javierfergo_pleno28-1_02.jpg
javierfergo_pleno28-1_02.jpg

Los populares vuelven a llevar una proposición para defender la unidad del país, que sale adelante con los votos de C's y los socialistas, que se abstienen en el punto que pide el fin de “la estrategia de división” de los políticos catalanes.

“Para la ciudad de Jerez y en definitiva para los jerezanos y jerezanas es fundamental que se produzca una estabilidad política en el gobierno de España que preserve los valores constitucionales y que asegure un marco de relaciones institucionales y de solidaridad entre los territorios de España que permita la prestación de los servicios básicos a los ciudadanos”. Bajo esta premisa presenta el PP, a través de su portavoz Antonio Saldaña, una proposición en el pleno en apoyo a un “pacto estable” a nivel nacional y “frente al desafío independentista”.

Esta propuesta recuerda a la llevada conjuntamente por Ciudadanos y PP el pasado mes de octubre, cuando intentaron lograr el apoyo del resto de grupos para defender la unidad de España y el Estado de Derecho. Entonces se encontraron con los votos en contra de Ganemos e IU, lo que no impidió que saliera adelante. Ahora poco ha cambiado. Esta proposición, sostiene Saldaña, “no tiene ninguna sigla política”. El edil popular defiende la presentación de este punto argumentando que el Gobierno central “sienta el apoyo de todos los territorios de España”. A la ciudad, apunta una y otra vez, “le interesa un pacto estable”. Ciudadanos pronto se suma al sentimiento de unidad que plantea el PP y pide también “un pacto por la Justicia”.

El primero en intervenir tras el PP es Raúl Ruiz-Berdejo, portavoz de IU, que no se explica cómo traen ese punto cuando “han prostituido la Constitución”, la han puesto “al servicio de la banca alemana” y han “roto el país en 1.000 pedazos”. “Su patria no es la nuestra. La nuestra ni es un trapo ni cabe en un cajón”, añade Ruiz-Berdejo, que defiende en su discurso la derogación de la Ley Mordaza y la sanidad y la educación públicas.

A Ganemos tampoco le convence la exposición del PP y critica el uso “torticero” que hacen los populares de la Constitución. Para Manuel Fernández, edil de la agrupación, “la unidad de un país no se fundamenta en fronteras, sino en las desigualdades de las personas que viven en él”. Paco Camas, del PSOE, expresa sus dudas acerca de que en Madrid “sientan el aliento de los concejales jerezanos”. “A ver si se lo hacemos llegar de forma contundente”, afirma irónico.

Luego, en el segundo turno de palabra, se sube el tono. Saldaña saca el comodín de Venezuela y acusa a IU de realizar el mismo discurso que Nicolás Maduro o que Fidel Castro. “Ese discurso ha hecho que se haya robado al pueblo en nombre del pueblo”, apunta el edil popular, que dice que en países como Cuba o Venezuela “estaría en la cárcel por decir lo que he dicho”.

“La unidad de España es la unidad de la gente, la ausencia de desigualdad”, añade Ruiz-Berdejo, que critica el uso de las banderas, algo que le reprocha Carlos Pérez, de Ciudadanos: “Le quiero recordar que en los países del mundo donde hay mayor uso de banderas es en Corea o en Cuba”, señala. Y el edil de IU no tarda en responder: “¿Usted me ha visto a mí cara de coreano?”

En un debate, que se alarga entre turnos de palabra y petición de respuesta por alusiones, Saldaña (PP) llega a decir que “no es normal que la hija de un defensor del pueblo sea multimillonaria, como la hija de Chávez”. Fernández (Ganemos) responde que no sabe “en qué parte de la Constitución pone que los millonarios tienen que ser de derechas” y, de nuevo Saldaña, responde que “los millonarios hoy en día son de izquierdas, como en Andalucía los señoritos del cortijo”. Para terminar, Manuel Fernández apuesta por “hacer un país donde todos queramos vivir”, así, sostiene, “la unidad de la patria nace por sí sola”. Su agrupación, en un comunicado, apunta al respecto que “cualquier patriotismo que no cuente con la gente y que no luche por garantizar el bienestar social y la calidad democrática en todos los territorios no es más que una manera de enmascarar la perpetuidad de viejos vicios políticos”.

Al final, PSOE, Ciudadanos y PP abogan por “un pacto estable de Gobierno en España entre fuerzas políticas que comparten la defensa del orden constitucional”, acuerdan apoyar a los líderes políticos de los partidos que “defienden la unidad de España” y solo en el punto en que los populares pedían el fin de “la estrategia de división y fractura” de los dirigentes políticos catalanes, el PSOE cambió su voto y lo convirtió en negativo, uniéndose a Ganemos e IU, aunque finalmente tuvo que abstenerse –faltaba una concejal– para deshacer el empate, saliendo adelante la proposición.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído