PSOE, Ciudadanos e IU apoyan las cuentas anuales, aunque no es suficiente para aprobar un documento que en la práctica estaría en vigor siete días pero evitaría la disolución de varias empresas municipales.

Los Presupuestos de 2016 no salen adelante. Los votos favorables de PSOE, IU y Ciudadanos no suman los apoyos suficientes para aprobar unas cuentas que, en la práctica, iban a estar en vigor apenas una semana y se prorrogarían automáticamente el 1 de enero de 2017. El gobierno local, que se ha encontrado con la negativa de Ganemos y PP, sufre un revés que, no por ser esperado, es menos duro. El teniente de alcaldesa de Economía, Santiago Galván, se ha encargado de repetir una y otra vez durante sus intervenciones las consecuencias que acarrearía el rechazo a las cuentas. “Puedo entender el voto en contra del PP, pero no el de Ganemos; no hay margen ni de tiempo ni de crédito presupuestario para salvar el Teatro Villamarta y Emuvijesa, esto tiene que quedar muy claro”, señala Galván. “Piensen en los intereses de la ciudad”, llega a decir a la agrupación de electores, a la que pide a la desesperada que se abstenga poco antes de proceder a la votación que desemboca en el rechazo al Presupuesto: “Tenéis la oportunidad de, con una simple abstención, evitar que el PP nos gobierne desde Madrid”.

Finalmente, no hay sorpresa en este punto, el tercero en el orden del día del pleno de noviembre, que IU y Ciudadanos ya habían anunciado que iban a apoyar, aunque no por ello dejan de criticar algunos aspectos. “Este no es nuestro presupuesto, no nos sentimos identificados, falta apuesta política para profundizar en el cambio de modelo”, señala Raúl Ruiz-Berdejo, portavoz municipal de IU, quien avala que las cuentas “priorizan el gasto en lo social, apuestan por Emuvijesa, cuadruplican el importe para reparación de colegios…” El voto favorable de IU, también, se debe a la necesidad, insiste Ruiz-Berdejo, de “dejar atrás el Presupuesto 2015, el del PP”. “Este Presupuesto avanza en la dirección correcta, aunque de forma insuficiente”. Pero, eso sí, señala que su formación es “consciente” de las “consecuencias inciertas” que podría acarrear no aprobar el Presupuesto. “No vamos a convertir esta votación en una cruzada”, señala.

“No se trae a pleno un Presupuesto, es un documento que estará en vigor siete días”, asegura Carlos Pérez, portavoz de Ciudadanos, que añade que “esta ciudad está por encima de este pleno, por lo que los ciudadanos no tiene por qué pagar la mala decisión que tomaron Ganemos e IU de aupar al PSOE a la Alcaldía”. El de la formación naranja, dice, “no es sí al Presupuesto, es un sí a la responsabilidad”. Pérez anuncia también que van a intentar que “el Presupuesto de 2017 tenga tintes naranjas y se parezca a lo que tiene que ser una ciudad bien gestionada”.

Ganemos, socio de investidura del ejecutivo socialista, vota en contra de las cuentas anuales de 2016. Su portavoz, Santiago Sánchez, explica esta decisión: “Se ha llevado una dinámica y una política con la que no estamos de acuerdo; nos preocupa que la persona que se encargue de aplicar el Presupuesto haya mentido a la ciudadanía”. Sánchez, luego, inicia una metáfora en la que participaron otros grupos políticos: “Es como si la ciudad fuera montada en un autobús, lo llevara la alcaldesa, y le diera igual estrellar el autobús mientras ella se salve”. Una vez más, la agrupación de electores pide la dimisión de Mamen Sánchez: “Si fuera coherente con su discurso no antepondría el sillón de la alcaldesa a la ciudad”, le espeta al teniente de alcaldesa Santiago Galván, que continúa con la metáfora: “La aprobación del Presupuesto hace que el autobús no se estrelle y su no aprobación hace que caiga por un profundo acantilado”. Para Carlos Pérez, de Ciudadanos, la ciudad se asemeja sin embargo a un avión que lleva la alcaldesa y al que “le falta un copiloto”, ya que “no ha tenido el correcto, hemos tenido turbulencias y por eso puede que se estrelle”.

“No hay más que leerse los cinco primeros folios de la memoria del Presupuesto y escuchar al señor Galván para saber que no han intentado buscar el voto favorable del PP”, apunta Antonio Saldaña, portavoz popular, que insiste en que “es responsabilidad del gobierno buscar los apoyos para sacarlo adelante”. “Después de once meses de retraso no podemos decir que si no se aprueba se va a hundir la ciudad, es un engaño, una farsa para meter presión”, apunta Saldaña, que añade que el PP aportará “alternativas para casos concretos”. El edil popular pide al gobierno socialista “un poco de seriedad y rigor”. El debate finaliza con la frase contundente de la alcaldesa, que pronuncia con la voz entrecortada: “Los Presupuestos quedan rechazados”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído