Padres y madres del CEIP El Membrillar acuden a una reunión para disipar dudas tras el fallecimiento de la alumna de 10 años por meningitis B.

Casi un centenar de padres y madres del CEIP El Membrillar, que acoge a más de 500 alumnos entre Infantil y Primaria, han acudido a la reunión informativa para conocer todos los detalles sobre los posibles riesgos y los procedimientos necesarios tras el fallecimiento de la alumna de 10 años por meningitis de meningococo B, el pasado 9 de febrero. En un ambiente tenso, los padres y madres han comentado a las puertas del centro sus inseguridades. "Hay bastantes alumnos que no han venido. Yo, por ejemplo, no he traído al mío. Antes quería que me informasen de qué es lo que está pasando", comparte a lavozdelsur.es Elena Reina, madre de dos alumnos del colegio. Incluso se han acercado padres de estudiantes de colegios cercanos, como es el caso de Francisco Rodríguez, que tiene a su hija escolarizada en el CEIP San José Obrero: "Estoy preocupado porque ocurra lo mismo en el colegio de mi hija".

Ante la alarma social generada por la pérdida de la menor y el desconocimiento sobre esta bacteria, algunos padres fueron a vacunar a sus hijos. "Un error", indica Susana Sánchez, madre de una alumna del centro, tras estar presente en la asamblea. "La vacuna no está testada en España y aunque esté de venta al público, no está garantizado que inmunice", continúa. "El médico nos ha tranquilizado y nos ha explicado que hay muy pocas probabilidades de que vuelva a pasar un caso así aquí. Ni siquiera en Jerez. Lo de la vacuna contra la meningitis B es un tema económico, porque no está comprobado que esa vacuna funcione", expresan Juan Carlos Barrios y Eva Clavijo, padres de un alumno que compartía aula con la pequeña fallecida. La meningitis es una infección de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal. Existen dos tipos: la vírica y la bacteriana. Mientras la primera es benigna, la bacteriana sí puede causar la muerte. No obstante, según ha explicado el SAS en el interior del colegio jerezano, solo se han confirmado 235 casos en toda España, de los cuales solo un 11% acaba en mortalidad. Se contagia por la convivencia entre personas, a través de un estornudo o de la tos. "Pero nos han dicho que se contagia estando en un entorno cerrado durante más de seis horas prolongadas, en varios días, con lo cual nos hemos quedado mucho más tranquilos", expresa una de las madres una vez concluida la reunión. "Nos han dicho que está todo controlado, que no nos echemos las manos a la cabeza y que el que tenga muchas dudas, que vaya de urgencias al médico", señala Dolores Morales, abuela de una de las alumnas. 

"La pequeña venía de una gripe, por lo que obviamente hay más posibilidades de que pueda surgir este tipo de enfermedad. Pero cuando se detectó, la madre actuó en ese mismo instante, la llevaron al centro de salud y cuando se lo diagnosticaron la niña ya estaba en urgencias en el Hospital", relata José Antonio Pérez, padre de la niña que compartía pupitre con la menor fallecida. "El riesgo de contagio es mínimo. Los padres y los servicios sanitarios han actuado correctamente y nos han trasladado que una vez que se activa la bacteria, esta actúa muy rápido para llegar a mortandad. Es decir, que si se te activa, no se puede hacer nada", explica Susana Sánchez a la salida del centro educativo.

La charla informativa ha devuelto la tranquilidad a la comunidad educativa del CEIP Membrillar, ya que todos han indicado que la pérdida de una de las alumnas del centro ha sido un caso puntual. "Esto no se contagia fácilmente y por desgracia ha ocurrido en el colegio El Membrillar como podía haber ocurrido en cualquier otro centro. Por eso, no somos un colegio contagioso", destaca Rosa María Moreno, madre de un estudiante del CEIP. "Desde la comunidad educativa del CEIP El Membrillar queremos dar nuestra más sentido pésame a la familia por el trágico fallecimiento de una alumna del centro", publicó la directiva del centro educativo al día siguiente de lo ocurrido. Pésame al que se han sumado este lunes todos los padres y madres que se han personado en el colegio. "La situación es muy triste y el miedo es muy personal, pero se va a superar", declara Fernando Barrios, psicólogo, pedagogo y coordinador del equipo de orientación educativa de la Junta de Andalucía. "Hay psicólogos desde primera hora trabajando con los alumnos dando cierta naturalidad al asunto, que es difícil, claro. Cada uno, dependiendo de la madurez que tengan, hacen su propia lectura y los padres son fundamentales, porque ellos lo van a vivir según lo vivan los padres, en gran parte. No hay que negarles la realidad, hay que aclararles los hechos y ponerse un poco al nivel de conciencia que ellos tengan de lo sucedido", concluye. 

Algunos menores han reaccionado ante la noticia a través de lágrimas, miedo... Y otros todavía no son conscientes de lo que ha ocurrido. "Mis hijos lo saben y ellos están asustados, mi niña llora y todo", incide otra madre. "Le tienes que explicar cómo se va a ver en estos días y siempre tienes que tener la entereza como padre a la hora de transmitirlo. Un caso, entre millones de personas y que... ha tocado aquí, tan cerca...", indica un padre. "La verdad es que nuestro hijo pregunta, pero no sé si es consciente de lo que es eso, no volver a ver a su compañera", apostilla otro padre. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído