captura_de_pantalla_2018-02-27_a_las_12.47.19.png
captura_de_pantalla_2018-02-27_a_las_12.47.19.png

 

Un joven jerezano ha denunciado a través de Instragram Stories que cuatro menores de edad le partieron la nariz en la noche de este lunes al grito de "esto por maricón". "Por maricón, el motivo por el cual ayer cuatro energúmenos decidieron pegarme dos puñetazos en la calle, llegando a fracturarme la nariz". Así se ha expresado la víctima de esta supuesta agresión homófoba en tres imágenes acompañadas de texto, donde en todas aparecía con la nariz vendada.

"¿Lo peor? Que eran menores de edad. Me sigue costando entender cómo desde tan jóvenes pueden tener tanto odio como para insultar y golpear a un desconocido por la calle", ha continuado el jerezano, al tiempo en que ha concluido así su primer post: "¿Algo mucho peor? Que tengo que sentirme afortunado porque solo tenga la nariz fracturada, mientras muchos otros no tienen la misma suerte".

lavozdelsur.es ha intentado ponerse en contacto con la víctima de este supuesto delito de odio, pero hasta el momento no ha querido hacer declaraciones por sentirse "muy agobiado". En su denuncia a través de las redes, este jerezano ha hecho hincapié en que "ya va siendo hora de que se haga algo por quitar las pintadas que hay por todo Jerez en contra de la comunidad LGTBI". Y es que desde el pasado 15 de febrero algunas calles de la ciudad y sedes de partidos políticos y sindicatos, amanecieron con pintadas homófobas y nazis: "No LGTBI" y "No a la depravación". En este sentido, el joven ha expresado que "me duele ver que toda mi ciudad está llena de pintadas que dicen 'LGTBI NO' y que nadie haga nada por borrarlas".

"Dentro de lo que cabe, estoy bien, pero quizás al próximo que le pase algo parecido, no tengo la misma suerte"

"¿Qué si me duele la nariz? No sabéis cuánto. Pero más me duele que mi abuela me espere para cenar y se ponga a llorar al verme entrar por la puerta sangrando. Más me duele la impotencia de que te rodeen entre cuatro personas y no puedas hacer nada. Más me duele ir a las 22:30 a Urgencias y decirle al médico que ha sido por culpa de unos homófobos, en pleno 2018, cuando se sigue diciendo que la homofobia ya no existe, que ya tenemos toda clase de privilegios. Más me duele tener que dar rodeos para no pasar por el mismo sitio, tener miedo", ha expuesto en la segunda imagen que ha compartido en su Instagram Stories.

"Por suerte, dentro de lo que cabe, estoy bien, pero quizás al próximo que le pase algo parecido, no tengo la misma suerte. Y creedme que aunque penséis que no os puede pasar una situación así, acaba pasando. Y si no es a vosotros, a alguien conocido. No suelo compartir mi vida por esta cuenta desde hace un tiempo, pero creo que esto era algo necesario", ha concluído el joven que supuestamente ha sufrido un delito de odio cometido por cuatro menores homófobos.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído