Los trabajadores de mantenimiento del Hospital de Jerez guardan "un minuto de silencio por la muerte del SAS" tras volverse a concentrar, como hacen cada martes, para protestar por la "privatización encubierta" del servicio que, según ellos, está llevando a cabo la Junta de Andalucía. Uno de ellos, vestido cual Papa, preside la marcha que realizan por el centro hospitalario, portando un ataúd en el que va el Sistema Andaluz de Salud, que "se muere".

“Tenemos al enemigo dentro”, decían trabajadores de mantenimiento de los hospitales y centros sanitarios de la provincia hace unos meses a lavozdelsur.es, cuando iniciaron movilizaciones tras publicar el SAS una convocatoria para subrogar estas labores en favor de una empresa privada. “Es una privatización encubierta”, sostienen empleados del servicio, quienes añaden que "la plantilla ha ido envejeciendo, se cubren bajas según necesidades, pero otras vacantes no”.

“Desde los servicios de mantenimiento queremos alertar que entre la falta de personal, el caos y descualificación creado con los cambios de categorías provocados por la Administración y la llegada de empresas privadas que vienen a lucrarse y desconocen las instalaciones integradas en los hospitales, se están produciendo fallos y averías que pueden producir lesiones graves, tanto al propio personal como a los usuarios”, apunta el sindicato USO.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído