captura_de_pantalla_2016-05-11_a_las_15.31.51.png
captura_de_pantalla_2016-05-11_a_las_15.31.51.png

La fachada que da a la calle Carmen, donde se encuentra un azulejo dedicado al Cristo de la Lanzada, amanece con la proclama "Dios tiene que morir".

Una semana después de que aparecieran pintadas contra la Iglesia en el convento de Santo Domingo, esta vez ha sido la Basílica del Carmen la que ha amanecido con un grafiti en el que se lee "Dios tiene que morir", acompañado de varias cruces invertidas.

Las pintadas, que se desconoce si habrían sido obra de la misma persona que pintó las de Santo Domingo, se han realizado en la calle Carmen, bajo un azulejo dedicado al Cristo de la Lanzada, titular de la hermandad del mismo nombre y que radica en este templo.

Con motivo de este hecho, la comunidad de padres carmelitas y la hermandad ha convocado un acto de desagravio a las 20:30 horas.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído