Sociedad

El alga asiática invasora amenaza las playas gaditanas y los fondos marinos del Estrecho

Expertos, administración, ONG, agentes económicos y representantes de los sectores han catalogado la situación como "una catástrofe ambiental sin precedentes"

La arena de varias playas de la costa gaditana amanecían el pasado fin de semana cubierta de algas. Afectaba particularmente a la playa de Tarifa donde los bañistas tuvieron que abandonar ciertas zonas de la orilla al estar plagadas de esta planta marina invasora. La especie en cuestión se llama rugulopterix okamurae, es origen asiático y está causando estragos en el medio marino, en el sector pesquero y en el turismo de las zonas afectadas.

“Una catástrofe ambiental sin precedentes”. Esta ha sido la conclusión unánime de unas jornadas que han reunido en Tarifa (Cádiz) a expertos, administraciones, ONG, agentes económicos y representantes de los sectores más afectados. Además, los ayuntamientos costeros del Campo de Gibraltar y de Tarifa, lugares donde está afectado de manera significativa la expansión de esta alga, han asistido a esta reunión para buscar soluciones al grave problema que afecta tanto al sector pesquero como al turístico. Así lo recogía la información ofrecida por La Voz de Cádiz.

Los expertos piden que esta alga sea incluida en el catálogo de especies invasoras y que se apliquen “medidas urgentes” para frenar su expansión, así como ayudas a los ayuntamientos para retiren el exceso acumulado en sus costas. En el caso de Algeciras llevan retiradas más de 200 toneladas de alga. El alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz (PSOE), ha comparado la situación con un accidente por vertido en el litoral.

El alga fue detectada por primera vez en el Estrecho en 2016. Desde entonces se extiende a una velocidad alarmante. Hasta la fecha se ha adaptado al ecosistema y además se ha reproducido a un ritmo muy alto. Los investigadores alertan de que el alga puede llegar a las costas de Málaga -ya ha llegado a Estepona- y la Bahía de Cádiz en los próximos meses. De hecho, ya ha sido encontrada en las Islas Chafarinas.

En una entrevista concedida para el ABC de Sevilla, el catedrático de Biología Marina de la Universidad de Sevilla, José Carlos García Gómez, destacaba la sobrexplotación de los recursos pesqueros y la fuerte presión humana que existe en muchos puntos de la costas gaditana. Además, el catedrático dirige un estudio para evaluar el impacto del alga invasora en el Estrecho, a este respecto ha corfirmado que se trata de “un desastre ambiental sin precedentes en Europa”. Asimismo, destacaba que “la Rugulopteryx okamurae tiene una capacidad competitiva desbordante sobre la biota local que la desplaza. Gran parte de los fondos del Estrecho de Gibraltar, por sus dos frentes litorales, ya están literalmente alfombrados por nuestra nueva visitante”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *