Desalojada una fiesta con 21 personas en una vivienda turística del centro de Sevilla

La Policía Local interpone casi 800 sanciones durante el puente del Pilar en la ciudad y precinta tres establecimientos

Vista de la terraza donde se estaba celebrando la fiesta, en el centro de Sevilla.
Vista de la terraza donde se estaba celebrando la fiesta, en el centro de Sevilla.

La Policía Local de Sevilla desalojó este domingo una fiesta en la que se encontraban 21 personas, en una vivienda turística de la calle Alemanes, cerca de la Catedral, donde se encontraban causando molestias a los vecinos e incumpliendo las medidas de seguridad recomendadas para prevenir contagios de coronavirus. Los agentes procedieron a denunciar las infracciones detectadas.

Las personas de la fiesta estaban en la terraza de un ático de una vivienda situada en el centro de Sevilla, por lo que la patrulla desplazada hasta la zona pudo constatar la celebración del evento desde la calle. Los agentes desalojaron a una veintena de personas, sin mascarillas y que no respetaban la distancia de seguridad, una cifra que supone más del doble de la recomendada para prevenir contagios.

"La Policía Local va a ser muy contundente en la vigilancia de estos incumplimientos por el bien de todos. No podemos consentir que se desande todo el arduo camino que ya hemos pasado para doblegar la pandemia. Una vez más, llamamos a la prudencia al conjunto de la población y, especialmente, a las y los jóvenes. No queremos que Sevilla llegue a las medidas extremas que se registran en otras ciudades de España", ha señalado Juan Carlos Cabrera, delegado de Gobernación y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla.

La Policía Local interpuso durante las noches del viernes, sábado y domingo, marcadas por el puente festivo del Pilar, 794 sanciones por consumir bebidas alcohólicas en la calle, causar molestias a los vecinos y no llevar puesta la mascarilla, según el balance efectuado por este cuerpo. El número de sanciones fue disminuyendo conforme avanzaba el puente, con 370 el viernes, 288 el sábado y 136 las pasadas noche y madrugada por efecto de la medida de endurecimiento de las sanciones anunciada el viernes, tal como indica el Ayuntamiento en un comunicado. Con este balance, el dispositivo de control para evitar las concentraciones de jóvenes en la calle roza ya las 4.800 sanciones este año.

"La gravedad de la crisis sanitaria por la Covid-19 es tal que se han endurecido las sanciones por botellona, de ahí que se hayan empezado a tramitar expedientes sancionadores que alcanzan el máximo legal permitido, es decir, hasta 300 euros, frente a los 100 euros que se imponía hasta ahora", según ha explicado el delegado del ramo, Juan Carlos Cabrera.

Así, explica que primero la Policía Local realiza una actuación preventiva de tarde para disuadir las concentraciones, pero "no tiene más remedio que actuar y sancionar cuando detecta concentraciones de personas que no sólo incumplen la ley antibotellona, sino que ponen en riesgo la salud propia y la de los demás". Este dispositivo policial para el control de la botellona y las actividades de ocio nocturno y enmarcado, además, en la vigilancia del cumplimiento de las exigencias sanitarias para prevenir el contagio por la Covid-19, se desplegó por numerosos puntos de la ciudad.

Las actuaciones de inspección sobre establecimientos se saldaron con el precinto de tres de ellos por distintas infracciones. Destaca el precinto practicado en un establecimiento de la calle Fabiola (Casco Antiguo) que ejercía la actividad a puerta cerrada e incumplía las exigencias sanitarias frente al contagio por Covid-19, en cuyo interior se encontraban 19 personas sin respetar estas medidas. Desde el pasado viernes y hasta la madrugada del lunes, desde el centro de control de la Policía Local se han gestionado 986 sucesos, entre ellos un incendio en una vivienda vacía en la calle Santa María de Ordás, sin personas afectadas.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído