Provincia

El alcalde de Rota destaca “la aportación económica” que supone la base

El regidor roteño espera que la visita de Barack Obama sirva para "poner en el mapa" a la localidad, mientras que el comité laboral espera que se aborden asuntos relacionados con el empleo.

El regidor roteño espera que la visita de Barack Obama sirva para “poner en el mapa” a la localidad, mientras que el comité laboral espera que se aborden asuntos relacionados con el empleo.

El alcalde de Rota, Javier Ruiz Arana (PSOE), ha señalado que la próxima visita del presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, refleja “la relevancia” que tiene la base naval y “el papel que desempeña Rota con su ubicación”, además de las “buenas relaciones” existentes tras “60 años de convivencia con ciudadanos norteamericanos”. En declaraciones a Europa Press, el alcalde ha considerado que la visita de Obama es “importante para poner a Rota en el mapa” y demostrar “la relevancia” de la aportación de Rota con su ubicación. Asimismo, ha trasladado que la importancia no radica exclusivamente en la presencia de la base, sino en “la convivencia”, es decir, en “el hecho de que llevamos aquí 60 años dos culturas conviviendo juntas y las buenas relaciones que hay”.

En opinión del alcalde, “los ciudadanos norteamericanos se sienten bien en Rota porque ofrece unas calidades y seguridad”, al tiempo que ha significado “la aportación económica” que supone la base en la localidad. Por ello, ha comentado que, si tiene la oportunidad de hablar directamente con el presidente de los Estados Unidos, su intención es “seguir ofreciendo la hospitalidad de Rota a los norteamericanos” y trasladarle que existe “una relación no solo de convivencia, sino también de intercambio económico y oportunidades de trabajo”.

De otro lado, el comité laboral de la Base Naval ha confiado en que en la visita del presidente Obama se aborden asuntos relacionados con el empleo, toda vez que la plantilla actual está “en 905 personas” cuando deberían ser “unos 1.300 empleados”. El presidente del comité, Manuel Urbina, ha explicado a Europa Press que, “sin quitar la importancia que tiene la visita de un presidente de EEUU”, a los trabajadores civiles españoles les “da igual” si no va a abordarse la cuestión laboral.

En su opinión, la visita de Obama va a servir para “estrechar lazos y el convenio, reconocer la cooperación, la acogida que le hemos dado a la comunidad americana militar y civil por más de 60 años”, pero “los asuntos laborales están ahí aparcados y olvidados. Ahí nadie se mete, ni siquiera nuestro Gobierno”, ha apostillado.

Urbina ha recordado que en el año 2011, el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo que los cuatro destructores estadounidenses del escudo antimisiles de la OTAN desplegados en Rota “iban a traer 2.000 puestos de trabajo” y, sin embargo, “resulta que en estos años se han perdido 150 empleos”.

Respecto a los destructores, ha reconocido que han supuesto inversiones en materia de infraestructuras y el contrato para el mantenimiento con Navantia, si bien la plantilla civil “tiene que seguir arriba y no perder puestos”. A su juicio, “está muy bien reconocer la acogida que tenemos y el convenio de cooperación para la Defensa”, pero “no deberían olvidarse de los asuntos laborales”, máxime teniendo en cuenta que “no se cumple el ratio de 70-30 -70 por ciento de trabajadores españoles por el 30 de estadounidenses- que debe cumplirse”.

Y es que, aunque “las cifras oficiales no nos las facilita ni nuestro propio Gobierno”, el comité de empresa calcula que “hay en torno a 500 civiles americanos”, con lo que la plantilla de civiles españoles “no debería ser de 905 personas”, sino que tendría que elevarse hasta “aproximadamente 1.300 personas”. Finalmente, ha aclarado que no están diciendo que “sobre ni un americano”, sino que lo que reivindican es que “faltan más de 200 españoles” en la plantilla.

Como se recordará, Barack Obama iniciará su visita a España el próximo viernes en Sevilla, donde llegará desde la cumbre de la OTAN de Varsovia, según han informado a Europa Press fuentes de la Embajada de Estados Unidos. A falta de más detalles sobre su itinerario, se espera que Obama llegue a Madrid el domingo 11, donde se reunirá con el Rey Felipe VI y con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

La visita pretende subrayar la importancia que tiene España para EEUU como aliado en materia de Defensa y seguridad, sin duda el capítulo de la relación bilateral que más interesa a Washington y que se encuentra más desarrollado, informan a Europa Press fuentes diplomáticas.

El Gobierno español lleva años negociando una visita del presidente de EEUU como gesto de recompensa por la implicación de las bases de Rota y Morón de la Frontera en sendos proyectos de Defensa impulsados por Estados Unidos, un desplazamiento que finalmente solo ha podido cerrarse en estas fechas, justo antes de que arranque en EEUU la campaña de las elecciones presidenciales.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *