Los cuatro Manuel Tarrío de Fundador: del bisabuelo al bisnieto escribiendo historia del jerez

La bodega homenajea a la estirpe, que comenzó en 1900 y sigue aún trabajando, todos con el mismo nombre

Los Tarrío nieto y bisnieto del primer trabajador de la familia en Fundador, con Rafael Rendón y Juan Antonio Rivas.
Los Tarrío nieto y bisnieto del primer trabajador de la familia en Fundador, con Rafael Rendón y Juan Antonio Rivas.

Bodegas Fundador ha conmemorado y reconocido a todo un legado familiar que ha acompañado a esta compañía durante cuatro generaciones, donde hijo, padre, abuelo y bisabuelo, todos además llamados Manuel Tarrío, han compartido oficio y trabajo para la compañía de forma consecutiva. Esta extraordinaria  historia comenzó alrededor de 1900 con la primera generación, Manuel Tarrío Domínguez, quien empezó a trabajar desde muy joven en medio de la crisis del sector provocada por la filoxera, manifestando unas elevadas habilidades y actitudes de liderazgo, llegando a ser capataz de bodega, demostrando la destreza, pasión y profesionalidad que también han caracterizado a sus descendientes. 

La segunda generación, Manuel Tarrío Gálvez, se incorporó en 1935 también en un periodo difícil, ya que un año más tarde comenzaría la Guerra Civil en nuestro país, acompañada de la posguerra y la recesión  económica. Manuel fue una persona seria y amante de su trabajo quien desempeñó su labor como  arrumbador, encargado de cuadrilla y capataz de bodega hasta su jubilación, y responsable de enseñar a su hijo Manuel Tarrío Cudet el oficio de arrumbador. Esta tercera generación, vivió una época de muchos cambios  y transformaciones del negocio, donde se pasó de las prácticas tradicionales a las nuevas técnicas enológicas,  así como la inicial expansión del sector de los años sesenta. Trabajó en Bodegas Fundador 40 años siendo todo un  ejemplo de sabiduría bodeguera y sacrifico por su profesión.  

Finalmente, la cuarta generación, Manuel Tarrío Cordero, se incorporó como arrumbador en 1997. Su padre fue su maestro y gracias a su generosidad, confianza y esfuerzo aprendió el oficio el cual sigue desempeñando  con habilidad, rigor y pasión. Probablemente, muchas prácticas, tradiciones y conocimientos fueron creados  y difundidos hasta nuestros tiempos por estas cuatro generaciones de Tarríos

En el acto han estado presentes Manuel Tarrío Cudet, Manuel Tarrío Cordero, Rafael Rendón, Director General de Bodegas Fundador y Juan Antonio Rivas, Director de Recursos Humanos. 

Rafael Rendón ha reiterado su agradecimiento afirmando “es un hito y todo un orgullo para Bodegas Fundador tener a cuatro generaciones de trabajadores con nosotros, siendo los precursores de toda una auténtica generación de bodegueros y el fiel reflejo de una estirpe que ha sido gran parte de la propia historia de nuestra  bodega durante más de 100 años. ¡Todo un prestigio y satisfacción para todos nosotros!” 

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído