Los empleados del aeropuerto de la Base de Rota atienden a pasajeros sin mascarillas

El comité de empresa asegura que la multinacional Louis Berger se escuda en la emergencia sanitaria para comunicar ilegalmente la designación de servicios mínimos a los trabajadores en huelga

Un avión en la Base de Rota, en una imagen de archivo.
Un avión en la Base de Rota, en una imagen de archivo.

La multinacional norteamericana Louis Berger, que opera como contratista la gestión de los servicios aeroportuarios de la terminal aérea norteamericana de la Base Naval de Rota, se niega a la implementación de la medida preventiva frente al contagio de Covid-19 consistente en el uso extensivo de mascarillas homologadas entre su plantilla, según denuncia el comité de empresa.

Los representantes de los trabajadores señala que como la empresa no dispone de mascarillas hay pasajeros y tripulaciones provenientes de todo el mundo que están siendo atendidos desde el primer momento de la emergencia sanitaria por los empleados sin mascarillas de protección. Además, ha prohibido su uso en las tareas de limpieza de letrinas de aproximadamente la mitad de las aeronaves a las que debe dar servicio. Esta medida, solicitada por los delegados de prevención en numerosas ocasiones, obedece al hecho de la incompatibilidad en la realización de numerosas tareas con el mantenimiento de la distancia mínima interpersonal de seguridad, así como a la necesidad de permanencia de trabajadores en recintos cerrados en estrecho contacto con otros trabajadores, tripulaciones y pasajeros, sin apenas ventilación.

El aumento de contagios que está teniendo lugar en los Estados Unidos se une a los que ya padece Europa, "lo cual nos hace estar especialmente vigilantes en la observancia del cumplimiento de todas las medidas preventivas que puedan ayudar a mitigar el contagio a los trabajadores del Aeropuerto de la Base Naval de Rota, y por ende a la población general", señalan desde el comité.

Los representantes de la plantilla aseguran que Louis Berger Aircraft Services Inc. Sucursal en España se escuda en la desgraciada emergencia sanitaria que atraviesa el país para comunicar ilegalmente la designación de servicios mínimos a los trabajadores en huelga, empezando a realizarla a través de WhatsApp, llamadas telefónicas o correo electrónico. "La supuesta medida preventiva aducida por la empresa para esta modificación (reducir el contacto con los encargados de la entrega de estos servicios mínimos a la plantilla) protege únicamente a estos cargos de confianza, que evitan el contacto con unos trabajadores que continúan trabajando codo con codo con sus compañeros sin las debidas medidas de protección", señala.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído