1891897_675456995843949_376085610_o.jpg
1891897_675456995843949_376085610_o.jpg

La Guardia Civil desarticuló a principios de año un entramado criminal que ofrecía contratos de trabajo ficticios a cambio de dinero. El cabecilla de la denominada Operación Relisto, un jerezano de 50 años que responde al nombre y al alias de Paco S. L. 'el contratista', urdió presuntamente junto a otro socio, Diego M. A., una trama que generaba contratos falsos para que luego los 'trabajadores' cobrasen desempleo o subsidios. Llegaron a dar de alta en la Seguridad Social a más de 900 personas. Una de las 19 empresas ficticias que se crearon, como destapó hace un par de semanas el programa de la Sexta 'Equipo de investigación', fue contratada en 2012 por el Ayuntamiento de Jerez. Según el acta de infracción de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social al que ha tenido acceso La Voz del Sur Jerez, el 16 de mayo de 2013 comparecieron representantes del Consistorio ante la Inspección confirmando que "efectivamente la empresa Moisés Castillo López fue contratada en el año 2012 (solo ese año) para el control, mantenimiento y limpieza de las baterías de servicios de la Feria del Caballo desde el 7 al 13 de mayo de 2012".

En esa misma comparecencia, el Ayuntamiento aseguró que "desconocen qué trabajadores concretos realizaron la limpieza, el nombre de los encargados o si el presupuesto se presentó por el señor Castillo López en persona o mediante representante". Se aporta la factura que presentó la empresa con un teléfono de contacto. En ese momento, abunda el acta, se llama a dicho teléfono resultando ser de M. F. C. Un señor que estuvo de alta anteriormente en una empresa anulada como ficticia. La semana anterior a la comparecencia municipal, el 9 de mayo de 2013, había comparecido en las oficinas de la Inspección Provincial y al ser preguntado por dónde trabajó cuando estuvo de alta en la empresa Moisés Castillo López (del 22 de junio de 2012 al 24 de julio de ese mismo año), manifestó que limpiando la Feria del Caballo. "Cuando se le hizo ver que eso era imposible al no desarrollarse la Feria en esas fechas, manifestó que entonces no recordaba dónde estuvo trabajando en junio y julio de 2012", detalla el acta de la Inspección de Trabajo. 

Semanas después se llamó a comparecer a los 9 trabajadores dentro de cuyo periodo de alta se desarrolló la Feria del Caballo. De los 9, solo comparecen 7. De los 7 solo 2 manifiestan haber trabajado en la Feria. En este punto, el acta prosigue: "Tanto estos 2 empleados (con respecto al periodo que no coincide con la Feria) como los otro 5 trabajadores, son incapaces de precisar los centros de trabajo concretos donde estuvieron supuestamente trabajando, nombre de sus encargados o compañeros, o cualquier otro dato comprobable de su efectiva prestación de servicios". Todos dicen que fueron contratados y que el contrato se le dio en una plazoleta de la barriada de San Juan de Dios. En última instancia, sintetiza el informe, "Moisés Castillo desde enero de 2004, salvo unos pocos días en que estuvo de alta en dos empresas, solo ha percibido prestaciones por desempleo". Según reza en el acta, inscribe la empresa de limpieza el 21 de marzo de 2012 y desde el día después hasta el 15 de octubre de ese mismo año, tiene a 57 trabajadores dados de alta. En ese ejercicio fiscal, en todo caso, solo consta el Ayuntamiento de Jerez en las declaraciones de los modelos 347 de la AEAT de operaciones con terceros superiores a 3.000 euros. En la AEAT consta su baja fiscal el 15 de octubre, poco más de medio año después, por lo que el único supuesto trabajo desempeñado por la empresa ha sido para el Ayuntamiento de Jerez.

¿Cómo se produjo la contratación? ¿Quién la decidió? ¿Por qué nadie se encargó de supervisar si los trabajos contratados con cargo a las arcas municipales, al dinero de todos los jerezanos, realmente se llevaron a cabo? El gobierno local del PP responde con evasivas. El portavoz del equipo popular, Antonio Saldaña, aseguraba al programa de la Sexta que “el Ayuntamiento de Jerez contrata un servicio, siendo un contrato menor de una semana de duración. Ese servicio se presta, no hay obligación durante la prestación de ese servicio de solicitar los contratos de los trabajadores". "O sea, eso es un tema que tiene que llevar la empresa”, explica. El periodista insiste: “En los siete meses de vida de esta empresa, el único trabajo que ha hecho ha sido para ustedes”. Saldaña: “Insisto, pero ese no es un asunto que el Ayuntamiento de Jerez pueda decir por qué”. Por último, afirma que no sabe quien estaba al frente de esta empresa.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído