La Diputación de Cádiz ha donado a la Junta de Andalucía un total de 50.000 mascarillas quirúrgicas desechables, con objeto de que sirvan para garantizar las condiciones higiénico-sanitarias del personal adscrito al Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Estas mascarillas proceden de la remesa de 800.000 que han sido adquiridas por la Diputación y que se han distribuido entre la totalidad de las localidades de la provincia, para su uso entre el personal de los servicios públicos esenciales y para garantizar las condiciones de prestación de ayuda a domicilio.

La propia Diputación dotará también al personal de sus centros, como las residencias de mayores y los centros de tratamiento ambulatorio, con objeto de garantizar las condiciones de salubridad a sus trabajadores y usuarios.

La cesión de estas mascarillas obedece al ofrecimiento que la presidenta de la Diputación, Irene García, efectuó a la Delegación del Gobierno el pasado domingo 19 de abril, el mismo día en que esos elementos de protección llegaron a la institución provincial.

En su escrito, la presidenta ofrecía la posibilidad de donar hasta ese volumen máximo de mascarillas, para ponerlas al servicio de los profesionales del SAS. La respuesta afirmativa y el agradecimiento por parte de la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Ana Mestre, se recibió en la Diputación este martes. Las mascarillas serán entregadas por la Diputación en la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído