Levante en una playa gaditana, en una imagen de archivo.
Levante en una playa gaditana, en una imagen de archivo.

El final de agosto tampoco escapa a las inclemencias del molesto viento, que azotará la costa y la campiña de Jerez, al menos, hasta la madrugada del jueves.

Vuelve el Levante, para desgracia de veraneantes y hosteleros. Tras disfrutar apenas unos días de tregua tras el último temporal, el molesto viento empieza a notarse de nuevo, hasta el punto de que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha decretado por este motivo la alerta amarilla en la costa y la campiña de Jerez hasta la madrugada del próximo jueves. Se prevén rachas de hasta 70 kilómetros por hora.

Hacía tres años que la provincia no sufría de esta manera las inclemencias del Levante. Desde finales del pasado julio hasta la fecha actual se pueden contar casi con los dedos de una mano los días que no ha soplado este caprichoso viento que arruina los días de descanso de los veraneantes, de los chiringuitos que están a primera línea de playa (la patronal Horeca estima pérdidas de hasta el 30 por ciento en estos negocios) y obliga a suspender las conexiones marítimas entre Cádiz y El Puerto y Rota o el ferry entre Tarifa y Tánger. 

Desde Horeca, al menos, recuerdan que la provincia ofrece otras alternativas a la playa, como el Zoo de Jerez, museos o bodegas. Y si aún así se quiere seguir optando por la playa, la provincia ofrece varios rincones que permiten tomar el sol y darse un chapuzón minimizando los efectos del Levante.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído