SociedadJerez

El CEIP Lomopardo, sin monitores de transporte escolar desde septiembre

La AMPA del colegio denuncia la falta de personal no docente desde el inicio del nuevo curso educativo: "No podemos consentir que una vez más, los alumnos de la zona rural sean los que paguen las consecuencias de las nefastas actuaciones de la Junta".

La AMPA del colegio denuncia la falta de personal no docente desde el inicio del nuevo curso educativo: “No podemos consentir que una vez más, los alumnos de la zona rural sean los que paguen las consecuencias de las nefastas actuaciones de la Junta”.

La AMPA del CEIP Lomopardo exige una solución para los problemas de transporte de los alumnos de la zona rural de todos los niveles, desde Infantil hasta Secundaria. Desde principios de año, padres y madres del alumnado de los CEIP Lomopardo, Nuestra Señora de la Paz, Gibalbín y La Ina han llevado a cabo multitud de manifestaciones para impedir el cambio de líneas —que finalmente se implantó— y la mejora de transportes para los estudiantes de las pedanías y barriadas rurales del municipio, incluso a riesgo de que algún centro se viese obligado a cerrar sus puertas. En este nuevo curso, las carencias de transporte persisten. 

A día de hoy solo existe un autobús que transporte al alumnado de Educación Infantil, Primaria y Secundaria, mientras que algunas clases empiezan antes que otras. Por lo que, además de que los pequeños se tienen que levantar a altas horas de la mañana, también tienen esperar en los centros escolares, donde quizá no hay habilitada ningún aula de matinal o ningún monitor que les acompañe. 

El pasado mes de marzo en lavozdelsur.es conocimos un caso concreto en el que habitualmente, para asistir a clase, dos hermanos recorrían tres kilómetros y medio a pie para llegar a la parada de autobús de Mojo Gallardo, la barriada rural más cercana a Fuente Rey, su lugar de residencia. Pero el principal problema de esta familia no eran esos tres kilómetros y medio, ya que en comparación con lo que el único autobús escolar recorría desde la zona rural hasta llegar al CEIP La Ina, el IES Fernando Quiñones y el IES Vega del Guadalete, en La Barca —65 kilómetros—, era una distancia ínfima. “Si hoy mis niños se despiertan a las siete de la mañana para ir juntos al colegio de La Ina, cuando el mayor tenga que ir al instituto… ¿mis hijos van a tener que levantarse a las cinco de la mañana para ir a clase?”, se preguntaba Antonio, el padre de estos dos alumnos.

Una de las soluciones que pusieron desde la Delegación de Educación en Cádiz para paliar el problema fue la incorporación de monitores de transporte escolar para los niños y niñas de Infantil y Primaria hasta que empezaran sus clases. No obstante, la AMPA del CEIP Lomopardo denuncia que carecen de monitores desde el inicio de curso. “Tenemos constancia de que en otro centro se viene haciendo y todos tenemos el mismo derecho. Desde las ocho y media el profesorado del centro está cuidando de los alumnos y ese trabajo no le corresponde. Pero claro, los alumnos no se pueden quedar solos”, manifiesta la AMPA a través de un comunicado. La falta de monitores escolares es uno de los grandes retos de este nuevo curso educativo, ya que es una carencia que ha aumentado en los diferentes centros de Jerez. 

Por otro lado, anuncian que han mandado un escrito al jefe de Planificación y Escolarización de la Delegación de Educación en Cádiz y que este no les pone solución a dicho problema. “Lo único que queremos es que nos dé una solución como: poner dos líneas de autobús, una para Educación Infantil y Primaria y otra para Secundaria, disponer de un aula matinal o poner de nuevo a los monitores de transporte. No podemos consentir que una vez más, los alumnos de la zona rural sean los que paguen las consecuencias de las nefastas actuaciones de la Junta”, concluyen desde la AMPA del CEIP Lomopardo. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *