Jerez

El Ayuntamiento aspira a recaudar casi 2 millones de euros en multas de tráfico

El Presupuesto vigente, prorrogado por el gobierno de Pelayo, contempla ingresos para las arcas municipales de más de 5.300 euros diarios por sanciones impuestas por la Policía Local. En 2013, última liquidación presentada, apenas se recaudaron 310.000 euros de los 2,45 millones previstos, un 70% menos que antes de la crisis.

El Ayuntamiento, en manos del gobierno del Partido Popular, ha presupuestado –las cuentas de 2014 se han prorrogado para este año– en el capítulo de ingresos del Ayuntamiento una recaudación de 1,95 millones de euros en concepto de multas por infracciones de la ordenanza de circulación, más de 5.300 euros diarios. No obstante, esta previsión es menos optimista que la de 2013, cuando se presupuestaron unos ingresos de 2,45 millones de euros por sanciones de tráfico pero finalmente solo se recaudaron, según recoge el Presupuesto municipal de 2014, 309.690 euros derivados de la recogida de multas por parte de los agentes de la Policía Local.

La alcaldesa María José García-Pelayo ha explotado especialmente esta vía ‘alternativa’ de ingresos para las arcas municipales a lo largo del presente mandato. No en vano, en el Presupuesto de 2012, el primero que elaboró su equipo, previó obtener 1,89 millones de euros por sanciones de circulación, un 104% más que se presupuestaba tres años antes. Las sanciones de tráfico, que generalmente oscilan entre 80 y 200 euros, suelen hacer referencia principalmente a estacionamientos indebidos, que en numerosas ocasiones se aparejan también de retirada del vehículo por parte de la grúa municipal, en manos de la concesionaria Setex-Aparki (adjudicataria también de la ‘nueva’ ORA) y cuya previsión de ingresos no recoge el Presupuesto municipal vigente.

En todo caso, desde la irrupción de la crisis y la tremenda inestabilidad social y económica de miles de familias de la ciudad, este mecanismo para hallar fuentes adicionales de financiación para el Ayuntamiento se ha visto mermado sobremanera. Los infractores tratan por todos los medios de dilatar el pago de la sanción en el tiempo, lo que directamente repercute en las previsiones municipales de ingresos por este concepto. Si en 2009, un año después del estallido de la crisis, el Consistorio ingresó por multas de tráfico un total de 1,11 millones de euros, la realidad a día de hoy es que se recauda un 70% menos que entonces. La diferencia entre liquidación de 2013 y Presupuesto de 2014 es de más de 1,6 millones de euros y no parece que en el ejercicio actual pueda mejorar. Eso, pese a que las vías de apremio y ejecutivas para los sancionados morosos siguen funcionando a pleno rendimiento.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *