Política

El bloque de la derecha volvería a gobernar en Andalucía de celebrarse hoy las elecciones

Moreno Bonilla mantendría la presidencia de la Junta, pese al aumento de Vox en intención de voto y el retroceso de Cs. La abstención también aumenta en el último semestre

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo (PP-A), ha valorado que, “si hoy hubiera elecciones en Andalucía, se volvería a repetir el Gobierno del cambio” en la comunidad autónoma, a tenor de los resultados del Barómetro de Opinión Pública del pasado mes de diciembre publicado este martes por el Centro de Estudios Andaluces (Centra), que depende precisamente de la consejería que dirige Bendodo. En ese Gobierno, no obstante, es probable que Vox no figurara esta vez como convidado de piedra, o aliado externo a nivel presupuestario, pues es precisamente el ascenso de la formación de Santiago Abascal —la que más crece en el último semestre en la comunidad— el que posibilitaría más que nunca la reedición del pacto, donde Cs queda muy mermado tras la debacle nacional.

En concreto, el sondeo de intención de voto —dentro de un estudio amplio donde el paro y la falta de oportunidades laborales vuelve a ser el principal quebradero de cabeza de los andaluces y andaluzas—, cuyos “datos son directos de opinión y no determinan ni proporcionan por sí mismos ninguna proyección de hipotéticos resultados electorales”, dejan al PSOE de Susana Díaz como ganador de las elecciones andaluzas de celebrarse hoy; pero prácticamente con unos resultados similares a los cosechados en diciembre de 2018: insuficientes. El 27,78% de los andaluces volvería a dar la confianza a los socialistas —pese al chaparrón de la sentencia de los ERE—, apenas unas décimas menos que los resultados de los últimos comicios autonómicos. No daría para reconquistar San Telmo.

La segunda fuerza volvería ser el PP de Juan Manuel Moreno Bonilla, que con un 24,5% de intención de voto podría sumar con Vox, que aglutinaría el 16,16% de los votos, y con Cs, que queda relegado a quinto partido más votado con el 10,54% de los sufragios (en 2018 obtuvo el 18,28%). La izquierda no suma en esta ecuación. Adelante Andalucía, la coalición que lidera Teresa Rodríguez, seguiría perdiendo votos, según la lectura de este sondeo: el 15,57% de intención de voto, algo menos del 16,19% que obtuvo a finales de 2018.

A todo esto hay que añadir que, aparte de Vox, la abstención también crecería: de un 39,82% del barómetro de julio pasado a un 43% en diciembre, idéntico porcentaje a la desmovilización registrada en la pasada convocatoria de comicios autonómicos en Andalucía. Elaborado a partir de una encuesta realizada por la empresa Nexo SCA entre el 25 de noviembre y el 12 de diciembre pasados, el sondeo contempla una muestra de 2.627 personas de ambos sexos residentes en las ocho provincias de Andalucía y mayores de edad. La encuesta presenta un error muestral del 1,9% para el 95% del nivel de confianza en el supuesto de muestreo aleatorio simple y máxima variabilidad.

Las tendencias

Bendodo ha señalado en su valoración que a lo largo de su trayectoria ha aprendido que “lo más importante de las encuestas son las tendencias”, y en este caso es “clara” la que refleja este barómetro, que es la de “la consolidación del cambio en Andalucía”, al tiempo que ha destacado que “el porcentaje de apoyo a las fuerzas del cambio es superior al que se obtuvo en el último barómetro”, presentado en julio del pasado año. Se trata, según ha añadido, de “un mensaje positivo, estimulante” para el actual Gobierno que preside Moreno Bonilla, que “refuerza su estabilidad”, y “se aprecia que, poco a poco, las medidas que vamos adoptando martes tras martes son bien aceptadas por los andaluces”.

“La encuesta sería para reírnos si no estuviera pagada con el dinero de todos los andaluces”

El PSOE-A ha considerado que el Barómetro de Opinión Pública de Andalucía conocido este martes es “una charlotada” del presidente de la Junta y de su consejero de la Presidencia, Elías Bendodo. Es, para los socialistas andaluces, “una encuesta de chiste, de Juan Palomo: yo me lo guiso, yo me lo como”. Así se ha pronunciado en rueda de prensa el portavoz de Presidencia del PSOE-A, Carmelo Gómez, al hilo del referido sondeo, que recoge que el PSOE-A ganaría las elecciones autonómicas con 3,2 puntos sobre PP-A.

“La encuesta sería para reírnos si no estuviera pagada con el dinero de todos los andaluces”, ha abundado el portavoz socialista, que ha advertido de que “si quieren hacerse una encuesta para autobombo de ellos dos, que se las paguen directamente del partido y destinamos esos recursos tan necesario para la educación o la sanidad”.

No obstante, Gómez ha apuntado que “pese a la charlotada y el gasto, la opción preferida de los andaluces sigue siendo el PSOE-A”. “No hay más encuestas que la realidad, que las encuestas que se hacen en las urnas y las últimas cinco elecciones ha ganado el PSOE-A superando el millón de votos”, ha apostillado.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *