nos-importas-jerez.jpg
nos-importas-jerez.jpg

Lorenzo Hinojosa, responsable de Nos Importas Jerez, irá desde Jerez a Santiago de Compostela para recaudar fondos que destinará a comprar comida.

Una locura. Es lo que dice Lorenzo Hinojosa que cometerá el próximo mes de agosto, cuando emprenderá el camino hacia Santiago de Compostela desde Jerez, ciudades separadas por casi 900 kilómetros, para recaudar fondos para el comedor social Nos importas Jerez, gestionado por la asociación Solidarios Estella del Marqués, que gestiona desde septiembre de  2015. Lorenzo llevaba tiempo con el “gusanillo” de hacer el camino de Santiago y hace poco se le ocurrió que podía aprovecharlo también para luchar porque “no le falte un plato de comida a nadie”.

En el comedor social Nos Importas Jerez, ubicado en la calle Juana Jugán de Madre de Dios, atienden actualmente a unas 40 personas, aunque rozarán las 60 cuando varios marroquíes que acuden a las instalaciones terminen el Ramadán. “Aquí damos dos platos diarios, más postre y café durante cinco días a la semana”, relata Lorenzo, quien asegura: “Doy mi vida por esto”. Junto al equipo de voluntarios que lo ayuda, y a la financiación de la Fundación Kalonge —con sede en Alemania—, mantiene el servicio que presta, aunque ya piensa en ampliarlo: “Me encantaría dar también la cena”.

Lorenzo pretende iniciar el camino hacia Santiago el 5 de agosto y, con la ayuda de un voluntario que lo acompañará con la furgoneta de la asociación, ir recorriendo etapas hasta llegar a la capital gallega. “No tengo prisa, haré algunas andando y otras corriendo”, señala, y calcula que tardará unas 180 horas en recorrer los casi 900 kilómetros que se ha propuesto hacer a pie. “Lo voy a hacer porque me sale del alma y porque no le falte un plato de comida a nadie”, dice Lorenzo, que pide la participación de la ciudadanía para poder recaudar lo máximo posible para los beneficios del comedor social Nos Importas Jerez.

Durante el trayecto grabará vídeos en directo a través de redes sociales y relatará los pormenores de una travesía que promete ser “muy dura”. “Es un reto personal pero conlleva una acción solidaria”, explica Hinojosa, que anuncia que ya tiene varios patrocinadores, pero busca algunos más “para poder llenar los arcones del comedor”. “¿Qué sería de este mundo sin locos con propósitos que merezcan la pena?”, se pregunta el propio Lorenzo en redes sociales.

“La ayuda va llegando, pero no como a mí me gustaría”, confiesa Lorenzo, en la que es una de las causas de su decisión, tras dos años viviendo y conociendo historias muy duras: “Ahora viene al comedor una pareja de 19 años, él de Galicia y ella de Colombia, que duermen en el albergue pero los echan a las ocho de la mañana. ¿Qué hacen todo el día en la calle? Por lo menos aquí sé que comen”. Él, dice, tiene su momento “más feliz del día” cuando se reúne con los beneficios del comedor junto a la máquina de café que tiene: “Para mí esto es mi vida”.

Las empresas o particulares que quieran colaborar con la causa pueden hacerlo llamando al teléfono 665 128 540.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído