Andalucía

El fracaso de 4 hospitales del SAS frente al éxito de un equipo de sanitarios que le devolvieron la vida a Alba

El doctor Velarde, que intervino quirúrgicamente a la joven jerezana, ofrece una rueda de prensa en la que esclarece cómo intervino a la hija de Carolina Pacheco, quien estuvo desamparada por la Junta durante más de 19 meses. "Pienso que ha habido una falta de coordinación entre los servicios"

El doctor Mario Velarde, especializado en traumatología, ortopedia y neurocirugía, ha celebrado una rueda de prensa en su clínica privada junto con su equipo y Carolina Pacheco, la madre de Alba, la joven jerezana de 18 años de edad que sufría de fuertes dolores, paralizada de cintura para abajo y en cama desde los 16. Con el objetivo de explicar ante los medios de comunicación el caso de Alba y cómo la intervino quirúrgicamente de rotoescoliosis, médula anclada y el síndrome de cola de caballo el pasado 9 de julio en la clínica San Rafael, en Cádiz.

En primer lugar, Velarde compartió que se involucró de manera altruista con la joven Alba por un compromiso de ética profesional y hace especial mención al Tratado de Lisboa, en el que los gobiernos de Europa se comprometieron a que hubiese universalidad, equidad, accesibilidad y solidaridad. “Y en esta caso se estaban rompiendo todos los parámetros”, incidió el doctor. “Cuando acudo a verla es una niña con mucho dolor, con un tratamiento amplio de opiáceos. Y según un catedrático de farmacología, Alba estaba como fumándose un porro cada cuatro horas. Esta niña estaba prácticamente condenada a eso”, narró Velarde.

La joven Alba durante su hospitalización en Jerez, meses antes de ser operada por el doctor Velarde. FOTO: MANU GARCÍA.

El traumatólogo expuso que la joven jerezana padecía síndrome en silla de montar ya que los síntomas eran esclarecedores: falta de sensibilidad en suelo pélvico, falta de control de esfínteres, pérdida de miembros inferiores y un dolor insaciable que era imposible de calmar con medicamentos y opiáceos. También hizo un repaso por los cuatros hospitales por los que pasó Alba: el Hospital Universitario de Valme (Sevilla), Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla), Hospital Universitario Puerta del Mar (Cádiz) y Hospital de Jerez (Jerez). “Todos ellos, con compromiso docente de formación. Están formando a los futuros especialistas sanitarios de la Junta o de España”, destacó el doctor Velarde.

Tras realizar un primer informe, Mario Velarde contó que sacó sus primeras conclusiones: “Lo primero, Alba nunca ha sido estudiada de manera global. Segundo, que la niña ya tuvo problemas durante el embarazo, un problema serio cuando se estaba formando… y la madre me lo confirmó”. Ante esta información, el neurocirujano concluyó que todo ello había provocado los fuertes dolores que ahora ella padecía, desde los 16 años. “Una escoliosis y una pelvis totalmente rotada… eso se llama médula anclada”, resaltó. “Mis compañeros no tuvieron en cuenta la basculación de la pelvis, incluso le hicieron una cirugía del fémur izquierdo pensando que al derrotar el fémur iban a derrotar la pelvis. Para mí, fue una cirugía innecesaria, pero es mi punto de vista”, continuó.

Durante la rueda de prensa, el doctor Velarde insistió en que está abierto a hacer una sesión clínica con sus compañeros de profesión, ya que según él, la joven debió ser operada mucho antes, y no tras 19 meses de espera. Sin embargo, dice que le ha resultado imposible hablar con los compañeros del Sistema Andaluz de Salud de la unidad de columna vertebral. “Pienso que los hospitales docentes no han mejorado lo que a mí me ocurría cuando me marché en 1986 porque vi que los nuevos cirujanos iban por un lado, los ortopedistas por otro… Y no podíamos operar de una manera conjunta, ni dialogar. Y eso sigue pasando hoy en 2018”, critica el doctor.

El doctor Velarde junto a Carolina Pacheco, durante la rueda de prensa. FOTO: CLAUDIA GONZÁLEZ ROMERO.

Los traumatólogos del SAS, entonces, no han quiero colaborar ni se han interesado por el caso de Alba.

Pienso que ha habido una falta de coordinación entre los servicios. Tened en cuenta de que los gestores de salud son gestores, son empresarios de salud, y contratan a especialistas para que trabajen. Ahora si un gestor recibe un informe de su especialista, de que no debe ser operada. ¿Qué va a hacer el gestor? Bueno, pues no se la opera. Señora Pacheco, su hija no tiene tratamiento quirúrgico. La señora Pacheco se desespera y se va a los medios.

Pero cuando usted llega y dice que sí tiene tratamiento, que tiene operación, ¿qué hacen esos especialistas que elaboran el informe de Alba?

Yo guardo un respeto ético profesional. No corporativismo. Yo he leído la historia clínica detenidamente. Y ha habido momentos de falta de explorar, de hablar con la chica. No he visto una exploración detenida, solamente de una reumatóloga que hizo mención a todo esto. Pero el resto de compañeros no le han hecho mucho caso. No sé qué es lo que no querían ver o no ver.

En cuanto el traumatólogo Mario Velarde visitó a Alba en el Hospital de Jerez el pasado 28 de mayo, este tardó poco más de un mes en intervenirla quirúrgicamente el 9 de julio, en la clínica San Rafael, en Cádiz. Tras ser operada con “gran éxito” de rotoescoliosis, médula anclada y el síndrome de cola de caballo, Alba “ha vuelto a nacer”. “Mi hija estaba muerta de cintura para abajo, era un vegetal, no se podía mover de la cama. La movíamos, la cambiábamos de postura y solo hacia el lado izquierdo. Y ahora fue que la intervinieran y moverse sola en la cama”, indicó Carolina Pacheco, la madre de Alba.

“Hola a todos, me encuentro muy bien. En el momento de operarme desaparecieron los dolores. Me siento las piernas, me siento los pies, pido pipí, me siento el vientre, estoy empezando a caminar. Y gracias al doctor Velarde, que es mi ángel de la guarda. Ha hecho una obra maestra”, se dirigió Alba ante los medios, a través de un vídeo. La joven ya puede sentarse en una silla y está empezando a caminar apoyada a un taca taca. Según el doctor Velarde la rehabilitación de Alba durará entre un año o año y medio, ya que más difícil será “enseñarle a caminar de manera vertical y no de lado”.

Carolina informó de que el desamparo de su hija ante el SAS está en manos de abogados, pero que “por lo pronto la Junta está colaborando”. La familia de Alba está inmersa en la recuperación de la joven y en la recaudación de dinero para poder costear los materiales de la operación y el ingreso en la clínica San Rafael. “Faltan unos 3.500 euros”, especifica Carolina. Por ello, a partir de septiembre, en la Asociación de Vecinos Pedro Palma abrirán un rastrillo solidario con multitud de enseres donados por empresas, bodegas y demás almas caritativas que se han volcado con el caso de Alba. “Ella ha acarreado a mucha gente porque es una niña que se ha dejado querer mucho. Y cuando esté mejor quiere hacer una fiesta, tocar la caja y cantar”, ríe su madre.

Una imagen de Alba Pacheco, la joven jerezanao, durante su hospitalización en el Hospital de Jerez. FOTO: MANU GARCÍA.

Agradecimientos a la alcaldesa de Jerez, hospitales Pascual y al doctor Anglada

El doctor Velarde y Carolina Pacheco no quisieron terminar la rueda de prensa sin antes agradecerle a la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, la “labor tan importante” que ha realizado con la joven jerezana. “No sé cuál ha sido su alcance, son temas que se nos escapan, pero sé que ha hecho una labor encomiable. Ella incluso ha podido tener problemas con su cargo, pero ha apostado por la salud de Alba, porque ella ha entendido que los pacientes deben enfermar con esperanza, adolecer con socorro. Y obviamente no terminar en las unidades del dolor sin ningún compromiso mayor”, compartió el doctor Velarde.

“Mamen ha estado a nuestro lado como amiga, no ya solo como alcaldesa, sino como amiga. Ella ha visitado a Alba después de intervenirse. Ha estado del lado de Alba, llamándola todos los días para saber cómo se encontraba. Y la verdades que es de agradecerle”, concluyó Carolina, al tiempo en que agradecía también la labor del doctor Anglada, de Medicina Interna en el Hospital de Jerez, y a los gestores de la red de hospitales Pascual.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

  1. Entiendo que lo procedente, ahora, es denunciar en el Juzgado de Guardia a todos los implicados en el abandono a ésta mujer. No sólo es importante denunciar para hacer justicia a éste crimen, si no para evitar que otra persona se vea abocada al mismo trato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.