vicasa.jpg
vicasa.jpg

La alcaldesa sobre el cese definitivo de actividad industrial en los terrenos de Saint Gobain: "Tiene un compromiso con Jerez y debe cumplirlo".

La alcaldesa, Mamen Sánchez, y el teniente de alcaldesa de Urbanismo, Dinamización Cultural y Patrimonio, Francisco Camas, han mantenido un encuentro este miércoles con representantes del comité de empresa de Apollo, el fondo de Inversión que adquirió Veralia, la antigua fábrica de botellas que pertenecía al Grupo Saint Gobain, para conocer la situación de estos trabajadores tras el anuncio de cierre de la actividad. Esta misma semana la multinacional ha iniciado la negociación de la extinción de contratos (mediante prejubilaciones o recolocaciones) de los 13 empleados que aún tienen relación contractual con la empresa en las antiguas instalaciones de la ronda de los Alunados. 

La regidora socialista, recoge una nota de prensa municipal, "había citado al comité de empresa al objeto de interesarse por su problemática actual y transmitirle su apoyo y comprensión a estos representantes, que les han informado de la actividad que realizan en la empresa y de las condiciones y alternativas que les ha ofrecido la empresa tras anunciar el cese de la actividad". Durante la reunión, Sánchez les ha comunicado su intención de contactar con responsables de Apollo para expresarle su deseo que se mantenga la actividad y el empleo en Jerez, y de informarles de las ayudas públicas que las administraciones ponen a disposición de las empresas para incentivar la actividad empresarial y el desarrollo de proyectos industriales en la provincia de Cádiz. “Nuestra prioridad es que el empleo no se vaya de Jerez, y por ello, queremos trasladarles las posibilidades y herramientas que ofrecen las administraciones para impulsar la actividad económica y fortalecer el tejido industrial en la provincia", ha comentado.

Pese a que durante una entrevista con lavozdelsur.es, Camas avanzó la disposición del Ayuntamiento a facilitar la reclasificación de los 112.000 metros cuadrados —actualmente de uso industrial— propiedad de la multinacional, la alcaldesa ha dejado claro "no vamos a poner fácil a esta empresa que haga lo que quiera con esos terrenos". En este sentido, ha anunciado su intención de retomar contactos con responsables de la compañía para, entre otras cosas, recordarles que Saint Gobain —dueña de los suelos— "tiene un compromiso con Jerez y debe cumplirlo". 

En su alegación a la modificación puntual del PGOU que devolvía el uso industrial a los terrenos, Saint Gobain, sostenía que "no se justifica en la memoria del Plan General el mantenimiento de un uso obsoleto, no integrado en la malla urbana, en una espacio con clara vocación residencial y terciaria, y sobre todo no adecuado para la tipología de industria singular desde el punto de vista logístico". Durante parte del mandato de Pilar Sánchez (PSOE) como alcaldesa la postura del gobierno local fue taxativa a la hora de reclasificar estos terrenos. De hecho, tardó 18 meses en recibir a representantes de la multinacional para negociar las condiciones del cambio de uso y el traslado de la actividad a unas modernas instalaciones en la Ciudad del Transporte. Esa demora pudo ser clave para que a la postre, ya con la crisis encima, Saint Gobain optara finalmente por el cerrojazo y por abandonar Jerez. Una posibilidad que se confirma definitivamente ahora, seis años después de que se apagaran las históricas chimeneas de la vieja fábrica de botellas. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído