Opinión

El árbol de Navidad

Un momentito, señora, siéntese ahí cómoda y coja una revista de esas que hay ahí ‘pa’ leer, que en cuanto termine de montar el árbol estoy con ‘usté’.

Un momentito, señora, siéntese ahí cómoda y coja una revista de esas que hay ahí pa leer, que en cuanto termine de montar el árbol estoy con usté. Ya, ya, ¿que tiene prisa? Tranquila que ya termino, un poquito de espíritu navideño. Oye, que ayer encendieron las luces y pusieron una pista de hielo, sí, en la plaza del Rey, como todos los años. Desde que está este gobierno La Isla es diferente, pasan unas cosas… El primer año nevó, de mentira, claro, y en una calle na más, era espuma y parece que no había mucha, como si la hubieran cogío de una bañera. Todo el mundo esperando y la gente se quedó con las ganas de la nieve.

Si es que no puede ser, lo que no es, no es, y aquí podían hacer otras cosas con el dinero, que hay muchas criaturitas pasando necesidad. Puede que La Isla esté diferente, pero los problemas son los mismos. Ahora quieren hacer cuatro carriles en Pery Junquera, pa cuando venga uno de Cádiz aquello parezca Nueva York, con esa amplitud y ese parque tan bonito, porque hay que ver lo bonito que está el parque del oeste y la de gente que va allí a celebrar los cumpleaños. Y por el otro lao, las torres de la Casería… lo que yo le diga, Nueva York en chiquetito. ¿Ha visto usté las bolas que estoy poniendo en el árbol? Qué bien criás, ya quisiera alguno tener alguna así bajo el pantalón.

Oiga, hablando de eso, dicen que una asociación nudista ha pedío tener una zona en la playa. A mí me parece mu requetebién, no me asusta que la gente se ponga desnuda, pero hija, entre la parte de perros, la de los surfistas, lo que todavía tienen los militares, los de las cometas en la punta del boquerón y ahora los nudistas vamos a tener que ir a bañarnos al puente de Lavaera otra vez, como antiguamente, que lo estoy viendo. Aquí no hacemos na a medias, o mucho o poco, pero hija, ni corto ni cortijo.

Ahora cuando termine con usté me voy a dar una vueltecita y a lo mejor me pongo unos patines pa la pista de hielo esa, to no va a ser trabajar, pero una cosa es de verdad, que después de los patines una tiene que seguir dando el callo, que aquí nadie le saca las habichuelas a nadie, porque mucha fiesta, mucha nieve, muchas avenidas y el tranvía, pero la miseria es la misma. ¿Cómo dice usté? ¿Pan y circo? No mujé, ya ni pa circos, ¿no ve que los animales están prohibíos en los circos? Sin embargo la calle está lleno de ellos, como esos, los de la manada, qué desgraciaos, a ver si se pudren. Me entra una mala leche… Bueno, vamos con lo suyo que ya está puesto el árbol. ¿A que ha quedado bonito?

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *