Peligran 11.500 hectáreas de regadío tras un incendio en una subestación eléctrica

Incendio en la subestación eléctrica de Las Majadillas, en una imagen del pasado febrero.
Incendio en la subestación eléctrica de Las Majadillas, en una imagen del pasado febrero.

La infraestructura, perteneciente a la Confederación de Regantes de Guadalcacín, era la encargada de suministrar energía a las bombas de agua de los agricultores.

Un incendio en la subestación eléctrica de Bajadilla, perteneciente a la Confederación de Regantes de Guadalcacín, a la altura de La Guareña, ha dejado sin agua unas 11.500 hectáreas de regadío, ya que la misma surtía de energía a las bombas de agua. El incendio se produjo al caerse el tendido eléctrico de salida, afectando a un transformador exterior de 132.000 voltios, la línea subterránea, el edificio donde se encuentra la celda de media tensión de unos 40 metros cuadrados y una torreta, si bien no se han producido daños personales.

Los bomberos ocho bomberos desplazados en cinco vehículos tuvieron que realizar un perímetro de seguridad hasta que se confirmó el corte de suministro. Posteriormente extinguieron las llamas utilizando espuma. Además, forzaron el acceso al edificio de la celda de media tensión, ya que la apertura sólo se realiza con corriente eléctrica. Durante las labores de extinción tuvieron que ir ventilando debido a la cantidad de humo en el interior.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído