Año nuevo, problemas viejos en la sanidad gaditana

Una pasada manifestación contra los recortes de la sanidad, en una imagen retrospectiva. FOTO: MANU GARCÍA.
Una pasada manifestación contra los recortes de la sanidad, en una imagen retrospectiva. FOTO: MANU GARCÍA.

Un helipuerto en desuso durante más de siete meses, un hospital cuya apertura parece una utopía, cierre de camas, listas de espera, falta de ambulancias... Una radiografía de lo que puede volver a traer 2018.

El año 2018 no ha hecho más que dar sus primeros pasos, y aunque el rico refranero español dice eso de “año nuevo, vida nueva”, lo cierto es que no siempre se cumple. Que se lo digan a los defensores de la sanidad pública, tanto a los sindicatos que reclaman constantemente más medios materiales y humanos como los sufridos pacientes, hartos de los recortes, cierre de camas o listas de espera. Y aunque 2017 dejó buenas noticias, como las aperturas del edificio de Radioterapia del Hospital de Jerez y del Hospital de La Línea, el nuevo año sigue aguardando la solución de reclamaciones que en algunos casos son históricas.

Un helipuerto abandonado durante siete meses

De septiembre a mayo, el Hospital de Jerez cuenta con un helipuerto que no sirve para nada, a pesar de costar más de 545.000 euros de dinero público. Desde que en 2012 la Consejería de Salud decidiera, dentro de su plan de recortes, eliminar el helicóptero del 061 entre otoño y primavera, profesionales y pacientes no han cejado en su empeño de exigir su puesta en servicio los 365 días del año. La provincia de Cádiz vuelve a ser maltratada, porque de hecho es la única aeronave, de las cinco que hay en Andalucía, que no vuela de manera permanente por los cielos gaditanos. De esta manera, pacientes críticos que tengan que ser desplazados a otros hospitales deberán volver a hacer uso de los helicópteros con base en Sevilla o Málaga.

La importancia del helicóptero lo dicen sus datos. En el periodo que estuvo en activo durante 2017 realizó 150 vuelos para asistir a pacientes, una media de uno diario, lo que para el Sindicato Médico es buena prueba de que se hace imprescindible, sobre todo para las urgencias que tienen lugar en la Sierra o en La Janda. Con 2018 ya en marcha, parece que habrá que esperar otra vez al Mundial de Motociclismo para que el helicóptero aterrice de nuevo en Jerez.

En la Janda siguen esperando su hospital

70.000 vecinos de Conil, Barbate, Vejer, Paterna, Benalup-Casas Viejas y Zahara de los Atunes llevan años esperando la puesta en marcha del llamado Hospital de Alta Resolución de La Janda, ubicado en Vejer y cuya obra finalizó hace años, si bien está a la espera de su equipamiento. Algo parecido con lo que ocurrió en Jerez con el edificio de Radioterapia, cuya obra finalizó mucho antes de que se pusiera en servicio hace unos meses.El pasado octubre, la consejera de Sanidad, Marina Álvarez, señalaba que en el ánimo de la Junta de Andalucía está el que se pueda poner en servicio “a la mayor brevedad posible”, pero lo cierto es que aún falta urbanizar su entorno y suministrarlo de luz, agua y teléfono, “trámites complejos que involucran a diferentes administraciones”, señalaba la propia Álvarez. Marea Blanca, que precisamente protagonizó una manifestación a la puerta de las instalaciones el pasado junio, teme que en este 2018 tampoco pueda abrir sus puertas debido a estos lentos trámites.

Listas de espera interminables

Un mal endémico que, aun así, no es problema solo de la provincia gaditana. En Andalucía, a junio de 2017, había más de 62.000 personas esperando a pasar por el quirófano, 3.300 pacientes más que un año antes. Pero estas cifras son irreales, puesto que a estos hay que añadir otros 6.600 enfermos considerados “sin garantía”, esto es, que ya han superado los plazos y que, por tanto, no tienen más remedio que esperar más de los 90 o 180 días que el SAS se compromete a intervenir. Además, hay que sumar otros 4.750 andaluces que esperan una operación considerados en “suspensión temporal”, aquellos que han visto como la Junta incumplía con ellos los plazos acordados, por lo que la lista de espera supera en total los 73.700 pacientes.

Vacaciones no cubiertas y cierre de camas

Otra escena típica, sobre todo en periodos vacacionales: las de las salas de esperas de urgencias, tanto hospitalarias como en atención primaria, llenas de pacientes a la espera de ser atendidos. La falta de refuerzo en los periodos en los que los profesionales sanitarios se toman sus merecidas vacaciones dejó estampas casi tercermundistas la pasada Nochebuena en el centro de salud de La Milagrosa, en Jerez. Desde el Sindicato Médico señalan a este medio que pasaron durante toda aquella jornada unas 500 personas, lo que provocó esperas de hasta seis horas. Desde este sindicato señalan además que en estos periodos vacacionales los centros de salud están “bajo mínimos”. “Hablamos de demoras de una semana para una cita en Jerez, pero es que en otras localidades cercanas pasa igual”. Otro asunto en el que no hace falta ser adivino para saber que el problema se volverá a repetir el próximo verano. De julio a octubre, y casi siempre amparada en supuestas obras de mejora o en el presunto descenso de la actividad asistencial, la Junta procede al cierre de camas ante la imposibilidad de cubrir las vacaciones de sus profesionales. Entre el Puerta del Mar de Cádiz, Punta Europa de Algeciras, Jerez, Puerto Real y La Línea, suelen sumarse unas 500 camas cerradas todos los veranos, lo que provoca una acumulación de pacientes en los centros de salud que, a su vez, y presumiblemente, volverán a cerrar por las tardes, generando aún mayor colapso.

Falta de ambulancias

En los últimos meses se ha publicado más de una noticia en la que accidentados o familiares de estos denunciaban la excesiva tardanza a la hora de recibir asistencia por parte de una ambulancia. El sindicato UGT amenazaba hace poco menos de un mes con una huelga si el SAS no publicaba un nuevo pliego de condiciones que se adaptara a la nueva normativa ante el "tremendo esfuerzo" que relizan los profesionales técnicos, entre otros motivos, por la "falta de vehículos en los distintos centros de trabajo, que hace imposible una calidad digna para los usuarios". Hay que señalar que actualmente en la provincia hay dos empresas concesionarias realizando este servicio: Ambulancias Barbate, en Puerto Real, y SSGA, que trabaja en Cádiz, Jerez y el Campo de Gibraltar.

Desde el SAS, la respuesta que se dio es que desde la plataforma logística de la provincia se trabaja en el nuevo pliego para el concurso, con el objetivo de mejorar estas condiciones tan demandadas por los profesionales.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído