Vida

El 50% de los andaluces se declara fiel a sus bares habituales

El 71% premia la relación calidad-precio como el aspecto más importante de los negocios hosteleros, según un estudio de la Fundación Cruzcampo

El consumidor del sur de España reconoce ser más exigente a la hora de valorar un establecimiento y, en este sentido, la relación calidad-precio es el aspecto más importante para el 71 por ciento de los encuestados. Esta, junto con el hecho de que el 50% de sondeados se declare fiel a su bar de siempre, es una de las principales conclusiones de la segunda edición del estudio La percepción de la hostelería en España, que ha sido elaborado por la Fundación Cruzcampo, cuya Escuela de Hostelería se fundó en el año 2000 y ya ha formado alrededor de 15.000 alumnos entre todos sus cursos impartidos en sus tres sedes, ubicadas en Sevilla, Jaén y Valencia, según informa a través de un comunicado la Fundación Cruzcampo.

Al ya mencionado 71 por ciento le siguen de cerca aquellos que aprecian la calidad de la restauración (65%) y las instalaciones, el ambiente y la imagen que proyecta el local (aproximadamente el 50% de las respuestas). La cordialidad y la eficiencia siguen siendo dos cualidades imprescindibles en un camarero profesional, cobrando incluso más importancia que en 2017. La llegada del estudio vuelve a coincidir con el verano, un momento clave para uno de los sectores que más contribuyen a la economía y que en Andalucía debe gran parte de su éxito al consumo de cerveza, que supone entre el 25 y el 40 por ciento de la facturación de cualquier establecimiento hostelero en nuestro país.

El cambio en el perfil del consumidor viene acompañado de una recuperación del consumo y un aumento de las visitas a establecimientos hosteleros. Las cafeterías, bares y bares de tapas son el tipo de establecimiento preferido por los andaluces, muy por encima de los establecimientos de comida rápida a los que poco más de uno de cada diez entrevistados asegura acudir al menos una vez a la semana.

Entre los aspectos más valorados por el consumidor en el personal de sala también destacan otros como el conocimiento de la oferta, una presencia adecuada o el asesoramiento que se brinda al cliente, consolidando la relevancia de la formación de estos profesionales como un básico.

Para la directora de la Fundación Cruzcampo, María Angeles Rodríguez de Trujillo, los datos han demostrado “que la formación en hostelería es un requisito indispensable para garantizar el éxito de sus profesionales y de cualquier establecimiento, independientemente de su tipología o tamaño”. “La hostelería es un sector fundamental para la economía de la región, que ejerce una gran influencia en sus índices de ocupación, pero “debemos estar muy pendientes de las necesidades del consumidor para cumplir con sus expectativas, ya que cada vez es más exigente”, ha admitido Rodríguez de Trujillo.

En consonancia con estos datos, cabe señalar que el consumidor andaluz valora muy positivamente los establecimientos hosteleros de nuestro país, situándolos por encima de los extranjeros. Destacan favorablemente aspectos como la elaboración de los platos e ingredientes utilizados (66%), los precios (61%), el trato de los responsables de atención al cliente (50%), la creatividad/innovación en su oferta (48%) y la profesionalidad del personal de atención al público (32%) y de gestión del negocio. Sin embargo, los servicios ofrecidos –Wifi, comida para llevar– tienen una valoración similar en otros países.

Lealtad del cliente y otros establecimientos

Casi un 50 por ciento de los encuestados en el sur de España se declaran fieles a sus establecimientos habituales, frente a un exiguo 7,4 por ciento que prefiere variar y probar sitios nuevos. Esta realidad nos presenta a un consumidor que se siente cómodo en los locales que más frecuenta, alternando entre sus preferidos y sin demasiado interés por descubrir otras opciones, aunque en este aspecto innovador, el consumidor andaluz se sitúa un punto por encima de la media nacional. Cuando se decide a hacerlo, suele recurrir a fuentes de información fiables.

Tal y como ha desvelado este estudio, las recomendaciones que más valora son las de sus conocidos (84,2%) y los comentarios publicados por otros clientes en webs de reseñas (46,3%) y redes sociales (35,8%) un canal que ya ha superado en influencia a los medios de comunicación especializados (28,4%). En este sentido, las ofertas o descuentos también resultan atractivas e influyen positivamente en los consumidores (46,3%).

Además, el informe define a un consumidor cada vez más proactivo, que siente que juega un papel relevante como prescriptor y sabe que sus opiniones son cada vez más importantes para los hosteleros a la hora de captar nuevos clientes. De esta forma, casi la mitad de los consumidores que cambian de establecimiento con cierta frecuencia reconoce publicar opiniones en Internet cuando el lugar le gusta o decepciona especialmente.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.