PequeVoz

El cubismo de Picasso, el pop art de Warhol, la arquitectura de Gaudí… para niños

El espacio cultural creativo de ¡Ya voy mamá! en Jerez sorprende cada temporada con una oferta de actividades para niños muy diferentes a lo que acostumbramos a ver.

La propietaria de ¡Ya voy mamá! nos cuenta todo sobre sus talleres.

Cuando un niño nace, llega a un mundo en el que todo está por descubrir. Es esta mezcla exquisita de ilusión y responsabilidad a partes iguales la que nos hace a los padres transitar cada experiencia con ellos como si la viviéramos por primera vez: Los primeros contactos con las grandes obras de nuestro tiempo, con nuestra historia, con el arte y la música…

No es fácil encontrar actividades culturales y de ocio para niños hoy en día que se destaquen por un mínimo de calidad y originalidad en sus contenidos, y que no caigan en la repetición de estereotipos infantiles o se encierren en la tematización regida por los gigantes mediáticos del momento: Pocoyó, Peppa Pig, Bob Esponja…. Y aunque a ellos les encanten las cosas “para niños”, a veces parece que nos empeñamos en subestimar la capacidad de los más pequeños para interesarse genuinamente por aspectos mucho más ricos y complejos de nuestra cultura. Ellos no tienen etiquetas en sus mentes: tan interesante puede ser la figura de Dalí, con su estrambótico bigote y sus elefantes de largas patas, como cualquier personaje infantil de ficción.

Con este pensamiento de apertura a otro tipo de experiencias culturales para niños surgieron los talleres infantiles de ¡Ya voy mamá!. No es la primera vez que te hablamos de este espacio especial de nuestra ciudad. La mamá emprendedora que está detrás de esta pequeña nave alternativa de la plaza del Progreso es Macarena Gómez, una bioquímica que sintió la necesidad de cambiar radicalmente de rumbo profesional y dedicarse de lleno al mundo de los niños. Tal y como ella nos cuenta: “¡Ya Voy mamá! nació con vocación de no ser una tienda sin más, sino un espacio para niños donde encontrar artículos infantiles interesantes y actividades culturales dirigidas a ellos. En aquel momento mis hijos tenían 7 y 5 años,  quería tener mi vida montada de otra manera que me permitiera disfrutar más de ellos (¡ay, no conocía la maravillosa vida del autónomo!) y como mamá el proyecto me interesaba por la posibilidad de aprender y poder ofrecer a mis propios hijos algo diferente. Sabíamos de experiencias de este tipo en otras ciudades y echábamos de menos en Jerez un lugar así, con una programación de actividades que acercara a los niños a la cultura de una manera seria pero divertida”.

Macarena nos cuenta todos los detalles acerca de su programación de actividades para niños, que forman parte del ambicioso sueño de conformar un espacio cultural y creativo para los niños y niñas de nuestra ciudad:

¿Cómo te inspiras a la hora de programar los talleres?

La inspiración la buscamos en lo que nos gusta y en mi propia experiencia como madre. Los niños son curiosos. A través de nuestros talleres acercamos cine, arquitectura, literatura, ciencia y pintura a los niños, para despertar su interés por la cultura, buscando fórmulas que les resulten atractivas. Ellos se atreven con todo y no hay que cortarse a la hora de plantear talleres que sobre el papel podrían parecer farragosos o poco interesantes para un niño. Hacer un taller para niños y hablarles de La Bauhaus puede parecer pretencioso, pero si le enseñas los increíbles ballets que organizaba allí Oskar Schlemmer y se ponen a diseñar sus propios bailarines el resultado es increíble. La inspiración puede venir de una foto que encontramos en Internet, de un artículo en el periódico, una canción, un libro que se publica, una película que se estrena, algo que vimos en una exposición, algún aniversario o efeméride de un personaje…

Nuestros talleres pretenden ser experiencias más o menos completas, si hacemos un taller de Picasso y su relación con el Museo de Basilea y lo que pasó en torno a sus cuadros en el museo en el año 68 con el movimiento All you need is Pablo, los niños escuchan el All you need is love de los Beatles porque es coetáneo, o si ofrecemos un taller sobre dadaísmo ponemos música de Satie. Entendemos que así se debe entender el conocimiento, no como disciplinas aisladas, todo suma. 

“Hacer un taller para niños y hablarles de La Bauhaus puede parecer pretencioso, pero si le enseñas los increíbles ballet que organizaba allí Oskar Schlemmer y se ponen a diseñar sus propios bailarines el resultado es increíble”

Lo que nos gusta es despertar la curiosidad de los niños, y que ellos luego experimenten, investiguen. Cuando hacemos un taller de arquitectura no se trata de hacer “arquitectitos”, se trata de que ellos vayan teniendo herramientas para aprender a tirar de los hilos. Parece que no pero de todo van aprendiendo. Hicimos un taller en el que tenían que hacer un poema dadaísta según la “receta” de Tristán Tzara. Por supuesto es imposible que entiendan el dadaísmo (¡a mi me sigue costando y mira que me gusta!) pero hacer el poema es tan divertido dentro de su sin sentido que algún recuerdo de lo que se les cuenta en el taller les queda.

¿Con quienes colaboráis en los talleres?

Solemos contar con colaboradores excepcionales de aquí y también de fuera. Por ejemplo, Enrique Cabrera, director artístico de la compañía Aracaladanza, que tiene varios Premios Max de las Artes Escénicas, colabora a menudo con nosotros cuando está por Jerez y se ha convertido prácticamente en un amigo. También han colaborado con nosotros los artistas ilustradores Pablo Salvaje y Raúl Nieto Guridi. Con Manuel Calzada, que fue Premio Nacional de Literatura Dramática el año pasado por su obra El Diccionario hicimos un taller en torno al diccionario, las palabras y María Moliner que fue interesante y ¡hasta emocionante!. Los artistas Emilio Villalba y  Sara Marina, que hacen música medieval para niños, vinieron a dar un concierto de música antigua y van a seguir colaborando con nosotros en próximos proyectos

¿Cómo responden los niños ante estas propuestas distintas a lo habitual?

Los niños nunca dejan de sorprendernos. Son niños y aunque a la hora de diseñar los talleres planteamos dinámicas que creemos van a ser atractivas para ellos, siempre tenemos la incertidumbre de cómo responderán. La buena acogida de los talleres nos anima mucho porque viene a darnos la razón en que los niños son receptivos a este tipo de propuestas y cada vez hay más padres abiertos a ellas. Que nos digan los padres que repiten porque los niños quieren venir por lo bien que se lo pasan o que esperan entusiasmados a que saquemos la programación ¡nos da un subidón!.

Hay niños, de los que habitualmente vienen a los talleres, que salen diciendo que quieren ser arquitectos, músicos, científicos, pintores…según lo que hayan hecho en el taller de ese día. Recuerdo una vez que vino Enrique Cabrera a hablarle a los niños sobre cómo era el proceso creativo en torno a un espectáculo de danza contemporánea para niños, que es a lo que ellos se dedican. Presentaban en el Villamarta el espectáculo Nubes, inspirado en la obra de Magritte. Llenamos una pared de la tienda con imágenes de sus cuadros y, en medio de su charla, uno de los niños se levantó  para decirle a Enrique que los hombres del cuadro que estaba detrás suya se habían movido, ¡que él lo había visto! ¡Aquello fue más surrealista que el propio cuadro!. Recientemente dedicamos un taller a Alan Turing, a raíz del estreno de la película Enigma. Un niño de los que asistió, cada vez que viene a un taller nos refiere algo sobre Turing y lo que ha investigado sobre él.

¿Nuevos proyectos a la vista?

Después de cuatro años consolidando los talleres y ante lo que nos demandaban, estamos creciendo. A principios de otoño presentamos Ya Voy Mamá- Espacio Cultural Creativo, un proyecto que tiene su origen en nuestros talleres pero que pretende ir más allá. Es un proyecto detrás del que están también Cristina G. Cintado y María Millo, con las que nos complementamos y es posible llevar para adelante las ideas que tenemos, que son muchas. Además de ampliar la oferta de talleres hemos puesto en marcha una web: www.culturayavoymama.com, en la que enseñamos lo que nos gusta, informamos de nuestras actividades o escribimos sobre descubrimientos que creemos pueden interesar a los papás.  Este nuevo proyecto nos ha permitido realizar salidas para impartir talleres, como el que ofrecimos a principios de octubre en la Casa de Iberoamérica en Cádiz, seleccionados por el Colegio de Arquitectos de Cádiz. En este sentido queremos seguir creciendo y en enero vamos a asistir en el Museo Reina Sofía en Madrid al III Encuentro de Educación en Arquitectura. Espero poder anunciar en breve algunas novedades relacionadas con este espacio cultural creativo, que me tienen muy ilusionada.   

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *