La nueva normalidad del PP de Jerez tras la 'resaca' del 'caso Saldaña'

El suceso con su coche le ha puesto en la diana incluso a nivel andaluz, pero la decisión es la del silencio

Antonio Saldaña, portavoz del PP, durante un pleno. FOTO: MANU GARCÍA
Antonio Saldaña, portavoz del PP, durante un pleno. FOTO: MANU GARCÍA

El PP de Jerez vuelve a la normalidad. La nueva normalidad de la que habla el Gobierno es esa en la que nada tiene de normalidad, pero se trata de que sea algo así. Un proceso similar vive políticamente el entorno popular tras el suceso protagonizado por Antonio Saldaña, cuando fue pillado por la Policía Local triplicando la tasa de alcohol permitida y golpeó tres vehículos al aparcar cerca de su casa.

En un pulso entre la dirección del PP de Jerez y el provincial, ganó Saldaña en tanto que perdió la portavocía de Diputación (incluyendo su asignación económica, muy superior a la municipal) pero mantuvo su acta poco después de que en un giro rocambolesco con comunicado del provincial incluido, se le pidiera su cese y se le perdonara posteriormente.

Ahora, cuando se cumple una semana de aquella aciaga tarde, el PP ha retomado su actividad como si nada hubiera pasado. De hecho, se envían comunicados de prensa, se dan posiciones políticas sobre asuntos municipales, y nadie hace mención oficial en Jerez de lo ocurrido. De hecho, fue el provincial el que dictó la sentencia y luego el perdón. Nada desde el grupo municipal y nada desde las siglas.

En el PP hablan del Circuito, dan el pésame por la muerte del alcalde Jesús Mantaras... Pero ni siquiera se entra en disputas sobre los continuos golpes que lanzan el resto de partidos. Principalmente, los socialistas. El teniente de alcaldesa José Antonio Díaz le ha llamado "político borracho"; el partido ha deslizado que no han cortado su cabeza en el PP porque estaría dispuesto a contar cosas sobre el caso Gürtel... Y nada. Saldaña, uno de los concejales que más a gusto se ha despachado en los plenos de los tres últimos mandatos entrando en rifirrafes, mantiene su silencio. Uno de los últimos golpes, el del ex alcalde Pedro Pacheco, que se ha referido a él, con su estilo propio, como "el del amontillado".

El PSOE a nivel andaluz apunta a Moreno Bonilla, al que pide que "de forma inmediata ejerza su autoridad como líder del PP andaluz y deje de amparar con su silencio comportamientos delictivos". "Muchos nos tememos que este silencio cómplice del presidente Moreno tenga algo que ver con los favores que le debe al señor Saldaña, es incomprensible la tibieza de Moreno Bonilla, a no ser que detrás de todo haya un acuerdo por el silencio de su compañero". Y va a más, como ejemplo de que se ha convertido en diana de la batalla entre los dos partidos a nivel andaluz. "Se está hablando del mismo señor que puso en marcha en Jerez una campaña de cupones con el logotipo del PP para cambiar por barras de pan a través de Cáritas, que fue imputado por supuestas irregularidades en la intervención municipal del servicio de autobuses urbanos Amarillos, y el mismo que ha aprovechado la crisis del coronavirus para repartir mascarillas y monos de protección con el logotipo del PP".

En sus redes sociales, además de dirigir un mensaje de apoyo personal a una persona de su entorno, la única publicación fue poco antes de conocerse la decisión última del provincial de mantenerle. Fue un y sin embargo se mueve, las últimas palabras de Galileo ante el tribunal que le juzgaba por decir que la tierra no era el centro del Universo. Un gesto que viene a significar mantenerse en la propia convicción a pesar de las piedras del camino.

Desde la dirección provincial, fuera de micrófono, los populares creen que mediáticamente gestionó muy mal la situación. Sin embargo, no es menos cierto que un comunicado A de madrugada seguido de un comunicado B 48 horas después para corregir la posición primera, no fue mejor. La solución es la de extremo silencioso, fuera de cualquier ruido mediático. Por lo pronto, salvo sorpresa, fuentes explican que no existe intención alguna de hablar. Ni el afectado ni nadie de su círculo, es decir, del grupo municipal. Apenas se ha limitado a agradecer los ánimos públicos en sus redes. Y así seguirá.

En las próximas refriegas políticas que vengan, es más que asumible que le sacarán el asunto repetidas veces. No hay plan B. Antes o después, tendrá que referirse a ello. La primera cita a la que está convocado es al pleno municipal de mayo, el día 28. Será justo dos semanas después del suceso. Será presencial. Para entonces, el PP tendrá que tomar decisiones sobre si recupera la portavocía en el pleno o si mantiene a Antonio Montero, que es el concejal liberado actualmente. El tiempo hablará. En parte, con este silencio, parece que todo se mueve, menos Saldaña.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído