Técnicos del hospital acaban en Urgencias por el "ambiente irrespirable" en Radiología

javierfergo_hospital_06.jpg
javierfergo_hospital_06.jpg

Al menos media docena de profesionales, tanto de Rayos X como del laboratorio, precisaron asistencia por vómitos, irritación en los ojos o dolor de cabeza y garganta.

Al menos seis profesionales médicos tuvieron que pasar por Urgencias la madrugada del pasado jueves aquejados de dolores de cabeza, irritación en los ojos, vómitos o dolor de garganta a consecuencia del mal olor que aún permanece en la planta de Radiología del hospital que, como se recordará, sufrió las consecuencias del humo proveniente del incendio originado en un almacén a principios de esta semana. Según ha podido saber este medio, los afectados fueron los tres técnicos de Rayos X que trabajaban en el turno de noche así como varios técnicos del laboratorio, situado justo en la planta superior, lo que confirma que las partículas tóxicas derivadas del humo se extendieron por varias plantas del edificio.

Según parece, a primera hora de la noche los propios técnicos informaron del "ambiente irrespirable" al supervisor de guardia y le propusieron trasladarse al hospital Materno-Infantil, donde también hay aparatos de radiología y donde precisamente se estuvo derivando a los pacientes tras el incendio. Si bien en un principio obtuvieron un no por respuesta, a eso de las 2 de la madrugada la gerencia del hospital rectificó su decisión inicial y propuso su traslado al edificio de Materno-Infantil. Pero para entonces ya varios habían tenido que acudir a Urgencias aquejados de las dolencias anteriormente citadas e incluso una tuvo que marcharse a su casa. “Eso es puro veneno”, confirma una fuente a lavozdelsur.es, que señala que una supervisora acabó con vómitos.

Al parecer, el SAS manejaba un informe en el que se confirmaba que el aire de dichas instalaciones era perfectamente respirable, si bien estos hechos han demostrado que no, hasta el punto de que la planta de Radiología se ha cerrado hasta nueva orden, por lo que los pacientes que necesiten hacerse una radiografía serán derivados a Materno-Infantil, mientras que los que precisen un TAC harán lo propio en una de las clínicas que tienen concierto con la Junta.

Este hecho viene también a contradecir las optimistas declaraciones vertidas desde la consejería de Salud, que venían a indicar que el hospital estaba prácticamente al “cien por cien” de rendimiento. Por lo pronto, la actividad en Radiología parece que no se normalizará hasta la próxima semana. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído