Cultura12+1

El Canijo de Jerez: “Tengo edad para todo, estoy más ‘jartible’ que nunca”

A punto de lanzar su tercer trabajo en solitario, 'Manual de jaleo', y de presentarlo en el Primavera Trompetera, el músico y letrista habla con lavozdelsur.es de política, feminismo, cultura, flamenco, tópicos..

Si tecleas Marcos del Ojo en Google aparecen casi 800.000 resultados; si tecleas Los Delinqüentes (sic), unos 148.000. Vale, a él le siguen reconociendo en las cajas de los súper con un hostia, tú eres el de Los Delinqüentes, pero quizás esa mera estadística del metabuscador sirva para demostrar que la carrera que este chico de El Pelirón (Jerez, 1982) emprendió hace ya seis años en solitario va más allá de aquel grupo gamberro de la tardoadolescencia que, junto al inolvidable Miguel Benítez y Diego Pozo —y el ojo clínico del productor Josema Pelayo—, le catapultó a la popularidad.

El Canijo de Jerez, su sobrenombre artístico, tiene a punto de caramelo su tercer disco, Manual de Jaleo. Editado por El Volcán Música, una compañía independiente que le ha permitido volver a La Bodega, el estudio de la jerezana calle Francos que parió a Los Delinqüentes —”un sitio con embrujo y buen amontillado”—, este músico y letrista garrapatero avanzará parte de su contenido el próximo sábado 17 de marzo, en su tierra, junto a La Banda Magnética, y dentro de la cuarta edición del Festival Primavera Trompetera. Será poco antes del lanzamiento del nuevo trabajo, previsto para finales de abril.

Con una mezcla de “palo cortao y amontillado”, El Canijo solo se arrepiente de la última resaca —”me pegué todo el fin de semana sin fumar y sin beber, para estar fuerte, pero prácticamente fue acabar de grabar las voces, y estaba tan contento que me lie a fumar y a beber, venga beber y venga tabaco, tabaco, tabaco, y lo que no es tabaco, y ahora estoy un poquito resacoso, tengo un clavito ahí jincao—. Una vez más, como ya ocurriera en El nuevo despertar de la farándula cósmica y en La lengua chivata, la primera lección de este nuevo Manual de jaleo es “pasarlo bien”.

“La primera lección es pasarlo bien, porque creo que al fin y al cabo el objetivo de todos los seres humanos es ese. Es mi destino en la vida”. Ha estado dos años on the road con un grupo llamado Estricnina, junto a Juanito Makandé, “que era más tirando a rock and roll, y ahora he vuelto a coger otra vez las riendas de mi carrera artística como El Canijo de Jerez. Tenemos una buena gira cerrada para este año y, bueno, quién sabe si en el futuro nos volvemos a juntar también Los Delinqüentes, que es algo que también está rondando por ahí. A ver si en dos o tres añitos nos juntamos. La música siempre está presente en la vida, es lo que más nos gusta hacer y es con lo que queremos morir”. Palabra de El Canijo.

Su primer single se llama ‘Libera la fiera’. ¿Ante qué la libera usted?

Ante las injusticias, ante la desigualdad de género… eso no es una moda, se respira en el aire un cambio que me parece que será muy importante para los seres humanos. Liberar la fiera es no mirar por encima del hombro a nadie, independientemente de su raza, género, color o lo que sea. Estamos ante una época muy bonita de mucho cambio, pero tenemos que seguir luchando todavía.

“Los hijos de las nubes nunca pierden la esperanza”, dice una de sus letras. ¿Es posible eso en el mundo que nos rodea?

No se puede ser optimista todos los días, está claro, ves muchas injusticias que no te gustan, pero aprendes a convivir con ellas y adaptarte a los tiempos para, pese a todo, seguir siendo un poco optimista, aunque venga un temporal o haya mucho paro. Tengo mis días, unas veces me levanto muy negativo pero con una canción se me quita.

¿Para qué no tiene ya edad?

Pues la verdad que tengo edad para todo, estoy más jartible que nunca. Hombre, las resacas duran más ahora (risas), te pegas tres días, pero la verdad que tengo edad para todo: tengo muchas ganas de cantar, viajar, tocar, me siento super vivo, me gusta llevarme bien con todo el mundo, no mirar por encima del hombro a nadie… En fin, mi destino es pasarlo bien.

Dice que las letras de este disco surgieron en la India. Cuando uno viaja a ese universo tan impresionante, ¿siente lo ombliguistas que podemos llegar a ser aquí?

Sí, yo vivo en Chiclana desde hace cinco años y también voy mucho a Madrid, pero cuando he venido ahora a Jerez a grabar el disco, vas a comprar chicharrones, hablas con la gente, y ves la forma de ser y lo que es el pueblo, pero eso a mí me gusta también. Ese ombliguismo mola, pero claro, hay que abrirse. La India me ha abierto un montón la mente, por ejemplo, a la hora de escribir. Imagínate lo grande que es y la de gente que hay de todo tipo, y hay injusticias pero también hay cosas bonitas. El mundo es tan grande… Creo que habrá un momento al que nos va a costar llegar, pero al final todo el mundo será feliz y alegre.

¿Cómo titularía la rumba del ‘Pròces’?

¿Al Puigdemont? Mi compadre Tomasito utiliza Puigdemont para todo: lo mismo para fumarse un Puigdemont que para ir al váter. Yo creo que todo lo que sea cambio es bueno, pero es importante que todos estemos de acuerdo en esa necesidad y que la mayoría quiera. Concretamente, lo que está pasando en Cataluña, bueno, quizás tengan su parte de razón, pero sin llegar hasta el extremo de no querer ser parte de España. Yo me considero español y estoy súper orgulloso de mi tierra.

¿Se refugiaría en Suiza en caso de emergencia, como Urdangarín o Gabriel? 

Qué va, qué va… Yo me vengo aquí a Jerez y estoy más a gusto que . Los cambios son buenos pero siempre que la gente quiera y si se hacen con respeto. Sobre todo, creo también que tenemos que creer en España y en nuestras cosas, aunque los políticos muchas veces no lo hagan como esperamos, pero vivimos en un buen sitio, con muchas oportunidades, y hay que ser un poquito optimista.

“Soy muy peliculero, soy muy futbolero, me encanta el fútbol y voy con el Xerez Deportivo hasta la muerte… pero ahora ya no me acuerdo ni cómo se llama”

¿Los músicos llegan a fin de mes?

Algunos sí y algunos no. Esto es así. Lo mismo te toca la lotería de un veranito con muchos bolos y te da para llenar la nevera varias veces, y lo mismo luego te pegas un invierno canino buscándote las papas. De eso se trata: de picar piedras y de sobrevivir. Personalmente, no me puedo quejar, desde que empecé vivo de la música y no he tenido problemas, soy muy feliz.

¿Agujetas o Morente?

Manuel de los Santos Pastor Agujetas de Jerez, con respeto a Morente, al que quería mucho y cuya hija Soleá es muy amiga mía. Pero es que Agujetas es hierro oxidado, ese quejío me hiere el alma.
¿Qué es cuando no es ‘garrapatero’?

Soy muy peliculero, soy muy futbolero, me encanta el fútbol y voy con el Xerez Deportivo hasta la muerte…

¿Con qué Xerez…?

Yo con los dos, y me gusta hasta el Industrial, el Flamenco y el Guadalcacín. Hombre, el Xerez Deportivo de toda la vida era mi equipo, yo vivía en El Pelirón e iba a ver el fútbol con mi padre, que era socio, pero ahora ya no me acuerdo ni cómo se llama.

Miguel Benítez “dejó un legado de canciones que en cierta manera siguen con nosotros y cuando seamos polvo, seguirán más vivas que nunca”

¿Le molesta que ante un andaluz se tire de tópicos cuando uno cruza Despeñaperros?

Qué va, qué va, hay que tomárselo con humor. Voy a Madrid, pido el desayuno, y ya se ponen a imitarme: ponme una tostá con manteca, y ya se ponen a cecear como nosotros, pero no me importa porque no lo hacen con maldad, es como nosotros cuando escuchamos a un gallego o a un catalán. Pero para nada hay complejo, al revés, me siento alegre por ser de dónde soy y creo que a mucha gente le gustaría ser de donde somos nosotros.

Este año se cumplen 20 años del primer disco que grabaron, ¿qué queda de Los Delinqüentes?

Pues queda una amistad muy bonita y queda por supuesto en el recuerdo la voz de mi compadre Miguel, que nos dejó el pobre con solo 21 años, ni siquiera en el club de los 27, pero dejó un legado de canciones que creo que en cierta manera siguen con nosotros y cuando seamos polvo, seguirán más vivas que nunca. Los que quedamos, mi compadre Diego y la banda del ratón, tenemos una amistad muy bonita, el verano pasado nos juntamos en una barbacoa en mi casa de Chiclana, y hubo un reencuentro muy bonito. Nos queremos mucho. Han sido muchos años viviendo en la carretera, muchas aventuras que son muy difíciles de borrar.

¿Alguna vez se ha sentido preso de Los Delinqüentes?

No, la verdad que no, yo me siento muy orgulloso de que la gente me reconozca, por ejemplo en un supermercado, como el de Los Delinqüentes, aunque tenga ya mi nombre como El Canijo de Jerez, pero para mí es el mejor grupo que ha habido nunca.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.