img-20160725-wa0003-01_1469439840679.jpg
img-20160725-wa0003-01_1469439840679.jpg

Casi una semana después del desprendimiento de parte de la pared de una maltrecha bodega en este céntrico lugar, los escombros siguen sin recogerse ni actúan los técnicos de Urbanismo.

A pesar de que hace casi una semana que se desprendiera parte de la pared de una bodega de Rincón Malillo, un casco bodeguero que se encuentra en bastante malas condiciones y que ya se cayera parcialmente hace tres años, ni se han recogido los escombros, ni se han pasado técnicos de Urbanismo a comprobar su estado. Es más, la valla que colocó la Policía Local para rodear la maltrecha pared luce en el suelo desde el pasado jueves, cuando a algún gamberro le daría por tirarla.

Desde la Asociación del Centro Histórico vuelven a pedir al Ayuntamiento que actúe ante el serio peligro de derrumbe completo que presenta, toda vez que además, afirma su presidente, Alejandro González, este pasado fin de semana ha habido jóvenes que han practicado botellón en este lugar.

Desde el colectivo vecinal afirman que hace tres años, cuando se cayó parcialmente parte del muro, el inmueble pertenecía a una bodega sanluqueña, desconociendo en la actualidad a quién pertenece, pues ha cambiado de manos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído