o el rapero Valtonyc.

Lo cierto es que la Audiencia Nacional tiene la competencia en exclusividad para conocer todos los delitos relacionados con el terrorismo. Sin embargo, en el delito de “conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma” no aparecen las palabras “terrorismo” o “terrorista”. El caso, dice la propia Audiencia Nacional, no fue valorado ni remitido a la Audiencia Nacional por ningún juzgado de instrucción, algo que contradice a las declaraciones por fuentes internas de fuerzas de seguridad del Estado y de la policía autonómica catalana a las que ha tenido también acceso diario Público, que afirman que sí fue elevado a la Audiencia Nacional.

En declaraciones a Publico.es, la abogada penalista Isabel Eibal afirma sorprenderle que “en el caso de un intento de atentar contra el presidente del Gobierno directamente lo lleve un juzgado ordinario y no la Audiencia Nacional, teniendo claramente las competencias atribuidas para este tipo de casos”. “Ya no sólo porque se podría dar un atentado terrorista, sino porque el hecho de haber intentado matar al presidente podría considerarse como un delito contra la Constitución” (Título XXI del Código Penal). “En mi opinión, por un lado o por otro, la Audiencia Nacional está eludiendo su competencia en un asunto muy peliagudo”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.