antonia_castro
antonia_castro

José Miguel Ayllón, abogado de Paco Holgado, lamenta cómo se ha llevado la investigación del crimen de Juan Holgado: “Que se le engañe a las víctimas y al juzgado es muy reprochable y se debería abrir un expediente disciplinario”.

“Más que avances en la tecnología, lo que ha cambiado es la voluntad y las ganas”. José Miguel Ayllón, abogado de Padre Coraje y presidente de la Asociación de Víctimas de Delitos Violentos, tiene claro que el giro en los acontecimientos que ha sufrido el caso Holgado en las últimas horas se podría haber producido mucho antes si la investigación se hubiera desarrollado en condiciones. “Que se le engañe a las víctimas y al juzgado es muy reprochable y se debería abrir un expediente disciplinario”.

Como se recordará, no fue hasta hace unos días cuando se conocía que el análisis de unos restos de sangre hallados en un tetra brick en el lugar del crimen daban nombre y apellidos de uno de los presuntos autores de los hechos, Agustín M. R-B, un antiguo vecino de La Constancia, con antecedentes por robo con fuerza y trapicheo de drogas, que falleció en 2006.

Dichos restos de sangre, que Paco Holgado llevaba años reclamando que se tuvieran en cuenta, se han analizado en el último mes, después de que el caso se reabriera tras la caminata hasta Madrid de Padre Coraje. Pero Ayllón, además, afirma que hay otras 13 huellas que están fotografiadas desde el principio del sumario y que desde 2010 se ha pedido que se investigaran. “Yo he presentado 20 escritos, pero lo que sí ha tenido resultado es la marcha a Madrid”, lamenta el abogado, que recuerda que con esa medida, Holgado no sólo pedía la reapertura del caso de su hijo, sino la de todos aquellos casos violentos que en toda España están paralizados. “Francisco ha pedido que haya un cambio legislativo y no prescriban los homicidios, es el único país de Europa donde prescriben a los 20 años”.

En este sentido, y a tenor de las muchas dudas que hay sobre la prescripción o no del caso, ya que éste pasado domingo se cumplían dos décadas del crimen, el letrado considera que se ha interrumpido ya que “si no, no se habría llamado a declarar a nuevos testigos”. En efecto, el juez instructor del caso ha citado para el día 30 de noviembre a cuatro personas, presuntamente conocidos de Agustín M., para que declaren con la intención de que puedan aportar un poco más de luz al caso.

Aunque el Código Penal establece los 20 años como fecha límite para que prescriba un caso, fuentes judiciales recuerdan que la justicia no es matemática, y en el tema de las prescripciones es el juez el que tiene que decidir si archiva o no un caso a la vista del desarrollo de las investigaciones.

Por su parte, Antonia Castro, madre de Juan Holgado, también ha dado hoy a conocer su opinión acerca de los últimos acontecimientos. En declaraciones a la puerta de los juzgados de Tomás García Figueras, donde ha acudido para conocer de primera mano los últimos avances del caso, ha señalado que desconocía a la persona ya fallecida y presunta participante en el crimen de su hijo. También ha explicado que ella sigue acudiendo a Comisaría, la última vez en la mañana de este lunes, donde afirma que ha expresado su descontento sobre cómo se ha llevado la investigación a lo largo de estos últimos 20 años, más ahora cuando se ha demostrado que se podían analizar restos como los aparecidos en el tetra brick. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído