Sala Tragaluz

El ‘Dios’ de muchos rostros se pasea por Sala Tragaluz

Manolo del Valle inaugura en el espacio cultural de lavozdelsur.es, con una espectacular y divertida 'performance' previa, 'Máscaras y Escombros', una instalación artística donde reflexiona sobre la identidad, la condición humana y "el deterioro de nuestra fachada vital"

Inmersión en forma de ritual para abrir boca. ¿Vieron esa temporada de Juego de Tronos en la que Arya Stark, como primer camino iniciático en la búsqueda de la ansiada libertad, debía olvidarse de su propia cara y su propio nombre ante el Dios de muchos rostros? Pues algo así. O algo así como un pasaje del terror. O como una galería de retratos robots, o unas paredes repletas que identifican los cadáveres de una morgue. O la ilusión (falsa) de muchos amigos en una red social a los que no conocemos. “No vendría ni uno a ayudarnos con la mudanza”, dijo mordaz el artista y fotoperiodista Juan Carlos Toro. Esos de los que solo conocemos la fachada.

¡Solo una vez!, como El gran circo de Oklahoma, pronunciaba Joaquín Carrera, enciclopédico como de costumbre y presentador de la instalación artística que estaba a punto de inaugurarse en Sala Tragaluz, el contenedor de cultura e ideas de lavozdelsur.es. Como actor principal de este circo, el polifacético, inquieto e inquietante Manolo del Valle (Jerez, 1966), con un poder de convocatoria impresionante y capaz de tragar la luz de la luminosa sala cultural jerezana para revestirla de Máscaras y EscombrosEl maestro de ceremonias, el activista teatral Luis Mariano Fau, invita a los presentes a colocarse sus caretas, sumergirse en esta ceremonia de purificación y adentrarse en los laberintos alegóricos de Del Valle limpios de cuerpo y alma.

Pasaba las nueve de la noche, caía ya el sol, y era el momento justo para que, en fila de uno, fuesen accediendo a la sala, bajo la sombría música de Rafael Amaya, a disfrutar de una instalación donde el dibujo, la fotografía, la videocreación, la música y las artes plásticas se entremezclan en una reflexión sobre la identidad, las relaciones sociales y la propia naturaleza humana, todo con el sentido del humor que caracteriza al artista bajo una atmósfera entre tétrica y desasogante. Se trata de “una reflexión sobre el deterioro constante y permanente de nuestra fachada, la fachada vital”, explicó el autor de la muestra.

“Una de mis primeras exposiciones, en las que participé de manera colectiva, fue en una sala de exposiciones que se hizo en el bar El Tragaluz hará ya 35 años. Y ahora… en la Sala Tragaluz, curioso”, recordó en la inauguración Del Valle, que insiste: “Ha sido un reto el intentar tragar la luz de la sala”. Más de un centenar de personas se dejaron caer por la sede de lavozdelsur.es y el espacio Tragaluz para asistir a una instalación artística que ha contado con el patrocinio de El Corte Inglés, Tabanco El Pasaje y La Copistería, y que podrá verse en horario de tarde, o bajo cita concertada, hasta el próximo 26 de julio.

En la concurrida inauguración, en una perfomance ritual que ha sorprendido y divertido a todos los asistentes, Del Valle ha agradecido la presencia de tantas caras conocidas del mundo de la “creación”, desde artistas pictóricos y plásticos, e ilustradores, como Juan Ángel González de la Calle, José Basto o Fernando Toro, Domingo Martínez González, David Saborido, Miguel Parra, Luisa Porras, Fernando Belmonte, Amanda Román, Inma Parra, Daniel Diosdado, hasta el director de cine jerezano Juan Miguel del Castillo, pasando por los miembros de la banda Bad Conditions, la actriz María Duarte, el historiador Juan Luis Sánchez Villanueva, la poeta Josefa Parra, o la nueva delegada municipal de Igualdad, Políticos de Juventud e Infancia, Diversidad y Vivienda, Ana Hérica Ramos.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

  1. Pingback: Homepage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *