"Siendo las 00:00 horas del día 1 de agosto del 2013, la Comisión Mixta AFE-LFP, reunida en Madrid, ha constatado que el Xerez CD SAD mantiene deudas con los futbolistas de su primera plantilla, sin que hayan sido debidamente abonadas, en tiempo y forma, conforme prevé la legislación deportiva y futbolística aplicable. En consecuencia, la Comisión Mixta AFE-LFP procederá a informar a la RFEF para que, por parte de la citada entidad federativa, se adopten las medidas oportunas".

El comunicado de la Liga de Fútbol Profesional que anunciaba el descenso administrativo a la Tercera División, después de haberlo hecho deportivamente a Segunda B, era para los seguidores del conjunto azulino la crónica de una muerte anunciada. Tres años después de disputar la máxima categoría del futbol español por primera vez en su historia y agotar el cupo de socios abonados permitido —16.000 almas—, la afición xerecista despertaba de un sueño y entraba en una pesadilla. El Xerez se convertía desde entonces casi en un muerto en vida. O eso decían.

Fue el motivo por el cual ee mismo verano de 2013, casi de forma paralela, se iniciaba la constitución de una entidad deportiva por un buen número de aficionados y singularidades del equipo conformado en 1947. Desde uno de sus fundadores, Sixto de la Calle, que acabó siendo el primer presidente del nuevo club, hasta entidades jurídicas como la Fundación Xerez CD, la Agrupación de Peñas y Abonados del Xerez, la Asociación de Futbolistas Veteranos del Xerez CD, con Rafael Verdú, el Club Veteranos Xerez o la peña más antigua del Deportivo, la Peña Los Cien.

Rafael Verdú, presidente de honor de la entidad e hijo adoptivo de la ciudad de Jerez, en un homenaje reciente. Foto: Xerez C.D.

El nuevo club no escondía sus intenciones y se definía a sí mismo como sucesor del Deportivo: "El Xerez Deportivo Fútbol Club, asociación deportiva sin ánimo de lucro y con el objetivo de disputar competiciones oficiales de fútbol, nació ayer en la notaría de Javier Manrique, donde se firmó el acta fundacional de un club que está llamado a suceder al actual Xerez Club Deportivo SAD en cuanto el proceso de disolución, ya solicitado por la Liga de Fútbol Profesional, finalice con la liquidación y, por tanto, con la desaparición de la entidad. Hay que subrayar que el nuevo Xerez Deportivo no es competencia al actual, sino que nace para ocupar el vacío que, más tarde o más temprano, dejará la Sociedad Anónima Deportiva y recoger el testigo del xerecismo sin solución de continuidad y no dejar al xerecismo sin un equipo representativo, dados los problemas que tienen al actual Deportivo al borde de la disolución", rezaba el manifiesto fundacional.

La crónica de una muerte anunciada que no llegó y que parece que no llegará. Esta semana se ha conocido el auto de la Audiencia Provincial que falla a favor del Xerez C.D. y revoca la sentencia de liquidación de la sociedad que fue registrada por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) finalmente hace ya tres años y medio —el 4 de junio de 2015—. Esta, a petición de su presidente, Javier Tebas —quien trabajó en el pasado para el club—, solicitaba la liquidación del club ya que a su juicio no cumple con los requisitos exigidos por la comisión de seguimiento del concurso de acreedores, incumpliendo el propio convenio. La justicia no lo estima así, y el Xerez C.D. se salva de la liquidación, a la espera de que la LFP recurra la sentencia. Pero lo que aparentemente debería ser motivo de alegría en el seno de la familia xerecista, no parece que haya despertado muchas ilusiones más allá de la propia entidad.

Una pancarta durante la temporada pasada de la afición del Xerez C.D. Foto: Sebastián Chilla.

"Nos sentimos enormemente orgullosos y felices de poder seguir compitiendo sin la amenaza de la liquidación, tal y como hemos vivido estos últimos tres años y medio, y emplazamos a TODOS nuestros aficionados y a las instituciones a apoyarnos para todos podamos volver a disfrutar del equipo histórico de Jerez de la Frontera y a conseguir la viabilidad económica y deportiva de nuestro club". El comunicado de prensa de la entidad habla por sí solo. Ayer, la mayor parte de la afición xerecista se sumó al proyecto del Xerez Deportivo F.C. cuando parecía que esta era la única luz al final del túnel.  Hoy, una mínima parte, afincada en una entidad que debe sólo a Hacienda 10,3 millones de euros, y sus gestores, con Luis Oliver como máximo accionista y un grupo —Energy, de Ricardo García— sin consejo de administración, desconocidos por la opinión pública, celebran que el Xerez C.D. sigue vivo. Y eso, por ahora, con sus contradicciones, es una realidad le pese a quien le pese. El Deportivo continúa en Tercera División, compartiendo espacio con un autoproclamado sucesor que nunca le sucedió, el nuevo efecé. "Insistir, persistir, resistir y nunca desistir, así es el Xerez Club Deportivo". Un equipo de fútbol con siete vidas.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído