Manuel Herrero: "Habrá movilización social si se dan las condiciones necesarias, pero hay que provocarlas"

Manuel-Hierro_0003-300x168
Manuel-Hierro_0003-300x168

El presidente de Attac Jerez analiza desde su particular punto de vista la actualidad de la ciudad: "El ERE forma parte de una política visceral: aquí había que entrar y hacer sangre a aquellos que no habían nombrado ellos". Sobre la privatización de Aguas de Jerez: "Es muy grave, Ajemsa era rentable"

Manuel Herrero es el presidente de Attac en Jerez, una "asociación de ciudadanos libres, sin ataduras con partidos políticos ni grupos empresariales", como él mismo la define, que nació en París (Francia) en 1982 y que lleva tres años implantada en la ciudad. En un principio, "Attac nace con la finalidad de establecer un impuesto de transacciones financieras especulativas, es decir, cuando se hace una transacción que no responde a algo que sea productivo, pero pronto se transforma en un movimiento de acción ciudadana", explica Herrero. De hecho, las dos últimas letras de su nombre significan precisamente eso: acción ciudadana. Esta asociación, en palabras de su presidente, tiene "una gran presencia social" y una participación "activa" en los conflictos de la ciudad.

Privatización de Ajemsa

Estamos totalmente en contra de cualquier privatización de un servicio público, y más aún cuando es un derecho esencial, como ha reconocido la ONU. Una persona no puede vivir sin agua, y si está sin agua más de 15 días se muere. No puede haber un negocio detrás de esto. El caso de Jerez es todavía más grave, porque la empresa era rentable. Daba unos diez millones de euros al año, haciendo la cuenta de la vieja, como se suele decir, como Aqualia le ha dado 80 millones al Ayuntamiento, en los ocho primeros años los habría recuperado, por lo tanto estará 17 años cobrando el dinero que gana Ajemsa y que nos corresponde a los jerezanos. Nuestra estimación es que Aqualia ganará en este periodo unos 350 millones de euros. Si la deuda municipal está estimada en 900 millones, un tercio de esa deuda se podría quitar con Aguas de Jerez. ¿Por qué se hace? No lo sabemos, pero intuimos que tiene que haber algo detrás que impulse al equipo de Gobierno a vender. Entendemos que hay una mano negra detrás de la privatización de Ajemsa que pretende favorecer a los grandes grupos financieros internacionales. Nosotros nos integramos en la Coordinadora en Defensa de la Gestión Pública del Agua y uno de nuestros principales objetos de actividad fueron las pedanías, porque tres estaban en contra de la privatización (Guadalcacín, Torrecera y Estella). Esto va a suponer una forma de comparación, porque en Guadalcacín por ejemplo hay una carretera que la divide en dos, una parte es Aqualia y la otra de Aguas de la Sierra (pública).

Otras privatizaciones: Piscinas Jerez, la 'perrera', el centro ecuestre de Chapín... 

Aquí hay una oleada económica muy fuerte en el mundo que tiene el punto más álgido con Margaret Thatcher y Ronald Reagan. Esta gente tenían una máxima: El mejor Estado es el que no existe. Eso fue como una forma de crear una filosofía, porque el Estado es un invento de la gente que tenía menos poder para poder dominar a los poderosos. La filosofía entra de lleno en el PP, que es el Tea Party español: todo aquello que produzca beneficios tiene que estar en manos privadas, porque además yo, que creo en eso, después perteneceré a esas empresas o son mías. Cuando se da un golpe de Estado o hay una guerra lo primero que hacen los ejércitos es coger los medios de energía y los medios de comunicación, por lo que esto es como un golpe de Estado. ¿Después quién está gobernando y ganando dinero en esos medios? Los políticos que han permitido esa libertización. Ellos se mueven por un interés particular. En Jerez se ha regalado terreno para hacer colegios privados que han sido desechados por la falta de capacidad a una gente que había hecho cinco colegios en su vida, dependiente de una ideología concreta como son los legionarios de Cristo. Sin embargo, se les pone pegas a las asociaciones de vecinos por ejemplo.

¿Inmovilidad ciudadana? 

Creo que a pesar de haber 36.000 parados en la ciudad, no hay nada que una a esas personas, porque hay parados que eran directivos de banca y otros basureros. También hay un desprestigio del movimiento sindical tradicional. La movilización social se dará si hay condiciones necesarias, pero hay que provocar esas condiciones. En España ha habido movimientos como el 15-M que tuvo éxito y otros intentos que no lo han tenido. ¿Por qué? Si lo supiera mañana estaba poniendo remedio a eso. Hay que llegar a la gente, tenemos que tener medios de comunicación, además de partidos políticos y organizaciones sindicales responsables que sean respetados por la ciudadanía. Aquí el proceso iniciado por la derecha para desprestigiar a este tipo de organizaciones está teniendo efecto. Ahora el trabajo que nos queda es hacer lo contrario. Pero no se le puede echar la culpa a los ciudadanos por no responder. Lo que hay que preguntarnos es: ¿Qué estamos haciendo mal para que la gente no responda? Todo el mundo habla de que se puede salir del túnel, pero no sabemos la sociedad que nos vamos a encontrar después del túnel. La gente piensa que vamos a volver a como era hace 15 años. Y no va a ser así. Los contratos que nos esperan son contratos basura, los servicios sociales son pagados, la sanidad pagada... La gente al moverse quiere volver hacia atrás y eso va a ser imposible.

¿Es posible un Gamonal en Jerez?

No es tan fácil, porque en Gamonal el movimiento estaba fundamentado en las asociaciones vecinales, que llevan mucho tiempo funcionando. Aquí las organizaciones  vecinales están metidas dentro del Gobierno municipal, hay un movimiento vecinal que está atenuado. Habría que tener un problema concreto para que la gente se moviera, pero aquí hubo un Gamonal: con la huelga de basuras. Todos los barrios periféricos demostraron, no que estaban a favor de los basureros, sino su descontento. Si ahora hubiera otro estallido en la ciudad, te aseguro que habría muchos movimientos vecinales que saldrían a la calle indignados. La ciudadanía espera que con lo que hace haya un efecto inmediato, cuando no pasa eso se decepciona. Aquí, por ejemplo, los partidos políticos y las organizaciones que estuvimos en la Coordinadora del Agua tuvimos parte de culpa de la inmovilidad, porque no supimos hacer ver que esto no se había acabado y que por haber vendido el agua no se podía volver atrás. Sí se puede volver atrás. Creo que el problema es de nosotros, de los dirigentes: no sabemos transmitir la gravedad que tiene esto y no hacemos un bloque común para transmitirlo.

 ¿Es austero el Gobierno local, como afirma la alcaldesa?

En política hay una máxima, sobre todo en el PP, que es: La publicidad puede más que los hechos. Si digo 1.000 veces que estamos saliendo de la crisis, a la gente le queda que estamos saliendo. Esto de somos austeros, primero te justifica unos recortes… pero cuando se habla de recortes en la sociedad liberal se habla de quitar Sanidad pública, servicios de dependencia, recortar los sueldos de los funcionarios más bajos... Pero no se habla del dinero que se ha dado a medios de comunicación para la promoción de la Ciudad Europea del Vino, por ejemplo. La austeridad se puede hacer de otra manera, no sólo no gastando, sino recaudando más del que más tenga. Si el Ayuntamiento recauda más, tiene que quitar menos cosas. Pero ellos no quieren, la austeridad sólo la quieren enfocar de una manera, que es recortando gastos a los que menos tienen. No se puede hablar sólo de recortar gastos, hay que aumentar los ingresos.

¿Está el Ayuntamiento intervenido por el Ministerio de Hacienda tal y como asegura la oposición?

Si el Ayuntamiento fuera una empresa privada estaría en quiebra, y es porque los gestores han actuado mal, por ineptitud y por mala fe. El ICO lo que hizo fue aplazar la deuda del Ayuntamiento poniéndola más cara. Eso le va a suponer un coste de 80 millones de euros en intereses. Ahora tenemos más deuda y más déficit, porque se han asumido intereses que antes no se tenían. Esto es un desastre económico y además no hay salida. El Ayuntamiento está intervenido, porque el PIE (Participación en los Ingresos del Estado) no lo puede cobrar. Aquí solo hay una salida: que se perdone la deuda al Ayuntamiento. ¿A quién perjudicaría que se perdonara la deuda? El principal acreedor del Ayuntamiento son los bancos. Todos somos un 50% más pobres con la crisis, menos los bancos. Se puede llegar a pedir una quita para que la asuman esos que no han perdido. Esto no se hace de un día para otro, hay que llevarlo a cabo de manera consensuada, con un plan de pagos distinto dependiendo de los ingresos. Cuando acabe esto en vez de deberme 900 millones me vas a deber 450. Es que lo has hecho conmigo antes, no es una utopía, y ahora somos mas pobres que hace cinco años. Pues que los bancos también lo sean. Quiero igualdad.

Pelayo y la trama Gürtel

Los políticos que tenemos en España están como criados en la corrupción, la tienen como se tiene Educación Física en los colegios. Ser político en muchos casos significa tener que haber tocado la corrupción. La ciudadanía no responde, en cualquier otro lugar del mundo serían linchados cuando salen a la calle. Da igual si la contratación se hizo antes o después, es que las empresas que contrató el Ayuntamiento están en la trama Gürtel y esas empresas manipularon para llevarse los contratos de toda España. A lo mejor tiene un viso de legalidad, pero era la empresa de los ladrones y el partido que los apoyó. La trascendencia es clara: blanco y en botella, agua; empresas del Bigote contratadas por el PP, corrupción.

ERE municipal

El ERE forma parte de una política visceral: aquí había que entrar y hacer sangre a aquellos que no habían nombrado ellos. Que estaban mal nombrados y algunos metidos de manera ilegal… es verdad, pero también los suyos. Hicieron sangre a pesar de que sabían por los técnicos municipales que no lo estaban haciendo bien. Ellos confiaban en que hubiera una especie de lapsus de la Justicia como está habiendo en otras cosas y que les pasara por alto. Esto demuestra su ineptitud. Todo lo hacen mal porque lo hacen desde las entrañas y eso nos va a costar más dinero a los jerezanos. En una empresa privada el gestor que hace eso paga el daño con su puesto o con su dinero, pero aquí no pasa nada. Aquí nosotros vamos a pagar con nuestros impuestos la mala gestión que está haciendo el PP. Mucha gente en Jerez también quería que se hiciera -el ERE-, ellos querían conectar con esa gente y coger los votos de esa gente.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído