Opinión

El ‘gobiernillo’ de Jerez y el “estamos trabajando en ello”

Este gobierno, salvando las distancias con su predecesora socialista —la innombrable— por las posibilidades de endeudamiento y de potenciales alucinaciones de sus dirigentes, miente más que habla y habla más que hace.

En algunos círculos ya empieza a hablarse del gobierno local como gobiernillo. Su praxis les delata. La locución, cómica y odiosa, que un ex presidente del Gobierno de cuyo nombre no quiero acordarme utilizara reiteradamente —”estamos trabajando en ello”— es también la más utilizada por el actual gobierno local de Jerez. Quién sabe si en unos meses el “Jerez va bien” —España Jerez, como decían antiguamente—, toma su relevo.

Y es que Jerez va muy bien… va muy bien para los de siempre, como diría la canción de un conocido grupo de ska. A menos de un año y medio de las próximas elecciones municipales, el equipo de gobierno ha sacado la artillería. Con las primarias socialistas a la vuelta de la esquina, el PSOE local quiere dar una imagen de unidad que, por cierto, nunca ha tenido. En el trabajo del Gobierno local no creo que haya dudas para las dos partes implicadas en el proceso interno. Al fin y al cabo, no creo que haya muchas diferencias en su forma de proceder, como tampoco hay mucha diferencia con el gobierno socialista de Jerez que hubo hace una década. Este gobierno, salvando las distancias con su predecesora socialista —la innombrable— por las posibilidades de endeudamiento y de potenciales alucinaciones de sus dirigentes, miente más que habla y habla más que hace.

Museos, planes integrales, reformas, revitalizaciones, reestructuraciones… términos que aparecen en el argumentario de un gobierno local que no tiene proyecto de ciudad y que, en ruegos y preguntas de una rueda de prensa, lo mismo es capaz de anunciarte que van a venir dos museos al centro de la ciudad —la misma semana de la manifestación por el centro histórico, y sin especificar de qué— que te sale con proyectos —sin contenido, recuerden que están trabajando en ello— vinculados a la tríada jerezana del vino, del flamenco y del caballo. Notas de prensa cansinas e infumables en las que, cómo no, se habla del futuro. Un futuro que cuando llegue —si es que llega algo—, llegará deprisa y mal, como nos tienen acostumbrados.

Ya casi estamos en campaña electoral. Y en el gabinete de prensa municipal, el “ya” va tomando un sentido especial. “Ya estamos trabajando…”, que traducido al lenguaje del jerezano de a pie vendría a ser lo mismo que “ya están con la misma cantinela de siempre”, sobre todo si se cumple aquel dicho tan nuestro de que “en Jerez, el que no toca no ve”. Y la realidad es que en Jerez, ni se toca ni se ve nada, excepto un gobiernillo que habla mucho y elecciones a la vista. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close