Ciudadanos se concentran en la plaza del Arenal en defensa de Doñana y de todos los bosques y parajes naturales y piden que la Junta cumpla con el Plan Forestal Andaluz, aprobado en 1989.

Controlado y casi extinto el incendio declarado el pasado fin de semana en Moguer, aunque con las brasas aún calientes, toca mirar adelante, pero también no olvidar lo que ha ocurrido. Así lo han entendido un centenar de jerezanos, que convocados por redes sociales, se han concentrado en la plaza del Arenal para mostrar su inquietud ante el futuro que le depara no solo a Doñana, sino a todos los bosques y parajes naturales. "Los grandes incendios van a ser el pan nuestro de cada día", afirmaba una convocante a través de un comunicado, en el que también consideraba que los fuegos, en ocasiones, sirven para "chantajear a la sociedad".

Los convocantes recordaron que en 1989 se aprobó el llamado Plan Forestal Andaluz en el Parlamento de Andalucía, en el cual se aprobó, entre otras cosas, ampliar la plantilla del Infoca a 18.000 trabajadores. Paradójicamente, por entonces el dispositivo lo conformaban 5.000 personas y hoy solo 3.400. 

28 años después, los manifestantes critican que en invierno no se realizan las debidas tareas de limpieza y cortafuegos en los campos y montes andaluces, todo un riesgo cuando llega el verano y las altas temperaturas. "¿Qué intereses hay detrás del fuego?", se preguntaron los manifestantes, que pidieron a la Junta y a su presidenta a la cabeza "que abandone el papel tibio y permisivo" ante esto, así como solicitarion al Gobierno Central que dote a las fuerzas de seguridad de los medios necesarios para prevenir nuevas catástrofes naturales. Y sobre todo "que ningún delito ambiental quede impune".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído