La plaza Belén dirá adiós antes del verano a su 'zona cero' tras casi década y media

alcaldesa_visita_obras_pza_belen_04
alcaldesa_visita_obras_pza_belen_04

La alcaldesa anuncia que tanto la reordenación del solar donde se iba a construir la Ciudad del Flamenco como de sus calles adyacentes reabrirán a peatones y tráfico en "mayo o junio". Un auditorio al aire libre y un espacio público para eventos convivirán con nuevas iniciativas privadas, como un futuro hotel en Doctor Lillo.​

La alcaldesa, Mamen Sánchez, junto a los tenientes de alcaldesa Francisco Camas, Laura Álvarez y José Antonio Díaz, ha visitado las obras de reordenación de la plaza Belén, un proyecto “de gran importancia dentro de la apuesta del gobierno municipal por la regeneración del centro histórico”,  que tiene como objeto la recuperación de un espacio público clave para impulsar la dinamización sociocultural de la zona. Las obras, que dieron comienzo el pasado mes de agosto, marchan a buen ritmo y se encuentran ejecutadas en un 65 por ciento, según ha señalado la alcaldesa, estando previsto que finalicen sobre el mes de mayo o junio. De esta manera, la plaza y sus calles adyacentes volverán a ser transitables en su totalidad después de 13 años cortadas por las fallidas obras de lo que iba a ser la Ciudad del Flamenco.

Durante su visita, Mamen Sánchez, que ha estado acompañada también por técnicos de la Delegación de Urbanismo y responsables de la empresa que ejecuta el proyecto, ha señalado que estamos ante una obra “que hará posible que esta emblemática plaza se transforme en un lugar de encuentro, con espacios para el esparcimiento, el ocio y la cultura”, convirtiéndose también “en un lugar de referencia para los futuros Museos del Flamenco y de Lola Flores”. Con un presupuesto de alrededor de un millón de euros, las obras están siendo ejecutadas por la empresa Gyocivil (Gestión y Ejecución de Obra Civil SAU), y consisten en la reordenación, regeneración y recuperación de una superficie global de alrededor de 9.600 metros cuadrados, que comprende la plaza en sí y las calles aledañas que se encontraban en muy mal estado e impracticables, y que después de más de una década van a poder reabrirse nuevamente a la circulación, tanto de vehículos como de peatones.

Durante su visita, la alcaldesa ha subrayado que el objetivo del gobierno es que la recuperación de esta plaza se convierta “en un revulsivo para la dinamización del centro histórico de Jerez, y creemos que se va a cumplir”. En este sentido, ha destacado que, a la intervención que está acometiendo el Ayuntamiento para dinamizar esta zona, se une la iniciativa privada con la próxima construcción de un edificio de uso hotelero en una finca de la calle Doctor Lillo, cuya edificación actual en desuso comenzará a demolerse esta misma semana, tal y como ha anunciado. “Nosotros también estamos poniendo nuestro granito de arena y queremos adecentar solares municipales de este entorno, y esperamos que los contactos que vamos a mantener con la empresa privada que tiene propiedades sin uso en este entorno den sus frutos para que sigamos sumando esfuerzos”. 

La alcaldesa ha agradecido tanto a los técnicos de la Delegación de Urbanismo como a la empresa adjudicataria el trabajo que se está haciendo en la plaza Belén, “son conscientes de lo que supone este proyecto para el centro de Jerez y están poniendo todo su empeño y esfuerzo para el buen desarrollo de las obras”. 

Un auditorio y espacios multiusos

Como ha explicado el jefe del Departamento de Urbanización de la Delegación municipal de Urbanismo, y director técnico de las obras, Fernando Bueno, la plaza Belén va a contar con espacios de distintos usos, destacando en primer lugar “un auditorio al aire libre para una afluencia de unas 250 personas; se crearán también varias zonas diferenciadas, como son un gran espacio para actividades múltiples donde se podrán instalar carpas o ferias, según las necesidades. También contará con una zona de arboleda y sombras combinadas con áreas de juegos biosaludables y un  parque con juegos infantiles”.

Asimismo, se construirá también una gran escalinata a continuación del graderío del auditorio que comunica la plaza Belén con la calle Luis de Isasi. Por otra parte, la solería que se está instalando en la zona central de la plaza plaza es “de adoquinado de hormigón envejecido, mientras que en el resto, se instalará adoquín combinado con losas de granito rosa”. El proyecto contempla también la reforma completa de las calles perimetrales de la plaza, como son Barranco -”donde se conservarán los aparcamientos y el acerado y se instalará un pavimento que reduzca la contaminación acústica”-, Doctor Lillo, San Honorio, Jesús de las Tres Caídas, Rompechapines y Luis de Isasi, “en las cuales se proyecta una reforma integral debido a su actual estado de deterioro, y contarán con un pavimento continuo, protegiendo con un bolardo la zona circulatoria y favoreciendo la circulación del peatón”, ha explicado Fernando Bueno. 

Estas obras contemplan, además, la ejecución de las infraestructuras de servicios básicos, alumbrado público con tecnología LED, redes de saneamiento, dotación de abastecimiento y riego, así como mobiliario urbano y fuentes bebedero acordes con el entorno del centro histórico en que se ubican. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído