2015-03-13_hurto_carinoso_jerez_plan_mayor_o.jpg
2015-03-13_hurto_carinoso_jerez_plan_mayor_o.jpg

Detienen a una pareja de veinteañeros que robaban a ancianos con el método del 'hurto cariñoso'. Entablaban conversación con sus víctimas, a las que abrazaban al final, momento en el que con habilidad les robaban sus carteras y joyas.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una pareja que presuntamente se habían especializado en cometer robos sobre personas de avanzada edad mediante el método conocido como 'hurto cariñoso'. Dicho método consiste en abordar a una persona de avanzada edad entablando conversación con la excusa de pedir limosna o solicitar trabajo y acto seguido proceder a darle efusivos abrazos y besos de supuesto agradecimiento que aprovechan para sustraer la joyas que porta el anciano así como su cartera y el resto de objetos de valor que pudiera llevar encima.

La Policía Nacional inicio una investigación a raíz de las denuncias interpuestas por varias personas de avanzada edad y sus familiares en las que relataban haber sido víctimas de este tipo de delitos en Jerez y cuyos autores no dudaban en usar la violencia y la agresión contra los ancianos si se percataban de sus verdaderas intenciones, negándose a caer en su engaño.

Los agentes del Grupo de Delitos contra el Patrimonio de la Comisaría de Jerez se hicieron cargo de la investigación, con un despliegue de agentes, tanto de paisano como de uniforme, con el fin de identificar y localizar a los presuntos autores. Fruto de las gestiones y pesquisar realizadas se identificó plenamente a los presuntos responsables y se obtuvo información sobre el vehículo que utilizaban para huir de los lugares donde actuaban. 

Los agentes localizaron a los arrestados antes de un nuevo asalto

Los agentes localizaron un vehículo con similares características al implicado cuando circulaba por la barriada de La Asunción. Por ello se realizó un discreto seguimiento del turismo, observando que del vehículo descendía una mujer para entablar una conversación con un hombre de avanzada edad que acababa de abandonar las oficinas de una entidad bancaria. Los agentes vieron como la joven, tras abrazar al anciano, emprendió rápidamente la carrera hacia el coche mientras la persona mayor intentaba correr tras ella y pedía auxilio.

Los policías intervinieron de inmediato bloqueando la huida del vehículo de los implicados y procediendo a su detención como presuntos responsables de un hecho delictivo. Ambos arrestados fueron trasladados hasta la Comisaría de Jerez donde ingresaron en calabozos.

En total, los investigadores han determinado su presunta participación en varios hechos denunciados, imputando a los detenidos diez delitos, dos de robo con violencia, hechos ocurridos en Jerez, y otros ocho delitos de hurto por el mismo procedimiento, seis en Jerez y dos en la vecina localidad de San Fernando. 

Expertos en la comisión de este tipo de delitos

El método de actuación de los detenidos presuntamente era siempre el mismo. Circulaban por la ciudad a bordo del vehículo intervenido buscando víctimas propicias, siempre personas de avanzada o muy avanzada edad, predominantemente varones septuagenarios u octogenarios con una fuerza física muy disminuida que les aseguraba que sus victimas no pudieran ofrecerles resistencia física.

Mayoritariamente elegían víctimas bien vestidas y con buena apariencia o los seleccionaban directamente al observarles salir de una sucursal de un banco o una caja, especialmente a finales y principios de mes, en los momentos más habituales en los que los mayores cobran sus pensiones.

Una vez seleccionada la víctima la mujer se acercaba a ellos con la excusa de pedirles limosna, simulando conocerles previamente o incluso insinuándose u ofreciéndoles servicios sexuales para inmediatamente comenzar a darles abrazos y besos, incluso en la boca, momento que aprovechaba con gran habilidad el contacto físico para sustraer de sus víctimas los relojes, anillos y pulseras que pudieran llevar así como la cartera y cualquier otro efecto de valor que pudieran portar entre sus ropas.

La detenida además no dudaba en responder utilizando la violencia para robar a los ancianos que se percataban de sus intenciones, de la misma forma el detenido, que siempre se situaba muy cerca de su cómplice en el interior del vehículo con el motor en marcha, no dudaba en salir y utilizar la violencia para asegurar que la mujer pudiera huir junto a él.

En el momento de la detención los agentes encontraron a la detenida una alianza de oro propiedad de la última de sus victimas junto con dos pendientes de oro que los agentes intentan identificar y entregar a sus legítimos propietarios.

Los detenidos son hombre y mujer de veinte y veintiún años de edad, respectivamente, a los que les figuran dos detenciones previas al varón y catorce a la mujer por hechos similares así como otros delitos contra las personas. Ambos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído