"Igual delito sería demoler una nave catalogada como denegar o revocar una licencia de demolición en un inmueble que tiene reconocido el uso residencial", afirma Francisco Camas.

El Ayuntamiento ha informado en una nota de prensa que la bodega del siglo XIX de calle Paúl número 2, cuyos trabajos de demolición han dado comienzo para la construcción de un edificio de 68 viviendas, "no ha estado en ningún momento catalogada y forma parte de un complejo bodeguero que pasó a tener uso residencial en el Plan General de Ordenación Urbanística de 1995, que permite la construcción de edificios de seis plantas". 

Como ha explicado el teniente de alcaldesa de Urbanismo, Dinamización Cultural, Patrimonio y Seguridad, Francisco Camas, y ante algunas dudas que han surgido sobre la protección del inmueble, “la bodega en cuestión tiene uso residencial desde hace 21 años sin que en el Plan General de 2009 se plantease o propusiera ningún cambio”. 

Según ha afirmado, la bodega, que además se encuentra fuera de la delimitación del conjunto histórico, está dentro de una unidad de ejecución desarrollada conforme al PGOU de 1995 en la que había otras naves bodegueras que sí estaban catalogadas, como es el caso de la que hoy ocupa el equipamiento municipal de la Sala Paúl. 

No obstante, la nave bodeguera que se está demoliendo “nunca ha estado catalogada y por tanto se trata de una actuación completamente legal y que resulta compatible con el PGOU vigente para la zona en que se encuentra”. En este sentido, ha subrayado que “igual delito sería demoler una nave catalogada como denegar o revocar una licencia de demolición en un inmueble que tiene reconocido el uso residencial”. 

La licencia de demolición se concedió por acuerdo de junta de gobierno local el pasado 15 de abril. De igual modo, está previsto que en la sesión de este viernes se apruebe la licencia de construcción del edificio, aparcamientos, locales comerciales, garajes y trasteros al que va destinado la parcela resultante. La inversión contemplada de este proyecto, ultima la nota, es de unos cinco millones de euros.

 

 

Sobre el autor:

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído