manifestacion_prorefugiados_10
manifestacion_prorefugiados_10

Jerez se une al Día Europeo de Acción por los Refugiados con una manifestación en la que participan colectivos sociales, sindicatos, partidos y ciudadanos para expresar su solidaridad no sólo con aquellos que vienen buscando asilo desde Siria, sino desde todo el mundo.

Es la imagen que abre los telediarios y las portadas de los periódicos en las últimas semanas. La de cientos de miles de personas huyendo de una guerra que, por otra parte, no es nueva.

La muerte del pequeño Aylan, quien para siempre será recordado como el niño de la playa, sirvió para remover conciencias. En su caso sí había una cámara que recogió su testimonio, su drama, pero ¿cuántos otros miles de niños mueren cada día por buscar un futuro mejor? Ahí está el ejemplo de África, un continente que apenas interesa a los grandes medios de comunicación, donde hay decenas de conflictos a los que no se les dedica tan solo un minuto en los telediarios.

Pero ahí está también el drama de los que a diario se juegan el cuello por saltar la valla de Melilla. A esos el gobierno, con sus fuerzas policiales, los recibía con porras. Ahora, sin embargo, anuncia que abrirá sus brazos a aquellos que vienen desde oriente próximo. ¿Verdadera solidaridad o sólo de cara a la galería?

Esta pregunta, y tantas otras, flotaban en el ambiente durante la manifestación que, en solidaridad con los refugiados, se convocaba en Jerez y en otras muchas ciudades de España coincidiendo con el llamado Día Europeo de Acción por los Refugiados. Convocada por la Plataforma Jerez con Palestina y apoyada por diferentes colectivos, sindicatos, partidos y ciudadanos en general, la misma partía de la plaza del Arenal para recorrer buena parte de las principales arterias del centro.

Para Geli Sánchez, de Jerez con Palestina, el objetivo de la marcha era claro. “Tenemos que manifestar y visualizar que nos duele y que nos avergüenza esta situación y también exigimos al gobierno que cumpla lo prometido. Tanto el gobierno de España como la UE ya tienen una serie de convenios que hay que cumplir. Esto es una cuestión de dignidad y justicia”.

El Centro de Acogida de Inmigrantes (Ceain) también estuvo presente en la manifestación. Su director, Paco Morales, señala que ya están preparados para acoger a inmigrantes en el momento en que se active el dispositivo de acogida, puesto que “esto no es un fenómeno nuevo. Ya hay personas refugiadas no reconocidas, porque España es uno de los países donde más se dificulta la tramitación del asilo”.

Juan Jiménez, de Intermon Oxfam, advierte que “estamos en la punta del iceberg y ahora vemos un poco la cara de lo que se nos va a presentar en un futuro próximo”. Así, urge a que cuanto antes se “crean medidas que se puedan abordar adecuadamente”, recordando además que en 2009 España elaboró una ley sobre asilo y refugiados que todavía no cuenta con reglamento.

De otro lado, Jiménez hace un llamamiento a la ciudadanía, porque “va a tener que estar sensibilizada para la aceptación de un asilo, porque en cualquier momento puede saltar el problema del racismo y la xenofobia y el Estado debe de comprometerse a evitar eso como consecuencia de la emigración”.

Los exdefensores de la Ciudadanía, Agustín García Lázaro y Francisco Reinoso también estuvieron presentes en la manifestación a título particular. El primero considera que el gobierno español “no está haciendo lo suficiente” al respecto de este tema ya que piensa que “su posición ha cambiado conforme la señora Merkel ha ido diciendo que hay que acoger a más refugiados. No estamos siendo generosos, y más hablando de ciudadanos que vienen de guerras”.

Reinoso, por su parte, explicó que parte de su familia se vio obligada a emigrar a Francia a consecuencia de la Guerra Civil, de ahí que reclame un poco de “memoria histórica” para recordar que los españoles también fuimos refugiados y que ahora incluso también seguimos partiendo al exilio en busca de trabajo.

Luis Bononato, director de Proyecto Hombre en Jerez también participó en la marcha de manera particular. Desde su punto de vista, “está más que demostrado que si todos partiéramos de un punto de equilibrio de solidaridad y del reparto de toda la riqueza, no nos veríamos en esta situación. En lugar de hacernos un planteamiento egoísta, habría que pensar en hacer una redistribución distinta”.

Durante la manifestación se llevaron a cabo diferentes flashmobs y se leyeron partes de un comunicado que en sus últimos puntos reclamaba la revisión de la política migratoria, acorde con los derechos humanos; una política común de asilo que respete la protección de refugiados; el establecimiento de un programa estatal con la implicación de todas las administraciones y en colaboración con las entidades sociales; y un reparto en la acogida de los solicitantes de asilo entre los estados miembros de acuerdo con el peso y la responsabilidad de la Unión Europea, así como que el gobierno central esté a la altura de la ciudadanía y del movimiento solidario con los refugiados.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído